El Gobierno aprueba el rescate de Celsa y otras cinco empresas más por un total de 721 millones de euros

El Gobierno aprueba el rescate de Celsa y otras cinco empresas más por un total de 721 millones de euros

La plantilla de Celsa Atlantic protagoniza una concentración ante el riesgo que corren 135 puestos de trabajo.
| Kiko Delgado

Son las últimas operaciones autorizadas por el Gobierno con cargo al fondo de la SEPI que finaliza el próximo 30 de junio | En total, se han realizado un total de 30 operaciones por valor de más de 3.255 millones de euros, el 50% de lo solicitado

El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión de este martes el rescate de Celsa, por 550 millones de euros, y de otras cinco empresas que suman un total de 721 millones de euros con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), según ha informado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa. Además de la empresa catalana, el Gobierno ha autorizado una ayuda de 40 millones de euros a Isastur, grupo de empresas especializadas en proyectos 'llave en mano', principalmente en el sector de la energía, y Vivanta, especializada en salud bucodental; 35 millones de euros para el grupo de ingeniería y construcción Imasa, y 31 y 25 millones para las hoteleras Meeting Point y Blue Sea, respectivamente.

Son los últimos rescates aprobados por el Ejecutivo antes de que finalice el marco europeo que posibilita estas ayudas el próximo 30 de junio y se suma a las ya autorizadas para Air Europa, Ávoris Corporación Empresarial, Plus Ultra Líneas Aéreas, Duro Felguera, Tubos Reunidos, Rugui Steel, Hotusa, Grupo Airtificial, Grupo Serhs, Reinosa Forgings & Castings, Grupo Losán, Grupo Soho Boutique Hoteles, Grupo Abades, Técnicas Reunidas, Grupo Wamos, Eurodivisas, Grupo Ferroatlántica, Grupo Abba, Grupo Inversor Hesperia, Grupo Julià, Grupo Mediterránea, Air Nostrum, Volotea y Grupo Vicinay Marine.

En total, se han realizado 30 operaciones por valor de más de 3.255 millones de euros, el 50% de los casi 5.370 millones de euros solicitados. Entre las compañías que se han quedado fuera destaca Ezentis, cuyas acciones caen un 25% en bolsa después de conocer que la SEPI ha desestimado su petición de rescate de 70 millones de euros. Este rechazo se debe, según explicó Ezentis a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a que el plazo de alegaciones al expediente propuesto por la SEPI hace "inviable" que éste se pueda aprobar antes del 30 de junio. Según la SEPI, la solicitud de Ezentis "no reúne ciertos requisitos de elegibilidad que son precisos para el otorgamiento de fondos".

Mientras que el caso de Abengoa se mantiene "pendiente de resolución", según ha informado la ministra portavoz, aunque las posibilidades de que salga adelante son mínimas a tenor de las conclusiones del informe de la SEPI, en el que los asesores jurídicos y financieros dudaban de la viabilidad de la compañía, así como de la posibilidad de que pudiera devolver el dinero público. Si bien, en términos estrictamente administrativos, el expediente todavía no está resuelto, a la espera de las alegaciones de la compañía a ese informe.

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dotado con un total de 10.000 millones de euros, fue aprobado por el Gobierno en julio de 2020 con el objetivo de aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional. La prórroga acordada por la Comisión Europea amplia el campo de aplicación del Marco Temporal de ayudas estatales hasta el 30 de junio de 2022.

Rescate a Celsa

El rescate a Celsa es el mayor de los aprobados durante este tiempo por el Ejecutivo. En total, 550 millones de euros, canalizados a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 280,5 millones de euros y otro ordinario de 269,5 millones. Dado que el importe del préstamo participativo es superior a 250 millones de euros, ha sido necesaria la autorización por parte de la Comisión Europea antes de su elevación al Consejo de Ministros.

Celsa España es un grupo netamente exportador, ya que destina más del 60% de las ventas de sus plantas españolas al exterior, que ha visto como la pandemia le generó caídas en sus mercados naturales del 25% en 2020, año que arrojó un resultado negativo de 364 millones de euros, según explica el Gobierno en un comunicado. En España, la compañía emplea directamente a 4.500 profesionales y genera más de 33.000 puestos de trabajo en total (directos, indirectos e inducidos).