El Ath. Paranaense, nuevo rey de la Copa Sudamericana

El Furacao supo sacar partido de su madurez y derrotó (1-0) a un Red Bull Bragantino demasiado tierno

Los de Curitiba suman su segundo títuloy el Red Bull tendrá que esperar para ganar su primer cetro continental

Nikao celebra el gol que dio el título al Ath. Paranaense
Nikao celebra el gol que dio el título al Ath. Paranaense | EFE

El proyecto mastodóntico y global de Red Bull en el mundo del fútbol tendrá que seguir esperando para conquistar su primer título continental. No será en este 2021 y, de momento, de la mano del Bragantino, su filial en Brasil.

CAP

1-0

RBG

Ath. Paranaense

Santos, Pedro Henrique, Thiago Heleno, Nicolás Hernández (Zé Ivaldo, 74’), Marcinho, Erick (Canesin, 81'), Leo Cittadini, (Nicolás, 94') Abner, Terans (Christian, 74'), Nikao y Kaizer (Pedro Rocha, 74').

Red Bull Bragantino

Cleiton, Aderlan, Fabricio Bruno, Leo Ortiz, Edimar (Luan Candido, 76'), Jadsom Silva, Praxedes (Alerrando, 81'), Cuello (Gabriel Novaes, 81'), Artur (Leandrinho, 87'), Helinho y Ytalo (Jan Hurtado, 87').

Árbitro

Andrés Matonte (Uruguay). T.A.: Leo Cittadini (37'), Ercik (63') / Fabricio Bruno (15'), Aderlan (72').

Goles

1-0, Nikao, min. 29.

Incidencias

Estadio Centenario, en Montevideo.

El Ath. Paranaense mostró por qué es un especialista copero y sumó su segundo título de la Copa Sudamericana, tras el triunfo en 2018. Derrotó 1-0 al debutante Red Bull en una final en la que supo jugar mejor sus cartas y en la que acabó decidiendo un gol de Nikao en el primer tiempo. 

El Bragantino jugó un fútbol más atractivo y propositivo, pero acabó imponiéndose las tablas de un Furacao, mucho más curtido en finales y con un sistema defensivo sólido.

EL BRAGANTINO MANDÓ

El Red Bull no quiso sorpresas ante un Furacao más rodado y mandó, con autoridad, desde el pitido inicial. Se plantó en la zona de ataque con Praxedes como maestro de ceremonias y administró el balón con criterio. Y el plan casi le dio ventaja, con una doble oportunidad del aguerrido Cuello (min 20). El centrocampista argentino intentó un gol olímpico, que casi sorprende a Santos y, acto seguido, cogió el rechace y se sacó una rosca desde fuera del área que pasó cerca la cruceta.

El Ath. Paranaense, que salió con tres centrales, aceptó su rol reactivo intentando encajar alguna contra. Esperó su momento. Y supo jugar a la perfección sus cartas, en una acción donde sacó superioridad de su dominio por las bandas. Terans cazó un centro cruzado tras un fallo clamoroso de Aderlan y remató con consciencia. Cleiton rebatió… Nikao cazó el rebote y remató acrobáticamente de volea. Un golazo.

El joven Bragantino sintió el golpe. Perdió autoestima, pero tuvo el mérito de saber recomponerse en la recta final del primer tiempo aumentando la velocidad en la circulación y activando a Ytalo, su hombre gol. El Furacao fue más equipo en los primeros 45 minutos, aplicando con madurez su propuesta: consistencia y orden defensivo, juego directo apoyándose en las bandas y mordacidad arriba.

EL FURACAO INEXPUGNABLE

Lo que hizo el Red Bull en el segundo tiempo fue un homenaje a sus convicciones. Se mantuvo fiel a su juego posicional y, a través del fútbol asociativo se fue a buscar el empate. Su ejecución, en el plano teórico, fue perfecta. Llegó a tener más del 70% de posición.

El gol, sin embargo, no llegó. En el último tercio, el conjunto de Mauricio Barbieri se estrelló ante la muralla del Furacao muy entero y convencido en su trabajo de contención.

En los últimos minutos, el Bragantino se abrazó al recurso desesperado de centrar balones, con tres delanteros, uno de ellos el exjugador del Barça B, Gabriel Novaes. Las mejores oportunidades llegaron en sendos cabezazos de Leo Ortiz y de Leandrinho.

En un duelo entre entrenadores de la nueva generación, Alberto Valentim, que aterrizó en Curitiba en septiembre, sumó su primer gran título. Aún tiene otra oportunidad para ampliar su palmarés, ya que en diciembre disputará la final de la Copa do Brasil ante el At Mineiro.

Además, en 2022, tendrá la opción de jugar la Recopa Sudamericana ante el campeón de la Libertadores, que Palmeiras y Flamengo deciden la próxima semana en el mismo escenario del estadio del Centenario. Por su parte, a la franquicia brasileña de Red Bull le tocará seguir trabajando en la misma línea, para dar, en las próximas temporadas, el salto de calidad definitivo.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil