Prensa Ibérica consolida su vocación nacional con un diario nacido para vertebrar el país

Una amplia representación de todos los estamentos de la política, la empresa y la sociedad civil acude al nacimiento de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, el primer medio del grupo editado desde la capital

El nuevo medio nacional nace para impulsar la vertebración de España y dar voz a los territorios

Javier Moll y Arantza Sarasola, presidente ejecutivo y vicepresidenta de Prensa Ibérica
Javier Moll y Arantza Sarasola, presidente ejecutivo y vicepresidenta de Prensa Ibérica | José Luis Roca

Ana Cabanillas

Un nuevo medio nacional para impulsar la vertebración de España y dar voz a los territorios. Es el planteamiento con el que nace EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que este martes estrena su edición de papel y que la noche del lunes celebró un acto de presentación oficial en el madrileño Hotel Riu de Plaza de España.

El evento narró en vivo la cuenta atrás y el posterior lanzamiento de la página web del medio, que desde este martes cuenta con una edición en papel disponible en los quioscos de Madrid de lunes a viernes. Para dar la bienvenida a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA se congregó un centenar de autoridades del país, entre ministros, presidentes autonómicos, cargos institucionales y directivos de algunas de las empresas más destacadas del país.

En total, se reunieron unos 400 invitados para recibir al nuevo diario, en una celebración en la que se respetaron en todo momento las medidas de seguridad acordes con la situación, como controles imperceptibles de temperatura en los accesos o sistemas de regeneración continua de aire.

Javier Moll (presidente ejecutivo de Prensa Ibérica), José Luis Martínez-Almeida (alcalde de Madrid), Arantza Sarasola (vicepresidenta de Prensa Ibérica), Edmundo Bal (vicepresidente general y portavoz de Ciudadanos) y Aitor Moll (consejero delegado de Prensa Ibérica)

| José Luis Roca

El presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, la vicepresidenta, Arantza Sarasola, y el consejero delegado, Aitor Moll, protagonizaron la recepción de invitados antes de que diera comienzo la presentación oficial. El actor José Luis Gómez introdujo el evento con una interpretación de fragmentos literarios sobre periodismo escritos por autores como Mariano José de Larra, Miguel de Unamuno, Ryszard Kapuscinski o el periodista estadounidense Ben Bradlee.

La apertura corrió a cargo de la vicepresidenta, que destacó la calidad y la independencia informativa como valores fundamentales presentes tanto en la nueva redacción como en los 24 cabeceras que ya integran el grupo. En su intervención, reivindicó «el derecho a una prensa libre, plural e independiente» como «parte esencial de nuestra convivencia en democracia».

En este sentido, Sarasola destacó el papel de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA como «una cabecera que quiere contribuir al progreso y que entiende que el español es un pueblo unido en la riqueza de su diversidad». Asimismo, subrayó los dos valores que constituyen «una seña de identidad» en los medios del grupo, como el rigor en la información y el compromiso con la sociedad.

Este compromiso social del nuevo medio vendrá marcado por su carácter «integrador y sensible a las cuestiones sociales». «El PERIÓDICO DE ESPAÑA defiende la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y lucha con toda su energía contra el problema de la violencia de género», destacó la vicepresidenta, que presentó al nuevo diario como «un periódico con alma, con empatía, con sentido de la justicia».

Fernando Garea, director de El Periódico de España

| José Luis Roca

Sarasola puso de relieve el desafío que representa la nueva apuesta periodística para un grupo editorial «que ha cimentado su desarrollo en el conocimiento profundo de la España plural». La empresaria también quiso dedicar unas palabras de «cariño y solidaridad» a los afectados por el volcán de Canarias, una tierra que fue la cuna de Prensa Ibérica hace más de 40 años, cuando se puso en marcha esta empresa familiar.

Intervino acto seguido Fernando Garea, director de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que dedicó sus primeras palabras a trasladar «toda la ilusión y pasión que hay detrás de este proyecto», que nace con el planteamiento de «alejarnos del ruido y del periodismo declarativo». «Queremos aportar elementos de juicio para que los lectores se formen su opinión sobre los temas. No pretendemos dirigir sus opiniones, ni reforzar sus posiciones y por eso aportaremos visiones plurales», añadió Garea.

El periodista destacó la importancia de los tres pilares que componen un medio: el editor, la redacción y los lectores. En este punto, aseguró que el grupo editorial liderado por Moll y Sarasola ha demostrado con creces «que sabe hacer periódicos desde hace tiempo y que produce contenidos informativos de calidad». Un grupo que con más de 1.200 periodistas tiene ahora «el reto enorme de armonizar sus contenidos y presentarlos en EL PERIÓDICO DE ESPAÑA».

Javier Moll, presidente ejecutivo de Prensa Ibérica

| José Luis Roca

El nombre no es casualidad, quiso precisar, puesto que el objetivo es «hacer que el nombre del diario sea, precisamente, lo que queremos que sea: la plataforma de los contenidos de una España plural, diversa y descentralizada que debemos escuchar mucho más. Y de la que tenemos que servir de altavoz». «Por eso decimos –continuó– que somos la suma de voces».

Sobre la redacción, el segundo elemento decisivo, la describió como una «mezcla perfecta de experiencia y juventud. De talento periodístico y conocimientos técnicos». Apuntó, además, que cuenta «con la misma cantidad de mujeres que de hombres y una media de edad por debajo de los 40 años». Además, se dirigió al lector, y situó el objetivo en «merecer su confianza, ser creíbles, ser diferentes». «A ellos intentaremos llegar online y en papel, todo un reto en estos tiempos. Una hermosa locura que hoy compartimos con todos ustedes».

«Un valor vertebrador»

El acto de presentación, conducido por la periodista Silvia Tomás, se cerró con la intervención del presidente de Prensa Ibérica, que describió el nuevo medio como la culminación de la estrategia de desarrollo, con un «recorrido inverso al habitual en la historia de la prensa en España». Un diario que pretende ser «la voz de la España real» y que, con dimensión nacional, «se nutrirá de la información propia que elaboran los cientos de periodistas que trabajan para las cabeceras del grupo en los distintos territorios».

Moll resaltó el «importante valor vertebrador que nuestros periódicos desempeñan en el Estado de las Autonomías desde los tiempos de la Transición». Un estado que consideró «pieza clave en la modernización del país, de su estabilidad institucional y de su progreso económico y social», aunque aseguró también ser consciente «de las carencias de las que adolece que nos obligan a seguir perfeccionándolo».

El empresario defendió a su vez que «solo el periodismo responsable y de calidad nos hace libres». Un medio «exigente consigo mismo» que «se compromete con la verdad», regido por los principios de la ética periodística y «capaz de rectificar el error que cometa». Al hilo de estas consideraciones, Moll aludió a los periodistas María Ressa y Dimitri Muratov, premios Nobel de la Paz 2021 por su trabajo a favor de la libertad de prensa.

Arantza Sarasola, vicepresidenta de Prensa Ibérica

| José Luis Roca

Desembarco de autoridades

El evento concentró a gran parte de las autoridades del país, con la presencia de miembros del Gobierno, como la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz; el titular de Presidencia, Félix Bolaños; el de Cultura, Miquel Iceta; el de Universidades, Manuel Castells; y la portavoz y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez; o el secretario de Estado de Comunicación, Francesc Vallès.

Acudieron asimismo el presidente del Senado, Ander Gil; el vicepresidente del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis; Ana Pastor, vicepresidenta segunda; o Elisenda Gurdino, directora de comunicación del Congreso.

También asistieron numerosos presidentes autonómicos. Así, acudieron el líder del ejecutivo andaluz, Juanma Moreno; la presidenta de Navarra, María Chivite; el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; la presidenta balear, Francina Armengol; el presidente asturiano, Adrián Barbón; el de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; y el canario Ángel Víctor Torres.

También asistieron dirigentes locales, como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el de Vigo, Abel Caballero; el de Málaga, Francisco de la Torre; o el de Cáceres, Luis Salaya. Por parte del mundo judicial, hicieron acto de presencia la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, o María Jesús del Barco, jueza decana de Madrid.

No se perdieron la cita representantes de distintos partidos, como Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE, el portavoz parlamentario socialista, Héctor Gómez; Iñigo Errejón, líder de Más País; o Teodoro García Egea, que asistió a la inauguración como máximo representante del PP, acompañado por Pablo Montesinos y Martínez-Almeida, que se presentó en la fiesta en su doble condición de portavoz nacional del partido y alcalde de Madrid.

La presidenta de la comunidad autónoma madrileña, Isabel Díaz Ayuso, dejó su representación en manos de la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, y de su escudero en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, que ejerce como portavoz parlamentario. Mónica García, portavoz de Más Madrid, acudió junto a su jefa de gabinete. La presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, también acudió al acto.

Fernando Garea, director de El Periódico de España

| José Luis Roca

Por parte del Ayuntamiento de la capital, casi nadie quiso perderse la fiesta. La vicealcaldesa Begoña Villacís se sumó al alcalde como cabeza del equipo de gobierno. La oposición acudió a la llamada de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA también casi al completo. Pese a las diferencias ideológicas entre los distintos grupos, tanto Mar Espinar (PSOE) como Rita Maestre (Más Madrid) acudieron y departieron con el alcalde como compañeros de corporación.

El evento organizado por Prensa Ibérica contó con un telón presupuestario de fondo. Con el proyecto de Presupuestos Generales del Estado recién remitido al Congreso, y la llegada de los fondos europeos pendiente de las reformas que se negociarán en las próximas semanas, como la de las pensiones y la del mercado de trabajo, la inauguración de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha reunido a los principales agentes de la vida económica y a los interlocutores de la mesa del diálogo social. Por el lado del Gobierno la Vicepresidenta Segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; del lado de la patronal, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y por los sindicatos, el Secretario General de Comisiones Obreras, Unai Sordo. El líder sindical y el empresarial han estado charlando animadamente de camino al salón de actos. Antes, Unai Sordo y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, se han saludado e intercambiado unas palabras; todo, después de que hace menos de una semana, miles de personas llamadas por CCOO y UGT se concentraban ante la sede de la presidencia del Gobierno andaluz para exigir una recuperación económica justa y el cambio del modelo productivo

El presidente andaluz también mostró en la fiesta su buena sintonía con su homólogo valenciano, con quien ha reivindicado una financiación más justa, y aprovechó para conversar con el presidente del Senado, el socialista Gil..

El mundo de los negocios tuvo una representación amplísima en el evento de presentación del nuevo diario de Prensa Ibérica, con la presencia de ejecutivos de gigantes empresariales como Telefónica, Endesa, Naturgy, Repsol, El Corte Inglés o Iberia y representantes de distintas entidades como BBVA, Banco Santander, La Caixa o Sabadell.

Por parte del mundo judicial, se dejaron ver magistrados del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional y de distintos Tribunales Superiores de Justicia de varios territorios.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil