Gerard Descarrega y Willow, un nuevo camino a Tokio 2021

El medallista paralímpico en 400 metros lisos y su perra guía han vuelto a la rutina después del confinamiento

El reto 16 de CaixaBank quiere poner en relieve la importancia de estos otros guías de los atletas paralímpicos

El atleta paralímpico Gerard Descarrega
El atleta paralímpico Gerard Descarrega | sport

Como buen 'millennial', la vida del atleta paralímpico Gerard Descarrega (Reus, 1994) queda reflejada en Instagram. Y allí se puede ver al medallista de oro en los juegos de Rio 2016 en 400 metros lisos en la categoría de ceguera local en la pista de atlestismo… con su perra guía Willow, una labradora de color negro. En la universidad, con Willow. De excursión, con Willow. En el metro, con Willow. Con su mujer e hija, y Willow. No cabe duda de que forman una pareja perfectamente coordinada, y que ella se ha convertido en una figura clave para que Gerard no solo lleve a cabo una vida normal, sino para que pueda aspirar a su gran reto: volver a subir a lo más alto del podio en los JJPP de Tokio que, finalmente, se celebrarán en el verano del 2021.

Xavi Datzira

Y aunque llegaba en buena forma y mucha ilusión, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos ha sido un alivio, porque durante los dos meses de confinamiento ha podido mantener la forma, pero ni mucho menos llevar un entrenamiento de alto rendimiento. De hecho, Gerard Descarrega y Willow estaban en Sevilla, donde vive su familia, cuando se decretó el estado de alarma, así que han pasado esta temporada en la capital andaluza. “Me mandaron desde la federación una cinta de correr y he estado realizando ejercicios físicos en la azotea. No ha sido lo óptimo, pero no me puedo quejar, especialmente si lo comparas con la situación general. Además, he podido dedicar más tiempo a hacer de padre”, comenta el atleta catalán, que desde esta semana ha vuelto a entrenarse en la Residencia Blume de Madrid.

BUENA PAREJA

Eso sí, si estar en casa puede haberse hecho duro para mucha gente, todavía más para una pareja tan acostumbrada al movimiento como Gerard y Willow, que están juntos desde enero del 2017. “Es brutal la manera que tiene de llevarme por todas partes, muy deprisa y esquivando todos los obstáculos”, comenta. De hecho, una de las claves para que funcione la relación entre la persona y el perro guía es que ambos compartan toda una serie de características. “Un perro lento y poco activo no hubiera sido adecuado para Gerard, y Willow es todo lo contrario. Es increíble ver lo rápido que se mueven juntos pero, a la vez, cómo la perra espera pacientemente junto a la pista de atletismo a que se acabe el entreno o la competición”, comenta Elisenda Stewart, que ha sido la instructora que ha llevado a cabo el seguimiento de ambos desde que Willow llegó de Rochester (Estados Unidos).

“Desde el primer momento, la conexión fue brutal y, aunque no está permitido practicar deporte con ella en la pista, nos encanta correr por la montaña”, asegura Gerard Descarrega. Un dato significativo que prueba el valor de los perros guía es que el atleta no había tenido ninguno hasta hace tres años y, a pesar de ello, pudo competir al más alto nivel en campeonatos de Europa y el Mundo, ganar la medalla de oro en Rio 2016 (tras quedarse ciego por completo a causa de una enfermedad degenerativa), viajar solo a Nueva Zelanda… Sin embargo, ahora no cambiaria a Willow por nada del mundo. “Forman un gran tándem”, asegura Stewart, que recalca la importancia de que los perros mantengan “el equilibrio emocional para poder dar lo mejor de sí”, a la vez que recuerda al resto de dueños que los canes “no entienden de distancia social”, así que se tiene que ir con cuidado en la desescalada.

En todo caso, Gerard y Willow afrontan ahora una nueva etapa, en la que se tienen que reprogramar los objetivos y el entrenamiento para llegar a tope a Tokio 2021. “Tendrá que ser poco a poco, para ir recuperando musculatura. Pero tenemos tiempo para prepararnos con calma y llegar a los juegos en plena forma”, concluye Descarrega.


Los otros guías

En los retos anteriores hemos conocido a los deportistas paralímpicos, sus rutinas, sus logros, sus valores y sus mayores apoyos dentro y fuera del terreno de juego. Familiares, entrenadores, y guías son pilares esenciales para un atleta. Sin embargo, todavía faltaba por descubrir uno de los ejes fundamentales más fieles escuderos de nuestros 'Inconformistas del Deporte'. Una pareja incondicional que les acompaña más allá de su vida deportiva: su perro guía. CaixaBank quiere dar a conocer ahora la labor que estos animales desempeñan para facilitar la vida de algunos de los deportistas, así cómo su historia, formación, curiosidades y detalles que hacen de éstos una pieza clave en la vida de aquellos que los necesitan para ser más autónomos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil