Sport.es Menú

Entrevistamos a Adolf Silva, uno de los riders del momento

A sus 22 años se ha hecho un hueco en la élite del freeride

El rider español es una referencia en el panorama internacional

Adolf Silva, el primer rider en firmar un triple backflip de la historia
| AndreaniMHS

Para este rider barcelonés todo empezó un día cuando compró una BMX. Cada vez iba a más con un alto nivel de autoexigencia. “Cuando hago algo, me gusta hacerlo bien”, explica. No tiene miedo, le gusta el riesgo. Lo lleva en los genes porque su madre practica el salto base. Silva sale de una lesión seria tras romperse el fémur en una mala caída este verano, pero ya está de vuelta con más ganas que nunca.

Sport.es

¿Qué te enganchó del mundo de la bici? Todo en general. Para empezar la gente, porque iba a La Poma Bike Park y estaban mis amigos; me lo pasaba bien. Me decía va, “voy a probar esto”. Y cuando me salía, me decía: “ya está bien”; pero al cabo de nada quería más, cada vez quieres más, y más y más.

¿Cuál ha sido tu camino hasta llegar dónde estás? Empecé con BMX. A los 15 años hice mi primer doble blackflip. Y, aquí en La Poma Bike Park estaba uno de los jefes de Dirt Masters, uno de los eventos más importantes que se celebra en Austria y me invitó a participar. A partir de ahí, empecé a conocer más del ámbito internacional; mis primeros patrocinadores. Después, Andreu Lacondeguy, uno de mis mejores amigos, me preguntó: ¿Por qué no vas con mountain bike? Respondí que sí pero que eran muy caras. Y, me dio una bici suya. La BTT me enganchó más porque es más grande, puedes hacer más cosas, saltos más grandes, es más rollo moto. Y, así hasta ahora.

¿Cuándo decides qué truco hacer? A veces, incluso cuando estoy en el aire, se me enciende la luz y decido hacer algo. Sí que antes de bajar planeo un plano mental: “en este salto puedo hacer esto o lo otro”, “en este salto hago este y si me sale bien en el siguiente hago este otro”. Es como una estrategia.

¿No tienes miedo? Miedo no porque el miedo es una debilidad que no te deja pensar igual; con miedo puede ir mal. Depende de qué cosas respeto, sí; porque si no, nos mataríamos fácilmente. Respeto sí, depende de lo que vaya a probar y donde lo vaya a probar. Desde el principio, miedo no he sentido. Siempre he sido así con todo tipo de deportes de riesgo.

Me han chivado que te gusta caerte Sí pero cada vez menos porque los saltos son más grandes y tienen más consecuencias. Cuando no son muy grandes, caer está bien porque así aprendes a caer y creo que es muy importante porque evitas lesionarte. Hay gente muy buena que van muy finos, pero cuando se caen, les puede pasar algo porque no saben cómo gestionar esa caída. Siempre me ha gustado probar cosas en el suelo, no en el foam, y aprendes a caer y a entender las cosas algo mejor.

Dinos un truco preferido y uno que parece fácil, pero es complicado. No te puedo decir uno en concreto, pero siempre he tenido dos preferidos. Son los dobles flips porque la gente flipa y, además, toda la gente lo entiende; igual haces algo más complicado, pero no se valora. Uno que puede parecer fácil, pero es difícil son los dobles graps cogiéndote del asiento con las dos manos. Creen que parece más fácil de lo que realmente es porque hay muchos factores que convergen como, el hecho de que el manillar tiene que estar recto, la bici no puede bajar mucho. O, un rock solid que te coges y te sueltas; la bici debe estar en la posición concreta y depende de cómo sales de la rampa, la bici la tienes más arriba o más abajo y es más difícil de controlar.

¿Qué papel juegan las suspensiones? Muy importante porque si en un salto la llevas muy blanda te irás de boca; si la llevas muy dura, los landings. Es importante tener un buen set up, sobre todo para la rampa. Si la llevas blanda te rebota y no es como una moto que puedes dar gas, no puedes hacer nada, te vas y ya está.

¿Por qué te decidiste por Öhlins? Porque todo el mundo sabe que es la mejor suspensión que hay. Tengo varios amigos que van con Öhlins, siempre las miraba y pensaba: “cómo me gustaría llevarlas”. Me decidí y ahora estoy encantado. Nunca había tenido buenas suspensiones y ahora que las tengo, la bici trabaja mucho mejor. Se nota mucho.

En este sentido ¿qué recomendarías a un aficionado al BTT? Básicamente lo que a mí me pasaba. Al principio no me fijaba en las suspensiones. Es verdad que, poco a poco, me han ido explicando; me han ido enseñado. Tocas algo de la suspensión y eso, hace que la bici vaya mejor; que puedas ir más rápido porque tienes más confianza. Les recomiendo que se informen sobre el tema de las suspensiones porque implica mucho.

¿Próximos retos? Unos cuantos. Ahora estoy trabajando en un proyecto en Argentona (Barcelona) donde quiero construir una línea guapa de saltos; y, hacer un video explicando que vengo de la lesión y he vuelto a hacer algo guapo. El próximo año lo mismo que he hecho este año, incluyendo todo lo que me he perdido debido a la lesión. Pero sobre todo entrenar mucho y llegar a los eventos preparadísimo para llegar a tope.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil