Sport.es Menú

El Sporting elimina sin problemas al Eibar

El empate a dos en el campo del conjunto de Primera es suficiente para pasar de ronda

El Sporting es el único conjunto de Segunda que se clasifica para los octavos

El Sporting será el único equipo de Segunda que esté es octavos de Copa | LALIGA

El Real Sporting de Gijón estará en el bombo de la siguiente ronda de la Copa del Rey después de eliminar, de forma merecida, al Eibar, en el cómputo de ambos partidos, pese a que los armeros fueron capaces de no perder al menos el de este jueves en Ipurúa, después de ir perdiendo 0-2.

EFE

FICHA TÉCNICA

Copa del Rey

EIB

2-2

SPO

Eibar

Riesgo; Rubén Peña (Charles, 61' ) , Bigas, Arbilla, Cucurella; Sergio Álvarez, Jordán; Hervías (Cote, 46'), Cardona, Pere Milla (De Blasis, 46'), Kike García.

Sporting

Dani Martín; Molinero, Alex Pérez, Juan Rodríguez, Espeso; Pablo Pérez (Fernández, 67'), Cofie (André Sousa, 59'), Pedro Díaz; Jiménez (Nacho Méndez, 77'), Blackman, Lod.Goles: 0-1. Min. 13, Álvaro Jiménez, 0-2, min. 38, Pablo Pérez. 1-2, Cucurella, min. 52. 2-2. Charles, min. 87.

Goles

0-1 M.13 Álvaro Jiménez. 0-2 M.38 Pablo Pérez. 1-2 M.52 Cucurella. 2-2 M.87 Charles.

Árbitro

González González. TA_ Jordán, Cucurella/ Espeso.

Incidencias

Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Municipal de Ipurúa ante 4.970 espectadores.

El Eibar arrancó el partido, como no podía ser de otra manera, teniendo que remontar el resultado adverso del partido de ida (2-0), presionando y achuchando al Sporting desde la posesión del balón.

Cucurella y Rubén Peña entraban como cuchillos por bandas ayudando a Hervías y Pere Milla, aunque las llegadas no tenían la peligrosidad necesaria como para inquietar la portería asturiana. El Sporting esperaba agazapado buscando un robo y salida a la contra, conocedor de que un gol podría casi sentenciar la eliminatoria.

De hecho, lo consiguió poco después, antes del minuto 15, tras un gran centro desde la izquierda del canterano Alberto Espeso -al que José Alberto López hizo debutar este jueves con el primer equipo- y un impecable remate de Álvaro Jiménez que, libre de marca, puso por delante a los suyos y hundió a la afición armera.

Las cosas se ponían verdaderamente feas para el Eibar, que necesitaba 4 goles para pasar la eliminatoria, y el tiempo seguía pasando. El mazazo fue terrible para los armeros, y lo notaron en los siguientes minutos de partido, pese a que Kike García tuvo el empate en su cabeza en el minuto 21. Tal vez si ese balón hubiera entrado, el guión podría haber sido otro, pero no fue así.

Los minutos seguían pasando y el descanso se acercaba, sin que se viera al Eibar capacitado, no ya para remontar, ni siquiera para lograr la igualada ante un muy serio Sporting.

Cierto es que los menos habituales del Eibar, como Hervías, Milla o Cardona, no inquietaban en absoluto a la defensa rival, y sólo Kike García daba la talla en el ataque local. Y, por si fuera poco, el capitán del Sporting, el gijonés Pablo Pérez, puso el 0-2 en el marcador en el minuto 38, terminando con cualquier posible ilusión local antes incluso del tiempo de descanso.

Un castigo evidente y la búsqueda de no perder el partido podían estar detrás de esta decisión, en vista de que remontar la eliminatoria ya era prácticamente imposible. Y no fueron mal los cambios, ya que Cucurella acortó distancias en el marcador en el minuto 53, abriendo un pequeño rayo de esperanza en Ipurua.

El tanto espoleó al Eibar, y los siguientes minutos fueron de dominio local, con llegadas peligrosas por las bandas, pero sin gol. Los minutos seguían pasando, y el Eibar quería al menos no perder el partido para no verse antes del choque liguero del domingo contra el Levante con una derrota en casa.

La segunda parte seguía siendo armera, y la eliminatoria merecidamente asturiana, pero no llegaba el gol de la igualada.

Eso sí, el Sporting no tenía ninguna necesidad de atacar, y seguía cuajando un partido muy serio en el mismo feudo el que el Real Madrid cayó por 3-0 hace menos de dos semanas.

A falta de 15 minutos para el final de la eliminatoria, los asturianos se sabían ya en la siguiente ronda, y sólo quedaba saber hasta dónde podía llegar el orgullo armero. Dani Martín salvó el empate a disparo de Jordán en el 82, en su octava parada en el choque.

Los minutos pasaban y el Sporting ralentizaba el partido, sabedor de que su eliminatoria había sido impecable, mientras que el Eibar, herido en su orgullo, luchaba y luchaba sin llegar a materializar ninguna ocasión.

Pero tanto va el cántaro a la fuente, que finalmente Charles logró igualar la contienda cuando el partido agonizaba. Pese a que la eliminatoria estaba ya resuelta, Mendilibar pudo reconocer a su equipo en la segunda mitad.

Y José Alberto, que tomó las riendas del primer equipo tras completar con éxito las pasadas temporadas al frente del Sporting B, mantuvo la línea ascendente del equipo asturiano, que en los tres partidos dirigidos por el nuevo técnico rojiblanco cuenta dos triunfos en Liga y un empate que supuso la clasificación para los octavos en la Copa del Rey.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil