Sport.es Menú

Premio al Mejor Deportista Masculino: Marc y Àlex Márquez

Tras protagonizar una temporada de '10', los campeones del mundo de MotoGP y Moto2 comparten premio

Este año los Márquez se convertirán en los primeros hermanos compañeros de box en la clase reina del Mundial

Los Márquez para para SPORT en la Festa del lesport catalá | Angels Fàbregues / Laia Cervelló

Imposible separarles. Marc y Àlex Márquez comparten este año el premio al Mejor Deportista Masculino que otorgan la UFEC y el diario SPORT.  Y no es por capricho. Los dos hermanos de Cervera han sellado la temporada 2019 con sendos títulos de campeones del mundo en sus respectivas categorías y el próximo año compartirán box en el Team Repsol Honda. 

Marc, de 26 años, ha sumado su sexta corona en la clase reina de MotoGP (octava en total) y Àlex, de 23, se ha alzado con su segundo título mundial en Moto2. Un éxito rotundo que le ha permitido reivindicarse y además ha resultado clave en su futuro, ya que en 2020 dará el salto a la máxima cilindrada con la Honda de fábrica. Ambos han hecho méritos de sobra para adjudicarse el premio al mejor deportista del año y nuestro jurado ha decidido recompensarles por partida doble.

El caníbal

Marc Márquez se ha consagrado como la máxima estrella del Mundial. En 2019 rayó la perfección: ganó 12 de las 19 carreras disputadas y excepto su caída en Austin, subió al podio en todos los grandes premios, proclamándose campeón con cuatro pruebas de anticipación y terminando con 151 puntos de ventaja sobre su directo rival  Andrea Dovizioso. 

El ‘93’ llegó al Mundial en 2008 con 15 años, estrenó su palmarés de campeón en 2010 con el título de 125cc, se alzó también con el de Moto2 en 2012 y desde que dio el salto a MotoGP, se ha coronado en  2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019. Convertido ya en leyenda, acumula récords de precocidad y se ubica en el Top 10 de todas las estadísticas (títulos, victorias, podios, poles y vueltas rápidas). 

Ya es el sexto piloto con más títulos mundiales de la historia (en todas las categorías), precedido por Giacomo Agostini (15), Angel Nieto (13), Mike HailwoodValentino Rossi Carlo Ubbiali (9). En la máxima cilindrada solo tiene por delante a Agostini, con 8 mundiales, y a Rossi, con siete. Alcanzar la marca del astro italiano en 2020 le estimula, sin duda, pero Marc va mucho más allá: su combinación de juventud y experiencia le permitió arrasar en su última campaña y este año parte nuevamente como indiscutible favorito.

Máxima presión

Marc asume su rol con naturalidad y ahora mismo está centrado en llegar al cien por cien a los primeros test de pretemporada, en Sepang (7-9 febrero). En diciembre se operó del hombro, repitiendo el guión de 2018, aunque esta vez confía en acortar los plazos de recuperación para estar a tope en la carrera inaugural en Qatar (8 marzo).

Todas las miradas estarán puestas en el campeón. Marc será un año más el hombre a batir. Pero a su lado, el debut de su hermano Àlex despierta también una enorme expectación. 
El menor de los Márquez ha aceptado el desafío que implica pilotar la Honda oficial y la misma moto que el campeón. “No puedes decir ‘No’ a una oportunidad como esta”, asegura Àlex, consciente de que será un año de aprendizaje pero también de máxima presión.

Está tranquilo. Le avala una magnífica última temporada en Moto2. En 2019, arropado por la familia del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS, Àlex ha sabido exprimir su talento para ofrecer un gran rendimiento y encadenar 5 victorias, 10 podios y 6 poles camino de su segundo título mundial, el primero en la cilindrada intermedia, cinco años después de coronarse en Moto3.

Desde su estreno en el Mundial, Àlex ha sabido canalizar con generosidad la pesada ‘losa’ que supone ser el hermano de Marc Márquez. Ahora, con dos títulos en su palmarés y a punto de comenzar su aventura en MotoGP, el ‘pequeño’ de los Márquez siente que brilla con luz propia. La pasada temporada trabajó muy duro para salirse con la suya en una categoría, Moto2, tan espectacular como complizada. 

En 2020 el desafío es mayúsculo. Crutchlow, Pedrosa, Lorenzo... todos los que han pilotado la Honda coinciden en que es una moto difícil, a la medida del campeonísimo Marc Márquez. Àlex lo sabe. Y también que tiene solo un año de contrato para demostrar su valía. Hoy es un día para reconocimientos, para disfrutar de su premio. Después abordará una temporada histórica, en la que por primera vez dos hermanos serán compañeros en MotoGP.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil