"Los cinco Tours los gané con colesterol"

indu
| sport

Se apunta a todas las campañas solidarias que hay en el planeta…. 

Sí, hago muchas, pero es imposible complacer a todo el mundo. 

Vamos a ver. ¿Usted tiene colesterol? 

Sí, era imprescindible para hacer la campaña. Era una de las condiciones básicas. Y la otra, no mentir. Siempre he tenido colesterol, incluso cuando corría. 

¿Me está diciendo que ganó todo lo que figura en su palmarés, Récord de la Hora incluido, con esta lacra? 

Sí, igual tenía bastante más en invierno, pero es así. Gané los cinco Tours con colesterol. Unas veces estaba más alto y otras menos, pero durante toda la vida me ha acompañado. 

¿Y ha tenido problemas de corazón? 

No, que va, pero eso formaba parte de la campaña. 

¿Y Parkinson? 

Mi padre lo padeció. Por eso también colaboro con ellos.

Y también se habrá llevado algún susto sobre una bicicleta, porque apoyó una campaña de seguridad vial...

Sí, me pasaba todo el día en la carretera. De lo que se trataba era de concienciar a la gente. 

Es el mejor embajador de Navarra en el mundo. De hecho es más conocido que los espárragos. En serio, debe de estar muy orgulloso. 

Bueno, sí, he estado en veinte mil historias y con la crisis las ONG aún me llaman más. Pero no llego a tanto. Todo esto me roba muchas horas y cada vez me cuesta más viajar. Intento que las campañas sean institucionales.

¿También organiza una marcha, el Gran Premio Indurain y trabaja con su Fundación para deportistas de élite de Navarra? 

No puedo con todo. Pongo mi nombre y colaboro. Mi compromiso pasa por abrir puertas, patrocinios... 

Está regresando al ciclismo... 

Nunca me he ido. Procuro promocionarlo porque este deporte me lo dio todo. 

¿Cómo ve a su hijo, Miguel, como un profesional de ADE (Administración de Empresas) o un ciclista?                 Difícil lo tiene en los dos campos. 

Me han ‘soplado’ que es un buen estudiante. 

Sí, pero una cosa es ser bueno en los estudios y otra trabajar. Como ciclista lo tiene difícil porque no hay muchos equipos para ganarse la vida. Yo no voy a influir en sus decisiones. Dependerá de él, de sus ilusiones, de su fuerza. 

Es su tercer año como amateur y llegará un momento que tendrá que elegir... 

Los chavales que quieren ser ciclistas lo tienen muy difícil. En mi época había de ocho a diez equipos y tenías una salida. Ahora, con la excepción de Movistar y Caja Rural, en el resto no puedes seguir hacia adelante y ganarte la vida.

¿No sería posible, hoy, ahora, otro milagro como el de Reynolds? 

No, olvídate. Estamos en un ciclismo globalizado donde los costes son muy altos. Ya ni Banesto tendría sentido. Solo una multinacional que tenga intereses desde Australia a China puede montar una estructura profesional. Es una pena que estos chicos puedan malograrse. 

¿Se atreve a decir que Landa llegará a ganar una gran prueba por etapas?

No. No es la primera vez que un corredor no puede asimilar la responsabilidad y se viene abajo. Hay ciclistas que son mejores cuando hay alguien detrás.

De Valverde, Landa, Contador o Purito, ¿a quien ve con más posibilidades para ser campeón olímpico?

El recorrido es muy duro, pero Purito lo lleva metido entre ceja y ceja. Sería un buen colofón a una carrera. 

Cuénteme un secreto. De sus victorias en el Tour, ¿con cuál se queda?

Con la primera. Fue muy especial, la más intensa, pero también la que menos disfruté. Yo ya había vivido el triunfo de Perico, pero en aquel Tour me llevaban mareado por la tensión y los nervios. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil