El Madrid cumple el trámite ante la Ponferradina

Con la mitad de la primera plantilla de vacaciones, los titulares Pepe, Özil y Benzema fueron los tres elegidos por José Mourinho para disputar un trámite. El sueño de la Ponferradina se desvanecía en su estadio. Solo le quedaba disfrutar de un partido inolvidable para el club y la carrera de muchos de sus jugadores. En el estadio Santiago Bernabéu. Con 5.000 leoneses en las gradas.

EFE

Fue el día en el que Sahin comenzó a mostrar detalles de calidad que le convirtieron en el mejor jugador de la Bundesliga. Tomó ejemplo del hambre de Callejón. Pocos pensaban que iba a protagonizar una evolución como la que firma. Sale a comerse el césped. Tras dos avisos al tercero abrió el marcador. Sus desmarques eran vistos por Benzema y Özil.

Al minuto 26 su desmarque de ruptura encontraba premio. Su disparo cruzado, lejos del alcance del portero Orlando Quintana, entro a la red pegado al palo. Tres partidos seguidos marcando y titular en una 'final' en Sevilla, la confianza de Callejón está en las nubes. Tanto que le cae un balón en la esquina, casi pegado al palo, y tras ver una mala salida del portero, gira sobre sí mismo, la pega con rosca y solo el travesaño evita un nuevo gol. Y ni el partido sentenciado rebaja su hambre. Cerró la goleada.

La Ponferradina de Claudio Barragán fue valiente. Ya había poco que perder y salió a disfrutar. Con defensa adelantada, un riesgo que pago caro ante la velocidad del ataque madridista. Su esfuerzo de la primera parte se cerraba con un castigo al borde del descanso. Un saque de esquina de Özil lo remató con potencia Sahin. Feliz con su primer gol en el Bernabéu.

La segunda parte comenzó de la misma manera. Benzema buscaba el gol, hoy sin acierto en el remate. Y lo encontró su compatriota francés Rafael Varane. Una falta lanzada por un gris Granero, no la atajó Orlando, que dejó muerto el balón para que marcase a placer el central.

El gol de la honra nunca lo olvidará Alcorán. Culminó un contraataque con un zurdazo ajustado, apoyado en la pasividad de Pepe y Varane. Era la guinda para un equipo que dio la cara en la eliminatoria y se centra en su lucha de subir a Segunda División.

El Real Madrid de los suplentes cumplió. Mourinho hizo debutar además a dos canteranos. Casado desde el inicio. Nacho Fernández y el portero Pacheco en el segundo acto. Y Joselu volvió a jugar con los 'mayores'. Y a marcar. Lo hizo ante el Almería la pasada temporada en su estreno y este martes a placer, tras pase de Callejón.
    

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil