La final de Copa 2020 no podrá celebrarse con público en Sevilla en abril

La intención de la RFEF era disputar el derbi vasco el primer fin de semana de abril, dos semanas antes de la final de la presente edición

Resulta que Sevilla acaba de suspender todas las procesiones públicas de la Semana Santa, prevista para esas fechas

La final de la Copa del Rey 2020 sigue en el aire
La final de la Copa del Rey 2020 sigue en el aire | EFE

Ramón Fuentes

Este martes arranca oficialmente la Copa del Rey con los emparejamientos de la primera eliminatoria. Un torneo que, por segundo año consecutivo, volverá a disputarse bajo el nuevo formato diseñado por la RFEF a partido único hasta las semifinales que si tienen compromiso de ida y vuelta, El sábado 17 de abril es la fecha inicialmente acordada en el calendario para la disputa de la final.

Y todo mientras sigue pendiente la disputa de la final de la pasada temporada entre el Athletic Club de Bilbao y la Real Sociedad. Final donde los dos equipo junto a la RFEF acordaron que se dispute una vez que pueda haber público en los estadios. Consideran que es una fiesta destinada a ambas aficiones y con buen criterio han decidido junto a la RFEF apostar por hacerlo así.

De hecho la intención inicial, como ya contamos en el diario SPORT, era poder celebrarla dos fines de semana antes en el Estadio de la Cartuja dentro de acuerdo firmado entre la Junta de Andalucía y la propia RFEF. El estadio cuenta con un aforo de 60.000 espectadores y para entonces esperan poder contar ya con el acceso del público a los estadios. 

Resulta que, dada la situación actual y considerando la situación de la ciudad sevillana, ahora mismo es una quimera que este derbi vasco pueda celebrarse en esas fechas con público en el estadio sevillano.

La Feria de Abril arranca el mismo día de la final copera de esta edición

Resulta que la fecha del 3 de abril coincide con la celebración de la Semana Santa en España. Festejo  acaba de acordarse el pasado 5 de diciembre su cancelación, por segunda vez consecutiva, por culpa de la pandemia del COVID. Una decisión nada fácil considerando el arraigo y lo que significa la Semana Santa en Sevilla para todas las cofradías. 

Así pues parece difícil pensar que, habiendo adoptado esta medida precisamente para evitar aglomeraciones, se acabe celebrando el derbi vasco que implica además el traslado de miles de aficionados de ambos equipos.

De hecho no sólo la Junta de Andalucía ha cancelado la Semana Santa, la intención pasa por acabar suspendiendo otra cita emblemática en la ciudad como es la Feria de Abril fechada del 17 al 24 de ese mismo mes. Precisamente el 17 es la fecha prevista para la final de la actual edición y debería disputarse también en la Cartuja, dentro del acuerdo por cuatro años firmado entre la propia Junta y la RFEF. 

Sigue toda la Copa del Rey en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

Competencia de la Junta de Andalucía

Según la normativa actual la competencia final para permitir la entrada de público en los estadios en aquellas competiciones que no sean la liga de fútbol o baloncesto profesional, es competencia de las Comunidades Autónomas. En este caso de la Junta de Andalucía. Bien es cierto que el gobierno y el CSD llegaron a un acuerdo con las propias comunidades, principalmente donde hay equipos que participan equipos europeos, para que no entre público a los estadios aún cuando la UEFA ha permitido un aforo reducido. Esto se producirá en el momento que el gobierno, conforme a lo establecido en el BOE, autorice el regreso paulatino de los aficionados a los campos de Primera y Segunda división. 

Veremos pues cual es la situación para el mes de abril y el grado de implantación de la vacuna. Aún así parece difícil que para entonces se permita el acceso de público al estadio sevillano, más considerando las medidas adoptadas por la Junta respecto a dos fechas tan señaladas como la Semana Santa y la Feria .

Llevarse el derbi a Euskadi

Llegados a este punto, y según ha podido saber el diario SPORT; no es descartable que si el escenario no mejora pudiera desplazarse la final entre la Real Sociedad y el Athletic al País Vasco. De esta manera se facilitaría el traslado de las aficiones  al estadio donde se dispute siempre que pueda disputarse con público, aunque fuera con aforo limitado.

Luego habría que decidir el estadio para su celebración. San Mamés cuenta con un aforo de 53289 espectadores. En el caso de Anoeta es de 39.500. El tercero ya sería Mendizorroza que cuenta con 19.840 asientos. La intención de los dos clubes es contar con un aforo de 50.000 espectadores como tiene la Cartuja y que era además una de las condiciones que pedía la RFEF para solicitar ser sede de la final. Pero habría que ver si, en caso de jugarse en el País Vasco, también que aforo podría acoger de público como consecuencia de la pandemia. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil