II Gala Woman&Sport - Premio Woman Sport: Lydia Valentín

II Gala Woman&Sport - Premio Woman Sport: Lydia Valentín

Lydia Valentín, Premio Woman SPORT
Lydia Valentín, Premio Woman SPORT | SPORT

La deportista española tiene tres medallas olímpicas, una de cada color

La de oro de Londres 2012 y la plata de Pekín 2008 las recibió muchos años después... sus rivales se habían dopado

Nació en Ponferrada hace 37 años y se ha consolidado año tras año como una de las mejores deportistas españolas de la historia. Poseedora de tres medallas olímpicas, una de cada color, Lydia Valentín recibió el Premio Woman&Sport 2022, un galardón más que merecido para esta halterófila que domina su deporte a nivel mundial.

Lydia posee el tercer mejor palmarés olímpico de un deportista en activo de España compitiendo en halterofilia, una disciplina deportiva poco común en este país. Con tres medallas olímpicas, cuatro en los mundiales y doce en los europeos, su irrupción ha provocado un ‘boom’ en la halterofilia española. 

Hoy, la deportista leonesa es ya aquel referente que todas las niñas necesitaban para dedicarse a este deporte mayormente practicado por hombres. Son muchas las jóvenes que tienen a Lydia como modelo ya no solo dentro de la halterofilia sino por sus valores en el deporte.

Ella abrió un camino que le ha llevado a éxitos que ni siquiera había soñado en sus inicios, pero a base de muchísimo trabajo, tesón, constancia y sacrifico Valentín logró escalar posiciones año tras año hasta que se subió a la atalaya de la halterofilia donde ha luchado contra sus rivales y contra muchísimas deportistas que optaron por el doping para conseguir medallas que posteriormente se las retiraron. Lydia fue muy perjudicada en este sentido.

Un galardón más que merecido

El premio Woman&Sport se otorga a una deportista que ha logrado con esfuerzo y constancia conseguir llegar al punto más alto, ya sea batiendo récords, consiguiendo el máximo palmarés posible en la temporada o logrando una hazaña memorable. Nada podría definir más a Lydia Valentín que esta descripción. 

Esfuerzo es una palabra que lleva tatuada en su mente desde que se inició en el deporte de alta competición. La haltera española sabe perfectamente que solo aplicando este valor en su vida conseguiría cumplir sus sueños uno a uno y lo ha conseguido. Todos se han convertido en realidad sobre todo el día que se proclamó campeona olímpica en Londres 2012 o el que consiguió la plata en Pekín 2008. Sin embargo, deportistas que se doparon para superarla le robaron uno de los mejores momentos para cualquier deportista, subir a lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos. En aquel momento fue quinta en China y la cuarta en Gran Bretaña. Sus medallas colgaron del cuello de rivales que habían hecho trampas.

Acabaron por fin en casa de Lydia, pero casi diez años después de la competición. Ella, haciendo honor a su personalidad, se limitó a agradecer que se hiciera justicia.

En Tokio se vio obligada a retirarse por una lesión en la cadera de la que todavía se está recuperando. El objetivo es estar al 100% de cara a París 2024.