Sport.es Menú

Emelec y Huracán no se hacen daño en la Libertadores

Los ecuatorianos suman su segundo empate en el torneo

Enfrentarán a Cruzeiro en la próxima fecha

Emelec y Huracán se enfrentaron por la Copa Libertadores
Emelec y Huracán se enfrentaron por la Copa Libertadores. (AFP) | sport

El Emelec ecuatoriano y el Huracán argentino se mostraron este jueves carentes de buen fútbol, por lo que empataron sin goles en el partido que cerró la segunda jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores edición 2019.

Sport.es

El Emelec sumó su segundo empate seguido en la zona B y además sin goles tras su debut ante el Deportivo Lara en Venezuela la semana pasada.

Por su parte, el Huracán sumó su primer punto tras caer como local por 0-1 ante el Cruzeiro brasileño.

Este jueves, aunque el entrenador del Emelec, el argentino Mariano Soso, y su colega y compatriota en el banco de Huracán, Antonio Mohamed, realizaron los cambios reglamentarios, no pudieron cambiar el rumbo de un partido soso de principio a fin.

Sin fútbol

El primer tiempo careció de precisión de los delanteros de ambos cuadros, de manera especial los del visitante, que terminaron fabricando más ocasiones, pero sin puntería en algunos disparos y la buena intervención en los otros del portero del Emelec, el argentino naturalizado Esteban Dreer.

Los centrocampistas Carlos Auzqui, el colombiano Andrés Roa y el delantero paraguayo Lucas Barrios tuvieron algunas incursiones animadas a lo largo del encuentro, pero sin contundencia para vulnerar el cero en las porterías.

Emelec no alcanzó un buen funcionamiento colectivo y sus acciones individuales no llevaron al desequilibrio para el conjunto rival.

Los refuerzos que contrató para este año el cuadro 'eléctrico', como también le dicen a Emelec, continúan apagados ante la impotencia del técnico Soso, cuya fórmula futbolística sigue sin encontrar eco.

La mejor ocasión de gol del primer tiempo terminó en manos de Dreer, en el minuto 7, cuando ganó el duelo ante Auzqui tras pescar un error del defensa local, el argentino Leandro Vega.

En el segundo tiempo Huracán se mostró algo más acertado en el trato del balón, el colombiano Roa fue el que mostró más ambición por anotar, pero de nuevo la mala puntería trastocó sus propósitos.

El portero de Huracán, el paraguayo Antony Silva, disfrutó de libertad para ver cómo el balón transitaba por otros sectores.

Un remate de golpe de cabeza del centrocampista Wilmer Godoy fue la única jugaba de peligro para él en el segundo tiempo.

Los cerca de 15.000 aficionados presentes en el estadio terminaron pidiendo a gritos la salida de Soso, tras la pálida demostración futbolística de Emelec este jueves en el principal torneo del fútbol suramericano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil