La sombra del play-off crece tras nuevas tablas Nepo-Carlsen en la quinta

El ruso y el noruego firmaron el empate en el movimiento 43 y siguen empatados a 2,5 puntos

Nepo arrancó con blancas y se mantuvo fiel a la apertura española

Nepo (izquierda) y Carlsen (derecha), durante la quinta partida del Mundial de ajedrez
Nepo (izquierda) y Carlsen (derecha), durante la quinta partida del Mundial de ajedrez | EFE

La sombra de un desenlace del Mundial de Dubai mediante el desempate a partidas rápidas comienza a cobrar forma después de las nuevas tablas, registradas este miércoles en la quinta a ritmo clásico entre el campeón mundial de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, y el aspirante ruso Ian Nepomniachtchi.

Superado el primer tercio del "match", que se disputa en el marco de la Expo Universal de Dubai, las cinco partidas han acabado con el mismo resultado de empate, fruto de la exhaustiva preparación de los jugadores con la ayuda de las imbatibles computadoras.

La sucesión de tablas en todas las partidas de ritmo lento ya ocurrió en el encuentro anterior por el título, en el que Carlsen expuso su corona ante el estadounidense Fabiano Caruana en 2018. Tanto este último como el anterior duelo por el título, contra el ruso Sergey Karjakin, se resolvieron en el desempate.

Por tercera vez con la iniciativa de las piezas blancas, Nepo se mantuvo, en esta quinta partida, fiel a la apertura española y Carlsen no tuvo ningún reparo en adentrarse en ella, aunque eligió una línea poco frecuente con 8...Tb8.

La posición adoptó una estructura simétrica de peones en la que el ruso tenía más espacio y el campeón se veía resignado a mantenerse en una actitud pasiva, jugando las opciones más sólidas para no cometer un error estratégico que pudiera precipitar su derrota.

El juego discurrió por cauces tranquilos, aunque el campeón ya dijo que la tensión psicológica se dispara a medida que se suceden las tablas.

Carlsen consumió, en el medio juego, mucho más tiempo que su adversario para profundizar en la esencia de la posición, pero el reloj los fue igualando poco a poco. El módulo señaló siempre igualdad con la ligerísima ventaja de la iniciativa que Nepo nunca declinó.

En un final de torre, caballo y alfil del mismo color, con cinco peones por bando, los contendientes tenían la obligación de seguir jugando hasta alcanzar el primer control de tiempo (2 horas para los 40 primeros movimientos), ya que el reglamento prohíbe acordar tablas antes de ese punto.

El reparto del punto se acordó en la jugada 43, después de poco más de tres horas, y el marcador refleja ahora un empate a 2,5, antes de la segunda jornada de descanso. El viernes, en el sexto juego, Carlsen tendrá la iniciativa de las piezas blancas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil