España gana también el dobles a Ecuador, que forzó dos desempates

Carreño y Granollers sufren pero consigue sumar el punto ante Gonzalo Escobar y Diego Hidalgo por 6-4, 6-7 (5) y 7-6 (2)

La Armada supera así la primera jornada con un 3-0 en el marcador ante de medirse a Rusia este domingo

Carreño y Granollers comentan una acción del partido
Carreño y Granollers comentan una acción del partido | EFE

EFE

El dobles español formado por Pablo Carreño y Marcel Granollers se impuso al dúo ecuatoriano formado por Gonzalo Escobar y Diego Hidalgo por 6-4, 6-7 (5) y 7-6 (2) y redondeó la victoria local por 3-0 en el grupo A de las finales de la Copa Davis que se disputa en Madrid. Los españoles se dejaron todo en la pista para apuntarse también el tercer punto, por cuanto cada partido y cada set serán decisivos para decidir el pase en un grupo que también incluye a Rusia.

Aunque en principio el dobles español iban a componerlo Feliciano López y Granollers, el capitán Sergi Bruguera alteró la dupla después de los individuales y dio entrada a Carreño, que acababa de ganar su partido ante Emilio Gómez en tres mangas. López había ganado también su encuentro previamente y en solo dos sets.

Carreño y Granollers dominaron sin apuros la primera manga, pero en la segunda desaprovecharon muchas oportunidades tanto en los juegos iniciales como en el de desempate. La tercera manga se les puso de cara a los ecuatorianos con una rotura para 2-1, que mantuvieron hasta el 5-4. Una doble falta de Hidalgo y los buenos restos de Granollers permitieron a España recuperar la desventaja y conducir el choque a un nuevo juego de desempate.

Con un inicial los de casa encarrilaron la victoria que suponía el pleno, con tres victorias y seis a favor y dos en contra. Antes, Feliciano López, elegido para ser el número dos del conjunto español tras la baja de Carlos Alcaraz por covid, logró el primer punto al vencer a Roberto Quiroz por 6-3 y 6-3.

Luego Pablo Carreño sobrevivió al empuje de Emilio Gómez, que nunca se dio por vencido, para lograr una victoria agónica en tres sets, por 5-7, 6-3 y 7-6 (5), después de dos horas y 37 minutos.

España descansará el sábado, pero Ecuador se medirá a Rusia con el reto mayúsculo de imponerse al equipo favorito si no quiere quedar eliminado.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil