Sport.es Menú

Sandor Martín, el Mayweather catalán

Sandor Martín
Si gana mañana a Mizsei, Sandor Martín entrará en el Top 10 mundial y será aspirante oficial al título europeo de la EBU | sport

Sandor Martín es el más puro ejemplo del famoso dicho castizo "de casta le viene al galgo".  Su padre y entrenador, Rafa, dirige desde hace lustros el emblemático gimnasio barcelonés 'KO Verdún' y boxeó durante años; su madre, Inma, es distribuidora de artículos de boxeo y ya tienen su propia marca, Ray Sugar.

David Rubio

El caso es que Sandor mamó el boxeo desde niño y no tardó en despuntar ante niños mayores. Practicó varias modalidades antes de centrarse en el boxeo y empezar a destrozar registros.

Nacido el 22 de agosto de 1993, 'Arrasandor' logró el título español amateur junior superligero con 17 años recién cumplidos y debutó como profesional justo tras cumplir la mayoría de edad.

El 6 de julio de 2013 se enfundó ante Dani Rasilla el cinturón español profesional superligero con solo 19 años, 10 meses y 14 días (el más joven de siempre en ese peso). Si lo comparamos con el mejor púgil español de las últimas tres décadas, Javier Castillejo debutó como profesional con 20 años.

Tras defenderlo con éxito ante  Natxo Mendoza, el barcelonés se convirtió en el primer español campeón mundial junior WBO derrotando al georgiano Mikheil Avakyan y el 19 de abril venció al italiano Samuele Esposito para ser también el campeón español más joven de la Unión Europea.

Sandor será mañana la estrella de la velada que se disputará en el Bon Pastor (18.00 horas) con entradas disponibles en la que expondrá su título de la UE y disputará el Mundial júnior WBC ante el húngaro Gyorgy Mizsei Jr. (22 victorias y 15 derrotas). Sandor presenta un palmarés casi inmaculado con 24 triunfos (8 por KO) y una derrota, muy discutida, ante el galo Alexandre Lepelley.

Ese tropezón lo sumió en una etapa difícil que terminó con dos sesiones de guantes en Canarias en las que tuteó al mísmísimo Kell Brook, uno de los mejores boxeadores del mundo libra por libra y un  peso por encima de él. Eso le dio una confianza brutal.

Si gana, será aspirante oficial al título europeo de la EBU (el que acaba de lograr Juli Giner en el superpluma) y se colará entre los 10 primeros del mundo (es el 28 en ‘boxrec’). El catalán solo tiene 22 años y el más joven en el ‘Top Ten’ universal es el estadounidense Amir Imam (7º, 25 años).

“Estoy al 200 por 100. Es una pelea vital por lo mucho que hay en juego ante un rival complicado que lleva muchas peleas ante gente de nivel”, asegura Sandor con su habitual mezcla de descaro, tranquilidad y confianza.

Salvando las distancias, su estilo recuerda al de Floyd Mayweather. El barcelonés es un maestro de las esquivas, se mueve como una gacela en el ring mientras coloca sus golpes con una precisión matemática y va minando a sus rivales.

En cada pelea se puede apreciar su crecimiento y en su horizonte cercano están marcados el título mundial y... cruzar el ‘charco’ a Estados Unidos, algo que podría suceder en 2016.

Sandor también rompe los falsos clichés asociados al boxeo. Además de entrenarse cada día, estudia Ciencias del Deporte en Barcelona y da clases de boxeo. Al igual que dentro del ring, la realidad competitiva lo ha obligado a madurar antes de tiempo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil