Sport.es Menú

El PSG se mete en la final de la Copa de la Liga con claroscuros

Mbappé fue titular con el equipo de Unai Emery, pero fue expulsado por una dura entrada

Neymar, centro de las iras bretonas por sus desplantes y gestos poco deportivos

El belga Thomas Meunier abrió la cuenta con un disparo inverosímil
El belga Thomas Meunier abrió la cuenta con un disparo inverosímil | AFP

El PSG, donde Kylian Mbappé reapareció como titular pero vio la tarjeta roja a media hora del final por una durísima entrada, se mete en la final de la Copa de la Liga tras superar al Stade Rennais en campo bretón por 2-3 en un accidentado y bronco encuentro. Con el marcador claramente decantado hacia los de Emery, los desplantes y gestos poco deportivos de Neymar encendieron a los locales, desembocando el encuentro en una fea sucesión de entradas duras y tanganas. Por la mínima, ya que los locales marcaron dos dianas en el tramo final, el PSG está ya en otra final. 

César Ger

FICHA TÉCNICA

Copa de la Liga

REN

2-3

PSG

Stade Rennais

Diallo; Traoré, Gnagnon, Gelin, Baal; Prcic, André; Bourigeaud, Gourcuff (Sakho, 46'), Sarr (Hunou, 64'); Khazri (Léa-Siliki, 70').

PSG

Trapp; Meunier, Marquinhos, Kimpembe, Yuri; Verratti, Rabiot (Lass Diarra, 89'), Pastore (Lo Celso, 46'); Di María (Nkunku, 82'), Mbappé, Neymar.

Goles

0-1 M. 24 Meunier. 0-2 M. 53 Marquinhos. 0-3 M. 57 Lo Celso. 1-3 M. 85 Sakho. 2-3 M. 92 Prcic.

Árbitro

Mikael Lesage (Francia). TA: Sarr (28'), Prcic (65'), Traoré (70') / Neymar (93'). TR: Mbappé (63').

Incidencias

Roazhon Park. Unos 26.000 espectadores.

Los de Unai Emery, completamente de amarillo, salieron dominadores pero sin pisar el acelerador y con poco peligro ante Diallo. En las contras sí tuvieron más verticalidad los locales, con una clara opción de Sarr, que tiró fuera, y de Khazri a los 21 minutos, con un centro raso que no halló rematador. Pero los parisinos se adelantaron en su primera opción clara, cuando el belga Meunier penetró en diagonal y, tras un rebote, se sacó de la manga un chut en parábola desde unos 25 metros que dejó boquiabierto a todo el Stade Rennais.

Los bretones respondieron con una penetración de Sarr, quien cayó en el área ante Meunier, pero cuando todo el Roazhon Park pedía penalty, el colegiado amonestó al jugador local por simulación. Pocos chispazos de las estrellas parisinas en este primer periodo. Mbappé sólo irrumpió en el juego para buscar un remate de espuela imposible, acción que acabó en saque de esquina, mientras Neymar apenas despuntó en una jugada personal, su clásico slalom dejando rivales atrás, pero con disparo defectuoso que sacó la zaga. 

Y la polémica llegó a los 42 minutos, cuando el local Khazri empataba a uno en una jugada donde aparentemente se ayudó del brazo para controlar el esférico. Tras más de dos minutos, y con la pertinente consulta, el VAR anuló el gol ante las protestas de los de Sabri Lamouchi, que casi recibieron el cero a dos en la última jugada del primer periodo, un hermoso disparo de volea desde la frontal a cargo del 'FideoDi María que Diallo despejó a saque de esquina con apuros. 

La segunda parte fue otro cantar. Se abrió con el VAR nuevamente en acción para anular una diana de Mbappé, pero a renglón seguido llegaron dos goles del PSG en un suspiro. Primero, Marquinhos remachó a puerta vacía un despeje del arquero local a disparo de Di María, y pocos minutos después era el propio portero, Diallo, el que acababa de introducir en su marco un centro-chut de Lo Celso

Pero cuando todo apuntaba a noche tranquila, se desató la tormenta en el Roazhon Park. Primero, por una dura entrada de Mbappé que, previa consulta por el omnipresente VAR, se convirtió en roja para el ariete, y después por los desplantes de un Neymar desatado en su peor versión, y que halló dura respuesta en entradas a destiempo de los jugadores de Rennes, minutos finales repletos de brusquedades y tarjetas. En los minutos finales, un testarazo de Sakho y un chut raso de Prcic acortaron distancias, pero el encuentro finalizó con tangana y feos gestos entre unos y otros, un feo espectáculo en el pase a la final de los de Emery

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil