El deporte popular vuelve a Barcelona

'#123 a Remontar' permite a 600 deportistas amateurs reencontrarse con la competición

Martín Fiz y Miguel Indurain apadrinan la iniciativa de Banco Santander, que recauda 10.000 euros contra el coronavirus

Martín Fiz y Miguel Indurain apadrinaron la iniciativa de Banco Santander
Martín Fiz y Miguel Indurain apadrinaron la iniciativa de Banco Santander | V. Enrich

Como tantas otras actividades, el deporte popular se detuvo al cien por cien durante el estado de alarma, pero poco a poco vuelve a retomar el pulso: la primera competición amateur después del confinamiento se celebró este domingo en Barcelona, con cuatro modalidades deportivas englobadas en la iniciativa del Banco Santander '123 a Remontar'.

Las circunstancias de la nueva normalidad obligaron a la organización a plantear un formato novedoso, tipo contrarreloj, para evitar aglomeraciones, en las tres disciplinas que formarían una prueba de triatlón (natación, ciclismo y carrera a pie). Los participantes pudieron elegir en cuántas disciplinas participarían y el tramo horario en el que competirían. 

Además, también se organizaron clases de 'spinning' durante toda la mañana en la explanada del Palau Sant Jordi, repartidas en varias tandas según el tramo horario elegido por los participantes.

La organización cubrió el cupo de inscripciones disponibles, un total de 600, y la recaudación, un total de 10.123 euros, se destinará íntegramente a la lucha contra el coronavirus.

Dos de los embajadores de Banco Santander, Martín Fiz y Miguel Indurain, participaron en la prueba, cada uno en su disciplina: el ex atleta vitoriano, en el circuito de carrera a pie -5 kilómetros con salida en las fuentes de Montjuïc y llegada en el Estadi Olímpic- y el navarro, en la cronoescalada desde el Paral.lel al castillo de Montjuïc, de 4 kilómetros. Indurain empleó un tiempo de 8 minutos y 16 segundos y Fiz, 17:41.

Mireia Belmonte iba a participar en el tramo de natación (un kilómetro de recorrido en la playa de la Nova Mar Bella) pero no pudo acudir debido a una indisposición.

"Todos los ojos están puestos en este evento, incluso diría que a nivel mundial porque la pandemia afecta a todo el planeta", reflexionó Martín Fiz. "Tenemos que perder el miedo a organizar este tipo de acontecimientos deportivos: el deporte es un motor para la economía y poco a poco empezaremos la remontada. Miedo no, respeto sí. Es un gran paso". 

Por su parte, Miguel Indurain recordó “cuando venía a entrenar en mi etapa de juvenil, con 15 o 16 años, a Barcelona y nos hacían subir al castillo, así que me ha recordado esos años. Es una subida dura pero muy bonita. ¿El confinamiento? Me ha afectado en que no ha habido eventos y a mí no me gusta el rodillo. Lo que me gusta es salir a la montaña”.

el apoyo del ayuntamiento

El Ayuntamiento de Barcelona también apoyó la celebración de la prueba: el teniente de alcalde, Jaume Collboni; y el concejal de Deportes, David Escudé, participaron en la presentación de la prueba junto al director de patrocinios de Banco Santander, Felipe Martín, el director territorial institucional de Catalunya, Luis Herrero y el doctor Robert Güerri, médico coordinador del área de hospitalización Covid-19 del Hospital del Mar e investigador del grupo de investigación patológica infecciosa y antimicrobiana del Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil