Sport.es Menú

De Lakatos a Ezquerro, todos los 'culés-leones' de la historia

Todo comenzó con Lakatos y acabó -por ahora- con Ezquerro. Entre ambos, quince futbolistas más con una característica en común: haber defendido en alguna ocasión los colores del Athletic y del Barça, los dos rivales este viernes en la final de la Copa del Rey. Algunos de estos jugadores han consguido celebrar títulos de Copa con ambos equipos, grandes especialistas en esta competición a lo largo de la historia.

Lluís Payarols

Por orden cronológico, hay que empezar el repaso por la figura de José Landazabal, conocido futbolísticamente por el sobrenombre de Lakatos. Su carrera fue pintoresca por la cantidad de cambios de club que registró. Formó parte de la plantilla del Athletic en dos etapas. La primera, entre 1917 y 1918. La segunda, a principios de la temporada 22-23. En el Barça también estuvo en dos etapas. Entre 1918 y 1920 fue protagonista de la final de Copa de 1919, contra el Arenas de Getxo. El Barça perdió 2-5 y Lakatos marcó uno de los goles barcelonistas. También vivió en el club la de 1920 que el Barça ganó precisamente al Athletic. Ese día, Lakatos no fue alineado. Regresó a Les Corts a finales de la campaña 22-23, después de su paso por el Athletic.

Uno de los primeros que celebró copas con Athletic y Barça fue Félix Sesúmaga. Jugó en el Barça entre 1919 y 1922 y conquistó los títulos de 1920 (ante el Athletic, por 0-2) y de 1922 (frente al Real Unión de Irún, por 5-1), jugando solo en la primera ocasión. Ese año, se incorporó al Athletic hasta 1925 y se llevó el trofeo en 1923, en Les Corts contra el Europa, por 1-0.

Precisamente esa última final la disputó en la portería del Athletic Manuel Vidal. Militó en el Athletic en dos etapas. La primera, entre 1921 y 1928 hasta fichar por el FC Barcelona ese año, en los albores del primer campeonato nacional de Liga. En la temporada 30-31 regresó al Athletic y formó parte de la plantilla campeona de Copa contra el Betis (3-1), aunque no jugó ese partido.

También merece un lugar en esta lista Gerardo Bilbao. Este centrocampista nacido en Caracas se incorporó al Athletic en 1932, procedente del Arenas de Getxo. En su palmarés figura la primera Copa Presidente de la República, en 1933, aunque solo disputó la eliminatoria de dieciseisavos de final, precisamente frente a su exequipo. Con el inicio de la Guerra Civil, dejó el Athletic y durante la temporada 37-38 se enroló en las filas del FC Barcelona, que disputaba durante la contienda militar el Campionat de Catalunya y la Lliga Catalana. después, se marchó a su país natal, Venezuela, donde acabó su carrera deportiva. (N. del A.: Gracias a Ángel Iturriaga -@anituarco- por aportarnos este dato).

FUTBOLISTA... Y ACTOR

Tras la Guerra Civil, el siguiente protagonista de esta historia fue Emilio Aldecoa. Formado en el fútbol inglés -emigró con su familia de pequeño-, se enroló en el Athletic entre 1947 y 1949. Ese año se incorporó al Valladolid y en abril de 1951 fue fichado por el Barça. En aquellos tiempos no había limitaciones en cuanto a inscripciones en la competición y por ello pudo jugar la final de Copa de aquel año con la camiseta blaugrana. El Barça se impuso a la Real Sociedad por 3-0. Estuvo hasta 1953 y celebró dos títulos más, aunque no fue alineado ni contra el Valencia (4-2) ni frente al Athletic (1-2). Años más tarde, hizo sus pinitos en el mundo del cine interpretándose a sí mismo en el papel de entrenador del Hispania en la película 'Once pares de botas'.

Contemporáneo de Aldecoa fue Jaime Escudero. Vistió la zamarra del Athletic la temporada 49-50. En esa campaña, los bilbaínos se llevaron la Copa ante el Valladolid (4-1). Entre 1950 y 1952 militó en el Barça, añadiendo dos títulos coperos más a su palmarés, si bien no disputó ninguna de las tres finales. Hay que recordar que en aquellos tiempos no se permitían sustituciones de jugadores -a excepción del portero- durante los partidos.

LA 'TRIBUNA GARAY'

Uno de los traspasos del Athletic al Barça fue vital en la historia del estadio de San Mamés, ya que permitió la construcción de la Tribuna Norte. Por ello, en Bilbao se conoce esa zona del estadio como la 'Tribuna Garay'. Hablamos, como no, de Jesús Garay, un defensa que militó en el Athletic entre 1950 y 1960. Con esa camiseta conquistó tres de las entonces llamadas copas del Generalísimo -en 1955 contra el Sevilla (1-0), en 1956 contra el Atlético de Madrid (2-1) y en 1958 contra el Real Madrid (2-1)- y perdió la de 1953, precisamente contra el Barça, por 1-2. Jugó los cuatro partidos. En 1960, el FC Barcelona puso 6 millones de pesetas de la época para ligar su traspaso. Fue blaugrana hasta 1965 y contribuyó en 1963 al éxito en la Copa, en el Camp Nou contra el Zaragoza (3-1).

Gonzalo Beitia fue otro de los 'culés-leones' de aquella época. Entre 1957 y 1960 fue jugador del Athletic -con su paso en la 58-59 por el Ceuta- y en la 60-61 se estrenó con el FC Barcelona, curiosamente la misma campaña en la que debutó Garay, aunque esa fue la única en la que jugó como local en el Camp Nou. En su palmarés figura la Copa de 1958 con el Athletic, pero no jugó aquel partido contra el Real Madrid.

En 1967, el prometedor Pedro Mari Zabalza llegaba al FC Barcelona procedente de Osasuna. Vivió seis temporadas en el club blaugrana, en las que particpó en dos títulos de Copa. En 1968, contra el Real Madrid (1-0) en la popularmente conocida como la 'final de las botellas'. En 1971, también en el Santiago Bernabeu, contra el Valencia. 4-3 tras una prórroga, con gol incluido de Zabalza antes de que se llegara al tiempo extra. En 1973, el navarro se incorporó al Athletic, donde jugó hasta 1976.

EL FICHAJE MÁS CARO

Ese año 1976, un líbero llamado José Ramón Alexanco era reclamado por Koldo Aguirre para formar parte de la primera plantilla del Athletic. Esa temporada, jugó la final de la primera Copa del Rey con Juan Carlos I en el trono. Una final contra el Betis que se resolvió a favor de los verdiblancos en una tanda de penaltis en la que Alexanco marcó uno. En 1980, Josep Lluís Núñez le fichó para el Barça por la entonces astronómica cifra de 100 millones de pesetas. Fue el fichaje más caro de un futbolista español en aquellos momentos. 'Talín' vivió de todo. Alegrías, decepciones, motines, la eclosión del 'Dream Team' de Cruyff... y en la Copa, festejó cuatro de los seis títulos a los que optó. La final más especial para él fue sin duda la de 1988, en plena crisis blaugrana. El Barça ganó 1-0 en Chamartín ante la Real Sociedad, con gol de... Alexanco.

El de Barakaldo fue rival y compañero del segundo portero que defendió los dos escudos, tras Vidal. Fue el actual director deportivo del club, Andoni Zubizarreta. Portero del Athletic entre 1980 y 1986, vivió los mayores éxitos de la época de Clemente. Entre ellos, la Copa del Rey de 1984 que Zubi ganó... al Barça. 1-0, gol de Endika. Al año siguiente, también jugó la final pero sucumbió ante el Atlético de Madrid por 1-2. Tras su fichaje por el Barça, vivió en la portería dos finales en las que acabó imbatido y campeón. En 1988, contra la Real Sociedad (1-0) y en 1990, contra el Real Madrid (2-0). Se retiró en el Valencia, club con el que también jugó una final de Copa, pero la perdió ante el Deportivo.

Zubi coincidió en el Athletic y en el Barça con un delantero capaz de despertar amores y odios como era Julio Salinas. Entre 1982 y 1986, marcó goles para el Athletic y vivió las mismas finales de Copa que el portero. En la de 1985 marcó un tanto que no sirvió a los bilbaínos para conquistar el trofeo. Después, en 1986, firmó por el Atlético de Madrid. Y en 1988 fue uno de los primeros fichajes de Johan Cruyff a su llegada al Barça. Fue culé hasta 1994 y logró la Copa de 1990, en Valencia ante el Real Madrid, marcando el segundo y último gol.

LE LLAMABAN EL 'TXINGURRI'

El mismo año que Salinas llegó al Barça, también se incorporó un habilidoso extremo llamado Ernesto Valverde. El 'Txingurri' procedía del Espanyol y militó dos temporadas a las órdenes de Cruyff. En 1990 se marchó al Athletic, club en el que jugó hasta 1996 y al que posteriormente entrenó. Antes de irse del Barça, celebró la final de Copa de ese año, aunque no la jugó.

Valverde se fue... y llegó Jon Andoni Goikoetxea. El navarro había jugado en Osasuna y en la Real Sociedad antes de vivir la época más brillante del 'Dream Team'. En 1994, tras el doloroso punto de inflexión de aquel Barça que fue la final de Atenas, Goiko se marchó al Athletic, donde jugó hasta 1997. En esas siete temporadas entre el Camp Nou y San Mamés, el extremo no disputó ninguna final de Copa.

En aquel 1994, el camino a la inversa lo tomó Xabier Eskurza. El centrocampista había brillado en el Athletic entre 1989 y 1994 y Johan Cruyff apostó por él. Sin embargo, su paso por el Barça fue efímero, ya que solo jugó aquella temporada 94-95, antes de incorporarse al Valencia. No vivió ninguna final de Copa con el Athletic y con el Barça, como tampoco lo hizo el riojano José Mari García. El FC Barcelona le fichó en el mercado de invierno de la campaña 94-95 y al final de la misma fue traspasado al Betis. En 1966 se incorporó al Athletic, club en el que jugó hasta el 2000. Se retiró en el CF Reus, en el año 2003.

Y para acabar, el único futbolista que ha jugado en ambos equipos durante el siglo XXI. Hablamos de otro riojano, Santi Ezquerro. Fichado por el Athletic en 1998 procedente de Osasuna, Santi jugó hasta 2005 en la entidad rojiblanca hasta que fue fichado por el Barça que entonces entrenaba Frank Rijkaard. Estuvo hasta 2008 en Can Barça, aunque no tuvo todas las oprtunidades de brillar que deseaba. Al igual que Eskurza y José Mari, no vivió ninguna final de Copa con Athletic y Barça, pero cierra una lista de 17 nombres de 'culés-leones' en la historia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil