Valverde ya tiene el once del clásico

Los 'Arturos' y Dembélé son los grandes perdedores en la evolución del Barça desde el 26 de octubre, la fecha inicial del clásico

Este miércoles, frente al Real Madrid, la única incógnita que parece abierta gira en torno a las opciones de Sergi Roberto y Nelson Semedo

Barça y Real Madrid llegan al Clásico de este miércoles con los mismos puntos | PERFORM

Empieza la cuenta atrás para el FC Barcelona-Real Madrid (miércoles 18 Camp Nou, 20,00 horas) que ha generado más polémica extradeportiva en los últimos tiempos, pero que parece estar mucho más calmado en los aspectos meramente futbolísticos.

Con la demora de casi dos mesesErnesto Valverde ha tenido tiempo para definir un once inicial que ofrece pocas dudas de cara al clásico. Las lesiones, en especial las de Arthur Melo Ousmane Dembélé han sido bastante determinantes a la hora de que el Txingurri apueste a día de hoy por un once de gala muy definido. 

En el arranque de campaña, el Barça tuvo que tirar del fondo de armario. No solo vio diezmada su delantera -Messi, Luis Suárez...- sino todas las líneas. El portero Neto perdió la batalla con Ter Stegen antes de comenzarla, a causa de una lesión en la mano.

En defensa, Umtiti no ha podido asentarse de nuevo en el equipo por sus crónicos problemas en la rodilla. Nelson Semedo Jordi Alba, llamados a ser los laterales titulares, han estado mucho tiempo en el dique seco.

El centro del campo es la línea con más efectivos en la plantilla, pero la eterna búsqueda de la tripleta ideal ha hecho que incluso el jefe de máquinas, Sergio Busquets, haya pasado por el banquillo. 

RADIOGRAFÍA DEL 26-O

En las fechas en las que debió jugarse el clásico, el 26 de octubre, Nelson Semedo era intocable en el lateral derecho; Arthur Melo indiscutible en el centro del campo e Ivan Rakitic, invisible; y Ousmane Dembélé mantenía el pulso a Antoine Griezmann para completar el tridente. El Barça era un conjunto irregular, especialmente vulnerable en campo contrario y muy expuesto ante los rivales porque su valor más sólido, Messi, todavía estaba cogiendo el punto de forma. 

Dos meses y siete partidos de Liga dan para mucho. Por ejemplo, para consolidar un once inicial. Y para que Real Madrid y Barça superen la fase de rodaje, tomen velocidad de crucero y se sitúan al mando de la clasificación aunque tengan pendiente de jugar el clásico.

En el caso del Barça, ha encadenado cinco triunfos, una derrota y un empate en los que Messi ha aportado 10 goles y 4 asistencias para situarse al frente del Pichichi. Además, ha recuperado a casi todos sus lesionados y son precisamente los que siguen 'tocados' los perdedores de la partida, a día de hoy

EN VÍSPERAS DEL CLÁSICO

Así, en vísperas del clásico, Ter Stegen sigue siendo 'el Muro' de la portería blaugrana sin discusión, mientras que nadie cuestiona que Piqué y Lenglet conformen el tándem de centrales. En el lateral izquierdo, Jordi Alba está de vuelta y la única incógnita es si Nelson Semedo volverá a arrancar en la banda derecha, desplazando a Sergi Roberto, o bien se mantendrá el de Reus. Una alternancia que ya se producía la pasada campaña.

Por su polivalencia, Sergi Roberto también podría aparecer en el mediocampo. No sería el primer clásico que disputa situado en el interior derecho. De todas formas, parece Ivan Rakitic ha vuelto por sus fueros y junto a Busquets y Frenkie De Jong arman un mediocampo que aporta orden táctico, despliegue físico y toque.

PIERDEN LOS ARTUROS Y EL 'MOSQUITO'

Los perdedores son los 'Arturos': Melo era la apuesta inicial de futuro, por un centro del campo que prima la posesión del balón, pero no dio el paso adelante esperado y ahora, lesionado, no está en condiciones de jugar. Y Vidal es un excelente recurso para revolucionar las segundas partes, pero los engranajes suelen chirriar cuando el chileno forma parte del plan inicial.

En ataque tampoco queda lugar para el debate. Vuelve a estar lesionado Dembélé Griezmann está cada vez más integrado en el juego junto a Messi Suárez.

El Barça ya puede decir que ha ensamblado el tridente con el que soñaba el pasado verano. Además, Ansu Fati Carles Pérez son dos recursos de emergencia excepcionales. Así que, para desgracia del 'Mosquito', pocos le echarán en falta de cara al Barça-Madrid de este miércoles que una vez más deberá seguir desde la grada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil