Sport.es Menú

Dos misiles de Verde encarrilan la eliminatoria frente al Mallorca

El italiano marcó los dos tantos del Valladolid, que pone pie y medio en la siguiente ronda

Buenasca anotó tra el descanso el gol que mantiene a los insulares con vida

El Valladolid encarriló la eliminatoria en Son Moix
El Valladolid encarriló la eliminatoria en Son Moix | EFE

El extremo italiano Daniele Verde fue determinante en el triunfo del Real Valladolid ante el Mallorca (1-2), en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey en el estadio Son Moix.

Sport.es

Dos misiles del futbolista napolitano en la primera parte acabaron con las ilusiones mallorquinistas y le pusieron el partido y la eliminatoria muy cuesta arriba, pese al gol de Sergio Buenacasa que da alguna esperanza a los mallorquinista para la vuelta en el estadio José Zorrilla .

Verde, un jugador veloz y con una gran pegada, se mostró en Palma como un jugador plagado de enormes condiciones.

Con él en el campo el Valladolid supo volver con más luces que el Mallorca tras el apagón -el partido fue suspendido durante doce minutos en la primera parte por la caída total del fluido eléctrico- y el equipo pucelano se puso rápidamente en ventaja (min. 7) con un gran disparo ante el cual nada pudo hacer el meta Miquel Parera.

El gol enfrió aún más el ambiente en Son Moix y situó al equipo insular, plagado de suplentes, en el peor de los escenarios.

Al margen del valor doble de los goles en campo contrario, el conjunto de Pucela hizo en muy poco tiempo lo que parecía más complicado: marcar y situar el partido exactamente donde querían.

El Valladolid ejerció de equipo "grande" en Palma en cuanto pudo y demostró que por algo es la gran revelación de LaLiga Santander.

El Mallorca aguantó el chaparrón como pudo. Sin sus principales figuras en el campo -al igual que su rival- se esforzó para no desmerecer ante el mismo adversario que firmó su descenso a Segunda en la temporada 2012-2013, pese a perder 4-2 en aquella ocasión.

El técnico Vicente Moreno decidió incrustar a un juvenil debutante Pablo Ramón en el eje de la zaga junto al argentino Franco Russo, y alineó a jugadores poco habituales en sus esquemas, consciente de que la guerra de su equipo es otra y no la Copa, pese a que el día antes había declarado que "pagaría" por ganarla.

Verde volvió a demostrar que tiene dinamita en su pierna izquierda y dejó la eliminatoria sentenciada antes del descanso.

El Mallorca hizo lo que pudo para intentar marcar un gol que le metiera en el partido, y lo logró (min. 67) a través de un cabezazo de Sergio Buenazas, que había sustituido a un desaparecido delantero asturiano Carlos Castro.

Impulsado por la buena noticia de la reaparición del lateral Joan Sastre tras una grave lesión y la diana de Buenacasa, los mallorquinistas se lanzaron de manera decidida por un empate que le dejara con opciones para la vuelta en el estadio José Zorrilla.

Moreno decidió prescindir de un defensa, el juvenil Pablo Ramón, para dar entrada a un atacante, Stoichkov, en el último cuarto de hora, señal inequívoca de que su equipo iba a quemar todas sus naves en busca del 2-2 en el marcador.

Pero fue el Valladolid el que tuvo las mejores ocasiones para ampliar su ventaja, aunque lo impidió el meta Parera con intervenciones decisivas.

Ficha técnica

1 - RCD Mallorca: Parera; Xisco Campos (Joan Sastre, min. 59), Pablo Ramón (Stoichkov, min. 75), Franco Russo, Ferrán Giner; Valcarce, Faurlín, Baba, Merveil; Carlos Castro (Sergio Buenacasa, min. 59) y Álex López.

2 - Real Valladolid: Yoel; Javi Moyano (Antoñito, min. 46), Luismi, Joaquín, Moi; Verde, Jorge Fernández, Anuar, Salazar (Leo Suárez, min. 72); Óscar Plano y Miguel

Goles: 0-1, min. 7: Verde; 0-2: min. 35: Verde; 1-2, min. 67: Buenacasa.

Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a Merveil, Russo del Mallorca; a Moi Delgado, Luismi del Valladolid.

Incidencias: Partido de ida correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Son Moix ante unos 2.000 espectadores. En el minuto 2 el encuentro se suspendió por un apagón en las torres de iluminación del campo. Los jugadores esperaron en el vestuario unos doce minutos antes de que se reanudara el fluido eléctrico. Llovió durante varias fases del partido

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil