Muere Juanito Mediavilla, legendario guionista de Makoki

Muere Juanito Mediavilla, legendario guionista de Makoki

Juanito Mediavilla (izquierda) y Miguel Gallardo, en 2012. /
| Joan Cortadellas

El dibujante, de 72 años, fue uno de los autores icónicos del cómic 'underground' de la Barcelona de los 70 y 80 | Junto al también fallecido este año Miguel Gallardo fue padre del canallesco personaje de Makoki pero también de su álter ego Juan Jaravaca

Juntos formaron uno de los tándems más gamberros y míticos del cómic ‘underground’ de finales de los 70 y los 80. Juntos fueron los padres de uno de sus personajes más famosos de la época, Makoki, aquel quinqui canalla vestido con bata y con un casco con cables de ‘electroshock’ en la cabeza, salido del frenopático, cuya serie convirtieron en un fresco de la Barcelona más lumpen y transgresora de la transición, un mundo de delincuencia, drogas, sexo y rock ’n roll. Y ambos han dicho adiós este ya nefasto 2022. El dibujante Miguel Gallardo moría el pasado febrero a los 66 años y este viernes ha muerto, a los 72, en su casa de su Burgos natal, su amigo y colega Juanito Mediavilla, genial artífice de locos diálogos y de un lenguaje mestizo y canalla que alimentaba las viñetas de ‘Makoki’ con perlas en las antípodas de lo políticamente correcto como "¡Qué pacha chonis!", "¡Caguendios!" u "Oyessstío, vete a cagar". 

Viñeta de 'Makoki

Juan López Mediavilla (Burgos, 1950), al que en el mundo comiquero todos conocían cariñosamente como Juanito Mediavilla, fue también creador, en la época dorada de la revista ‘El Víbora’, de personajes como El Niñato y Juan Jaravaca, en realidad un álter ego más que perjudicado por las drogas, cuyas historietas completas (realizadas entre 1986 y 1991) recuperaba en un volumen hace un año la editorial La Cúpula, revisadas por él mismo, a pesar de sus graves problemas de visión, y en las que reflejaba la Barcelona preolímpica. 

Tira de 'Juan Jaravaca', álter ego de Mediavilla. Juanita Mediavilla

"Se va un amigo, buena gente que hace tiempo vivía una situación muy precaria. Su obra fue muy importante en los años 80. Sus guiones de ‘Makoki’ son inolvidables", valora a este diario el editor de La Cúpula, Emili Bernárdez. "Él me pidió como un favor que reeditara la serie de Juan Jaravaca, pero ¡el favor me lo hacía él pidiéndomelo". "Él mismo revisó las pruebas, añadió páginas que no teníamos en la editorial, incluso alguna inédita -añade-. Su obra es un retrato de aquella Barcelona lumpen. Y Juan Jaravaca es totalmente autoreferencial, hablaba de cosas que le pasaban a él a través de ese personaje que está siempre haciendo contorsionismo, con formas imposibles. Y cuando citaba a Miguelito, era, claro, Miguel Gallardo".

Mediavilla seguía lidiando con el banco en una complicada negociación por la amenaza de desahucio que desde hace más de un año pesaba sobre la casa de Burgos en que vivía con su mujer, Isabel, y en la que se había criado de niño. Allí le ha sorprendido la parca, mientras dormía. Y allí habían regresado tras casi toda una vida en Barcelona. "Nos quieren sacar de aquí sí o sí. Estamos al día de pagos pero aprovecharon un fallo que tuve para sacarnos de esta casa, a la que llegué con mis padres en 1954", lamentaba desesperado y angustiado entonces a este diario el dibujante. 

La primera historieta de Makoki se publicó en la revista 'Disco Exprés' el 24 de junio de 1977. Se titulaba 'Revuelta en el Frenopático' y se la inspiró a Gallardo el relato homónimo de Felipe Borrayo en el fancín 'Claraboya'. Hacía apenas dos años que había muerto Franco y, como recordaba el autor de 'María y yo', "se abrieron puertas hasta entonces cerradas". En la serie desfilaba su inseparable Basca: Emo, Morgan, Cuco y el Niñato, reflejo de la vida de muchos jóvenes del momento, que se dedicaban a "fumar canutos, escuchar música, ligar y disfrutar de esa nueva libertad".

Viñeta de 'Makoki'

En Makoki, también había personajes como el comisario Loperena, el inspector Pectol y el doctor Otto. Para muchos, Gallardo y Mediavilla se inspiraron en el entorno de la época que compartían con sus colegas de 'El Víbora'. Con dibujo de Gallardo, Mediavilla captó el lenguaje más canalla con expresiones como "¡Mecaguentú! Me esta subiendo la mala leche a los sobacos" o "¡Ven p'acá Emanuel que te voy a comé la llaga!". Sus personajes aparecieron también en publicaciones como ‘Star’, ‘Hara Kiri’, ‘Rambla’, ’Caníbal’ o ‘Butifarra’.

Lo apuntaba en 2012 el propio Mediavilla: "Hacíamos lo que nos gustaba, que era dibujar".

Temas