Sport.es Menú

Con Messi, Neymar y Alexis, a ganar la Copa

Llega el tercer clásico de la temporada 2013-14 entre el Barça y el Real Madrid, y lo hace con un título en juego, la Copa del Rey. Tras una semana nefasta para los intereses blaugrana, la Copa se ha convertido en una cita en la que solo vale el triunfo para minimizar los daños, más allá del punto de revancha que puede tener un duelo que se decidió en 2011 a favor del Real.

JUAN MANUEL DÍAZ

El duelo de esta noche en Mestalla no servirá para aliviar el dolor que siente el barcelonismo por el fiasco en la Champions frente al Atlético; ni para corregir el grave tropiezo frente al Granada que vuelve a dejar al equipo en inferioridad respecto al propio Atlético y al Real Madrid en la Liga.

Sin embargo, dada la irregularidad y los síntomas de final de ciclo que demuestra el Barça más laureado y legendario de la historia, parece obligado cerrar esa época dorada -si realmente es el momento del cierre- levantando una nueva Copa.

BAJAS ILUSTRES

Se mide el Barça a un Real Madrid que respira algo más aliviado porque se clasificó para las semifinales de la Champions y es segundo en el campeonato, pero que tampoco llega sobrado de fuerzas.

Si en el Barça Gerardo Martino no puede contar con Valdés y Piqué y tiene dificultades para armar un tándem de centrales, en el Real Carlo Ancelotti debe prescindir de su principal estrella, Cristiano Ronaldo, y tampoco están en condiciones Khedira, Marcelo, Arbeloa y Jesé. En cambio, recupera en la Copa -como en la Champions- a Iker Casillas, su portero más carismático y que ha mantenido a cero la portería 'merengue' durante toda la competición.

Si el Barça puede apelar al concepto 'vendeta' por el precedente de la Copa de 2011, el Real Madrid tiene agravios más recientes, como las dos derrotas en los clásicos de la Liga. Fueron dos partidos vibrantes y equilibrados, especialmente el del Santiago Bernabéu (3-4) en el que ambos equipos fueron capaces de mostrar lo mejor de su ideario a ráfagas. También en el Camp Nou el Barça se impuso por 2-1.

BARTRA GANA ENTEROS

Todo indica que la apuesta del Tata Martino para la final de Mestalla variará algo con respecto a los últimos partidos importantes. La novedad sería que Cesc se quedaría en el banquillo y sería Alexis Sánchez quien acompañaría a Messi y Neymar.

El Barça gana en capacidad de presión y juego por bandas y el talento y la magia de Neymar y de Messi pueden resultar letalesLeo, con 21 goles en 23 clásicos, es el rey de los duelos entre merengues y culés.

Pero es en defensa en donde más dudas se mantienen. Parecía que Carles Puyol podía ser la gran sorpresa, pero finalmente parece que su recuperación no ha ido tan bien como se pensaba. Por el contrario, parece que Marc Bartra sí que se ha recuperado bien de su sobrecarga en los isquiotibiales. Este martes ya trabajó con el grupo y en estos momentos es quien tiene más opciones para ser titular.

SOBREVIVIR A CRISTIANO

También el Real Madrid llega con sus problemas, y de hecho es Carlo Ancelotti quien deberá sobrevivir a Cristiano Ronaldo. En su caso, a la ausencia del portugués, autor del tanto que definió la edición de la Copa de 2011 en la prórroga. Sufre una lesión muscular en el bíceps femoral izquierdo.

Ancelotti ha decidido no variar el dibujo del equipo pese a la ausencia de 'CR7' y mantendrá el 4-3-3. En defensa ha tenido que encontrar relevo para Arbeloa y Marcelo (Carvajal y Coentrao) pero ha recuperado a tiempo a Sergio Ramos. Y cuenta con Iker Casillas que lleva una competición inmaculada: no ha encajado un solo gol en los ocho encuentros que ha disputado.

En el centro del campo, una vez que ha tenido que adelantar la posición de Di María a la delantera, se ha incorporado Isco por la izquierda, mientras que Xabi Alonso se mantiene en el pivote y Modric, encargado de la creación del juego de ataque. La alternativa a Isco podría ser Illarramendi.

Mientras que Di María parece que se ha crecido en ausencia de Cristiano, el Madrid espera que la final de la Copa sea la noche de Gareth Bale, muy irregular en su primera temporada. La punta del ataque es para Karim Benzema. Una de las incógnitas es si, finalmente, Bale regresa a su banda natural, la izquierda.

MÁS QUE UNA COPA

Como siempre que se miden Barça y Real Madrid en la final, la Copa adquiere una dimensión mayor de lo habitual. El Tata Martino busca recuperar algo de crédito ante la afición consiguiendo su segundo título (tras la Supercopa de España), mientras que Ancelotti quiere inaugurar su cuenta en el fútbol español. Para el Barça, el triunfo supondría conseguir su 27º título y el quinto trofeo en propiedad. Y para el Real, engrosar su palmarés (ha ganado 18) y acentuar la crisis de su eterno rival. La historia del fútbol español y de la Copa del Rey.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil