Qué hacer si Hacienda aún no me ha devuelto el dinero de la declaración de la Renta

Qué hacer si Hacienda aún no me ha devuelto el dinero de la declaración de la Renta

Una oficina de la Agencia Tributaria.
| Eduardo Parra

Lo más corriente es tener el dinero en la cuenta entre una y dos semanas después de haber presentado la declaración, pero... ¿qué pasa si este tiempo se dilata?

Para la inmensa mayoría de los contribuyentes con declaración negativa, la devolución de este dinero es una importante prioridad, si cabe aún más con las posibles reducciones de ingresos por las repercusiones de la crisis derivada de la pandemia, o por la pérdida de poder adquisitivo ligada al aumento de la inflación.

Todo ello se ha visto reflejado en el enorme volumen de declaraciones que se presentaron en los primeros días. En la mayoría de los casos, esta devolución se ha tramitado de forma rápida. Lo más corriente es que el contribuyente tenga el dinero en la cuenta entre una y dos semanas después de haber presentado la declaración, pero... ¿Qué pasa si este tiempo se dilata?

Consulta el estado de tu declaración

En realidad, el límite para esta devolución es elevado, de hasta seis meses, por lo que debería entregarse dentro del año en curso (hasta el 31 de diciembre). Sin embargo, lo cierto es que la Agencia Tributaria puede hacerlo después del 1 de enero. Eso sí, en este caso, desde ese momento si tendrá que abonarte intereses de demora que, para la declaración de la renta 2021 es del 3,75%.

Esta cantidad no suple el perjuicio que para muchas economías familiares causa no cobrar la declaración de la renta y, por ello, el primer punto fundamental está en saber por qué no se ha producido esta devolución que en la mayoría de los casos es rápida.

De la misma forma que hemos accedido al borrador de la declaración (número de referencia, certificado digital o Cl@ve PIN) podemos consultar el estado de la tramitación. Esta es la clave, ya que la mayoría de los retrasos se deben a que se está revisando algún punto de esta.

Por ello, como regla más común, aquellas declaraciones que incluyen los datos que tiene la Agencia Tributaria y no se modifican (generalmente las más sencillas y basadas en ingresos de trabajo) se tramitan antes que otras más complejas como las de los autónomos o que tienen ganancias patrimoniales por ventas de activos financieros o inmobiliarios.

También puntos que pueden demorar la declaración pueden ser la no inclusión de datos como subvenciones recibidas (las percibidas por programas de compras de vehículos son un claro ejemplo) o simplemente porque hemos hecho alguna modificación sobre estos datos.

Esto no significa que tengamos que asumir que todos los datos de la Agencia Tributaria son los correctos, pero sí que hay que tener la justificación en caso de duda.

Si a la hora de consultar la declaración vemos el mensaje: “Su declaración se está tramitando”, no tendremos aún información si hay alguna discrepancia, pero si ya vemos el mensaje “Su declaración está siendo comprobada” si nos lo indica, es en esos casos cuando podemos anticiparnos para solucionarlo.

Proporcionar información

Que la declaración esté siendo comprobada no significa que vaya a existir un requerimiento, en muchas ocasiones coteja otros datos y puede darle el visto bueno sin requerir más información.

En otros casos, si la discrepancia si requiere que proporcione más información, la Agencia Tributaria te lo comunicará por vía electrónica y correo certificado (en los ciudadanos este último punto es obligatorio) cualquier requerimiento de información.

Pero hasta que este llega, si ya conocemos que se está realizando una comprobación podemos personarnos y ofrecer nuestra colaboración. Para ello, hay que pedir cita en la página web de la Agencia Tributaria, no en cita de la renta, sino en cita general, en la que como primer paso solicitaremos más información.

Normalmente en la primera cita conoceremos el por qué de la demora y en una segunda podremos aportar información que aclare la discrepancia.

Proporcionar los datos no garantiza siempre acelerar el proceso de devolución, pero en muchos casos si se consigue. En todo caso si ayuda a ponerse al día con la Agencia Tributaria en caso de discrepancias mostrando siempre el interés del ciudadano por solventar cualquier tipo de diferencia.