Sport.es Menú

Gimeno: "Nadal cada día da sorpresas y siempre son agradables"

De todos los campeones españoles de Grand Slam, seguramente Andrés Gimeno y Rafa Nadal formarían la más 'extraña pareja'. No por ser totalmente opuestos, simplemente por la precocidad de uno y la tardanza del otro. Ambos saben lo que es ganar en la arcilla roja de París, pero mientras Rafa Nadal besaba la copa de los mosqueteros a los 19 añitos, Andrés Gimeno tuvo que esperar a rozar los 35 para conseguir el mayor éxito de su carrera deportiva.

Ese partido ante el francés Patrick Proisy (4-6, 6-3, 6-1 y 6-1) se quedó grabado en la retina de los aficionados españoles y, al igual que ahora lo es el manacorí, Gimeno se convirtió en ídolo nacional. Por eso Sport ha querido hablar con él para conocer que opina del 'fenómeno' Rafa Nadal. Y es que ni siquiera alguien tan metido en el mundo del tenis se acostumbra a sus hazañas.

"Este chico cada día da sorpresas, y siempre son agradables. La acaba de dar en Londres y las volverá a dar antes de que acabe la temporada", asegura Andrés Gimeno. Pero no se trata de hablar por hablar, los argumentos del barcelonés son sólidos. "No todo el mundo gana tres Roland Garros como los ha ganado él ni todos ponen el mismo empeño que él sobre una pista". La competitividad y la ilusión por mejorar de Nadal han conquistado a Gimeno. No en vano, en esto le recuerda a él. Su Roland Garros es un ejemplo. El ex tenista tuvo que esperar hasta 1972 - con 34 años y diez meses - y una final perdida en Australia para escribir su nombre en la historia del deporte nacional. Por eso y, porque su vida sigue siendo el tenis, Gimeno sabe que "ganará Wimbledon y también lo podrá hacer en Estados Unidos, incluso en Australia". Ya se sabe que "la fe mueve montañas" y de eso a Nadal le sobra. "Confía en sí mismo y no tiene miedo de arriesgar en el momento más importante y esa es la diferencia entre un gran campeón y el resto", destaca Gimeno.

Margen de mejora

Hace poco más de una semana, Rafa Nadal estuvo a punto de coronarse rey en la hierba de Wimbledon, pero se le escapó por poco y Gimeno ya le da "más opciones que a Federer" para la próxima edición. El barcelonés lo tiene muy claro. "En 2006 la final le llegó de forma inesperada. Pero este año sabía que quería estar en la final del domingo y se lo trabajó. Tuvo sus opciones y ahora ya sabe que él también puede ganar", opina Gimeno que, además, deja entrever el cariño que siente hacia Nadal al asegurar que "se merece ganar por la ilusión que tiene de triunfar en Londres y por todo el esfuerzo que le pone".

En cuanto al número uno, Andrés Gimeno también considera fundamental la diferencia de edad con el actual número uno. "Federer se cansará antes y a Nadal le quedará mucho tiempo para ser el número uno", sentencia Gimeno. Aunque también reconoce que el tenista balear necesita mejorar aún algunos aspectos de su juego, sobre todo "en el servicio y perder el miedo a la red. Debe ser más agresivo de la línea de saque para adelante". Si lo consigue y conserva su afán de superación, será "casi invencible".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil