Sport.es Menú

Gisela Pulido: "Sería un sueño participar en París 2024"

La catalana ha sido campeona del mundo 'kitesurf' en diez ocasiones en la modalidad 'freestyle'

La 'World Sailing' aprobó en verano que sea olímpico, por primera vez, en los Juegos de París 2024

Gisela Pulido atendió a SPORT en exclusiva
Gisela Pulido atendió a SPORT en exclusiva | Bito Cels.

Gisela Pulido (Premià de Mar, 1994) es toda una leyenda viva en el mundo del 'kitesurf'. A sus 24 años, se ha proclamado campeona del mundo de la modalidad 'freestyle' hasta en diez ocasiones. La primera de ellas en 2004 cuando tan solo tenía 10 años entrando, de esta forma, en el premio Guiness de los récords como la campeona mundial más joven de la historia. Ahora, la catalana amplía horizontes y prueba también en el mundo del surf, mirando de reojo a los Juegos Olímpicos de París 2024, donde el 'kitesurf' será olímpico por primera vez en su historia.

La catalana de nacimiento y tarifeña de "adopción", que estuvo presente en la inauguración del nuevo 'skatepark' de Tarifa, financiado a través del programa de Becas Vamos que impulsa ColaCao y el Consejo Superior de Deportes (CSD), atendió en exclusiva a SPORT para charlar sobre su pasado, su presente y su futuro en el que siempre su familia ha sido un factor fundamental de su éxito profesional.

Dejar Premià de Mar para trasladarte, junto a tu padre, a Tarifa con solo diez años. A más de 1.000 kilómetros de distancia de tu ciudad natal y todo por un sueño. Es obvio que valió la pena visto todo lo que has logrado. ¿Fue muy duro?

Fue especialmente duro a nivel familiar porque dejé a mi madre en Barcelona y yo me fui con mi padre a Tarifa a empezar una nueva vida. Fue complicado porque pasaba mucho tiempo sin ver a mi madre, pero ya cuando estaba allí navegando se me hacía más ameno.

¿Cómo fue tu adaptación durante los primeros años?

Fue difícil adaptarme a Tarifa porque tuve problemas en el colegio. Me sentía diferente y los compañeros no me lo ponían nada fácil. Recuerdo que estaba en un campeonato, lo gané y al volver el profesor me dijo “Trae el trofeo para verlo”. Lo llevé y me comentó “Esto te lo ha hecho el carpintero de aquí, tú no has ganado nada”. Imagina cómo le puede sentar eso a una niña de diez años una frase así. Luego en el instituto ya tenía amigos que practicaban deportes similares y ya no tuve problemas. Empecé a viajar mucho y podía ver más a mi madre.

Y ahora eres hija adoptiva de la provincia de Cádiz.

Lo más duro fue el inicio, pero ya hace mucho tiempo que me considero tarifeña. Estoy feliz aquí y no lo cambaría por nada.

Ganas ocho títulos mundiales consecutivos. Pocos pueden decirlo, pero en 2012 no puedes repetir el éxito y dejas de formar equipo con tu padre. 

Es duro porque después de tanto tiempo compitiendo con él, no tienes a alguien que te apoye de cerca. Por un lado sentía miedo porque estaba empezando un Mundial sola, pero por otro le quería demostrar a mi padre que podría ganar sin él porque me decía “cuando vayas sola no ganarás” o “llegarás tarde a competir o “no te saldrá bien” y quería demostrarle que podía ganar sola y cuando lo gané me sentí muy realizada porque lo hice sin él.

Y, en ese momento, tu madre ejerció de intermediaria para volver a acercar posturas. 

Tuvo un papel muy importante. Ella vivía en Barcelona, pero vino a Tarifa porque allí tenemos el centro de 'kite' (Gisela Pulido Pro Center) y necesitábamos ayuda y hizo de mediadora. A mi me dijo que mi padre quería volver a competir y a mi padre le dijo que yo le necesitaba. Supo manejarlo. Al final, las madres siempre están ahí cuando las necesitas.

Surfing overdose �� #mentawai ��: @geermanabreu

Una publicación compartida de  Gisela Pulido (@giselapulido) el 

¿Dónde encuentras la motivación tras haberlo ganado todo en tu modalidad?

Cuando ganaba los campeonatos no lo hacía arrasando con una diferencia increíble. Siempre llegaba empatada a puntos y en la última prueba conseguía dar lo mejor de mí y ganaba. Eso fue clave porque me obligaba a mejorar. El hecho de no ganar de forma holgada se convertía en mi motivación para el siguiente campeonato.

También la competitividad que te caracteriza cuando te pones el neopreno.

Sí. Es muy curioso. Solo es dentro del 'kitesurf' o dentro las cosas que dependen de mí misma. Soy muy exigente, pero para otras cosas soy muy relajada. Pero sí que es verdad que siempre he querido ser la número uno y dar lo mejor de mí en lo que me gusta.

Y ahora estás inmersa en nuevos retos.

Sí. He dejado de lado la competición y estoy enfocada en el Big Wave Challenge.

Debutaste en esta competición en Hawaii con la 'Jaws', una de las olas más espectaculares. ¿Cómo lo viviste?

Fue divertido, pero es un proyecto complicado porque no es fácil, ya que vengo del 'freestyle' y surfear es muy diferente. Allí, la gente no te apoya en nada. Vas tú sola, te tienes que buscar la vida y tienes que prepararte física, técnica y mentalmente para ello. Cambias radicalmente tu puesta a punto. Por ejemplo, yo nadaba 4.000 metros al día, hacía una hora de yoga y al agua después. Y esto lo aprendes tú sola porque en este mundo hay muy pocos que surfeen olas gigantes. Es complicado sentirse arropado.

Volviendo al 'kitesurf', antes del verano la World Sailing ya anunció que será olímpico en París 2024. Tu ya tendrás 30 años, ¿te ves en unos Juegos Olímpicos?

La modalidad que han elegido es el ‘racing’, que no es la mía, pero dentro de lo que cabe es mejor porque el ‘freestyle’ tiene una edad muy corta entre los 15 y 25 años. Si tuviese que competir a esa edad sería complicado.

Lo ves como una oportunidad entonces.

Claro porque uno de mis sueños era que el 'kitesurf' fuese olímpico. Y ya lo es. Y otro sueño sería poder ir a unos Juegos y representar a España. Me haría mucha ilusión. Obviamente tendría que luchar por mi plaza primero.

No sería fácil colgarse el oro de todas formas.

Por supuesto. Habría mucha competencia.

Fuera de tu deporte, ¿tienes alguna referencia en el mundo del deporte por los valores que transmite?

La verdad que a nivel deportivo soy muy fan de Marc Márquez. Es un gran deportista. Lo he podido conocer por suerte porque compartimos patrocinadores y lo he visto en directo y me parece que es un gran deportista dentro y una gran persona fuera. Me encanta su personalidad. Me siento inspirada por él.

¿Eres futbolera?

Soy más culé que futbolera. De hecho, he llegado a tener patrocinio del Barça. Me han apoyado para el tema de revisiones y médicos e, incluso, hubo un tiempo en el que llevaba el escudo en la cometa. Cuando hay un clásico voy con el Barça a muerte.

Pregunta obligada, ¿ves a Messi ganando más Balones de Oro?

Creo que tiene un talento innato y que va a ganar alguno más.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil