¿Cuáles son las ETS más frecuentes?

El primer enemigo que encontramos es el virus del papiloma humano

La gonorrea pasa desapercibida para un 80% de las mujeres que la tienen

Las ETS más frecuentes
Las ETS más frecuentes | SPORT.es

Código Nuevo

En la actualidad, según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de un millón de personas de entre 15 años y 49 años se contagia cada día por una infección de transmisión sexual curable. Pero esto no significa que vayan a enfermar y presentar síntomas. Lo cierto es que esas infecciones pueden convertirse o no en enfermedades de transmisión sexual. En consecuencia, la única manera de tener seguridad acerca de estar completamente libres de dichas infecciones es a través de pruebas especializadas.    Una medida que las autoridades sanitarias recomiendan para proteger a las parejas sexuales.

¿Pero cuáles son las ETS más frecuentes que podemos contraer? Desde WebMD, medio dedicado a la salud y la medicina, han dedicado toda una sección a ello. Así, el primer enemigo que encontramos es el virus del papiloma humano. Un virus con más de cuarenta variedades distintas que puede transmitirse de múltiples maneras diferentes: a través del sexo vaginal, a través del sexo anal y a través del sexo oral. Es tan frecuente que, según dicen desde WebMD, "casi todas las personas sexualmente activas tendrán el VPH en algún momento". Pueden provocar desde verrugas genitales a infecciones en la boca e incluso cánceres.

Seguidamente hallamos la clamidia. En algunos países como los Estados Unidos supone la ITS más común y puede contagiarse mediante sexo vaginal, anal u oral también. El problema, como pasa con otras ITS, es la ausencia de síntomas en el 75% de las mujeres que la contraen y en el 50% de los hombres. Esto facilita que continúe transmitiéndose. Al tratarse de una infección bacteriana puede tratarse con antibióticos. Lo mismo ocurre con la gonorrea, que pasa desapercibida para un 80% de las mujeres que la tienen.

Otra enfermedad de transmisión sexual bacteriana, la sifílis, causaba estragos en las personas que la tenían antes del desarrollo de los primeros antibióticos. La serie The Knick, del director Steven Soderbergh, es una prueba documental de ello. En su etapa final puede dañar letalmente nervios y órganos, pero incluso sin un tratamiento, solo el 15% de los infectados desarrolla la etapa final de la enfermedad. Es importante realizar pruebas periódicas para comprobar que no estamos infectados. Otras ITS son más obvias, como el HSV-2, el virus del herpes capaz de causar herpes genital o anal. No tiene curación pero sí tratamiento.

Como tampoco tiene curación el VIH. Se trata del virus que provoca el SIDA y, como explican desde WebMD, "se transmite a través de los fluidos corporales como la sangre, el semen o los fluidos vaginales". Eso sí, "no se puede contraer el VIH por la saliva o por besos". Por último, tenemos la tricomoniasis, infección causada por un pequeño parásito. Nuevamente solo un porcentaje de los infectados presenta síntomas: el 30% aproximadamente. Eso nos remite otra vez a la importancia de tomar siempre precauciones, aunque la otra persona no parezca contagiada de nada, y a realizarnos chequeos periódicos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil