El camino del Athletic Club hasta la final de Copa

El gol de Yuri Berchiche en el Nuevo Los Cármenes metió al Athletic a la final de Copa

Fue encadenando milagros y eliminó al Barcelona en cuartos con un gol de Iñaki Williams en el tiempo añadido

Yuri Berchiche celebra el gol que clasificó al Athletic a la final.
Yuri Berchiche celebra el gol que clasificó al Athletic a la final. | EFE

Quique Briz

Este mes de abril, el Athletic Club podría hacer historia levantando dos Copas del Rey en una semana, un título que se le resiste desde 1984. Aunque suene lejano, el conjunto vasco se metió en la final gracias a un gol de Yuri Berchiche en los minutos finales de las semifinales en Granada y sacó del camino al Barcelona con un sensacional Unai Simón y un gol de Iñaki Williams en el añadido.

El camino del Athletic a la final de esta Copa del Rey empezó en diciembre de 2019 en Elche, ganando por 0-3 al Intercity de Sant Joan d'Alacant. Posteriormente eliminaría en segunda ronda al Sestao River por 0-4 en el cercano campo de Las Llanas. A partir de ahí, el equipo entrenado por Gaizka Garitano iría encadenando milagros para llegar a la ansiada final, que aún espera en el calendario.

Los cuatro milagros rojiblancos

Los penaltis en Elche

El Athletic volvía en esta edición de la Copa al Martínez Valero, esta vez para enfrentarse al Elche, en aquel momento equipo de Segunda División. Pronto se adelantarían los vascos por mediación de Williams, pero Fidel Chaves pondría las tablas antes del descanso. En Bilbao aún se preguntan cómo aquella ronda pudo caer del lado rojiblanco cuando los ilicitanos se adelantaron 3-1 en la tanda de penaltis. Hasta cuatro 'match balls' superó el Athletic con Iago Herrerín vistiéndose de héroe bajo los palos. Tras el error del local Tekio ya en la muerte súbita, Mikel Vesga daba el pase a los suyos en una noche que costará de olvidar.

Más sufrimiento en Tenerife

Después de la agonía en Elche, el Athletic se volvió a topar con un Segunda División. Esta vez fue el Tenerife, que pronto aprovecharía la expulsión del otrora héroe Iago Herrerín en el minuto 2 con un doblete de Joselu. Williams aportaría los dos goles de 'los leones' y posteriormente Yuri Berchiche igualaría las fuerzas en el 118' tras un gol de los canarios en la prórroga. Llegaba otra tanda de penaltis. Esta vez sería Jokin Ezkieta el protagonista en la portería, parando un penalti al goleador local Joselu. En el tiro definitivo, Asier Villalibre daría otro pase agónico para los de Garitano.

La victoria 'in extremis' ante el Barcelona

Primera prueba de fuego para los vascos en esta Copa del Rey. El Barcelona llegaba como favorito a Bilbao en los cuartos de final después de que el Athletic necesitase dos tandas para eliminar a Elche y Tenerife. Cuando a poco del final Leo Messi encaró a Unai Simón en un mano a mano de los que el argentino perdona pocos, muchos rojiblancos se vieron eliminados. Pero el guardameta se agigantó y le recobró la vida a los suyos. Y, cuando ya se olía otra prórroga, un balón peinado por Williams sin aparente peligro se acabó colando en la meta de Ter Stegen. Otro milagro.

El zarpazo de Yuri en Granada

Si las tres anteriores rondas habían sido agónicas para el Athletic, no iban a ser menos las semifinales ante el Granada, ya a doble partido. El gol de Iker Muniain en el partido de ida en Bilbao dio una mínima ventaja a su equipo sobre los nazaríes. Pero los andaluces demostraron en la vuelta la gran campaña que estaban haciendo anotando dos goles y remontando la eliminatoria momentáneamente, gracias a los goles de Carlos Fernández y Germán Sánchez. En el enésimo milagro vasco y cuando parecía todo perdido, apareció Yuri Berchiche. Una gran internada por la banda izquierda del de Zarautz significó el gol que metía en la final al Athletic. Los jugadores vascos enloquecieron en su cuarto milagro.

Más de un año después de aquella icónica imagen de Yuri en Granada y ya con Marcelino en el banquillo, el Athletic afronta este sábado la tan esperada final de Copa, que desafortunadamente no podrá disputarse con público en las gradas de La Cartuja. Muchas cosas han pasado y el entrenador ha cambiado, pero la consigna es la misma: conseguir otro milagro para devolver la Copa del Rey a Bilbao 37 años después.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil