Carlsen, a un solo punto de retener su corona

Firmó tablas con el aspirante ruso Ian Nepomniachtchi en la décima partida del encuentro que disputan en el marco de la Expo Universal de Dubai

El noruego sólo necesita una victoria o dos tablas en las cuatro partidas restantes para ganar su quinto "match" con el título en juego

Carlsen (derecha) saluda a Nepo (izquierda) antes de la novena partida.
Carlsen (derecha) saluda a Nepo (izquierda) antes de la novena partida. | AFP

EFE

El noruego Magnus Carlsen se situó a un solo punto de retener su título mundial de ajedrez tras firmar tablas con el aspirante ruso Ian Nepomniachtchi en la décima partida del encuentro que disputan en el marco de la Expo Universal de Dubai.

El campeón, que este miércoles jugaba con blancas, domina ahora el marcador por 6,5 a 3,5 puntos y sólo necesita una victoria o dos tablas en las cuatro partidas restantes para ganar su quinto "match" con el título en juego.

El encuentro había experimentado el martes un verdadero anticlímax con el error garrafal de Nepomniachtchi que le costó la novena partida y -muy probablemente- el "match". El largo historial de hundimientos tras una primera derrota volvía a marcar la trayectoria profesional del ruso, víctima de la presión que atenaza a todo candidato al título. A Garry Kaspárov, número uno durante 20 años, le costó 32 intentos antes de conseguir una victoria en un Mundial.

Con el marcador en un contundente 6-3 para el campeón a falta de cinco partidas las opciones de Nepo se reducían al 0,1 por ciento, según el portal estadístico Chess in Numbers. El único interés del choque residía, por tanto, en comprobar si el candidato, con poco más que perder, sería capaz de liberar al genio de juego agresivo que lleva dentro y presentar feroz batalla en la décima.

El corte del moño y el nuevo aspecto que Nepo presentó en la novena no surtió ningún efecto. Un fallo de principiante había arruinado la posición sana e incluso favorable que había construido sobre el tablero en los 26 movimientos anteriores. Carlsen admitió encontrarse, en aquel momento, bajo una fuerte presión tanto en el reloj como en el tablero y que nada permitía barruntar un fiasco semejante de su rival.

Sin embargo, para decepción de los aficionados, que hoy esperaban un planteamiento agresivo del aspirante, la décima partida volvió a la sólida y tablífera defensa Petrov, con la que Nepo buscaba tal vez contener la hemorragia más que reducir su desventaja en el marcador.

Los dos jugadores se pusieron de acuerdo en intercambiar material siempre que se daba la ocasión hasta llegar a un final de torre, caballo y cuatro peones simétricos por bando, de tablas muertas a no ser que se produjera un fallo tan descomunal como los dos últimos cometidas por el ruso.

No sucedió. Sin la menor emoción, el juego continuó hasta el primer control de tiempo (dos horas por bando para las primeras 40 jugadas), puesto que el reglamento prohíbe acordar tablas antes de ese punto, pero el armisticio se firmó inmediatamente después.

Este jueves los jugadores se toman el penúltimo descanso y el viernes Nepomniachtchi tendrá la iniciativa de las piezas blancas. Si pierde, el encuentro habrá acabado sin agotar las 14 partidas a que está pactado.

Con un marcador favorable de 4 victorias, 1 derrota y 8 tablas frente a Magnus al empezar el encuentro de Dubai, Nepo se encontraba ahora con el "cara a cara" igualado a 4 victorias.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil