Sport.es Menú

Unos laterales poco clásicos para 'matar' al Madrid

Suben como puñales por la banda. Son incisivos, sorprenden y su presencia es clave en el engranaje ofensivo del Barça y ante el Madrid en la Copa tendrán una nueva oportunidad para hacer daño. Posiblemente ningún equipo del mundo cuente en sus filas con cuatro laterales con la vocación ofensiva de Alves, Adriano, Jordi Alba e incluso Montoya y el esperado Abidal.

Sergio Vera

La banda del Barça encarna a la perfección el espíritu del carrilero brasileño en la que pisar el área rival es prácticamente un deber. Para el lateral del Barça de hoy sumarse al ataque ha pasado de ser una opción a prácticamente una obligación. La alta posesión de la que disfruta el equipo partido a partido incentiva una mayor presencia ofensiva de todos sus efectivos y en este 'ecosistema' los laterales del Barça han ganado cada vez más relevancia.

Es inevitable asumir riesgos defensivos en la propuesta azulgrana apuesta por el espectáculo, sin embargo, los resultados avalan una filosofía que ha ido de menos a más en la última década y que ha alcanzado su máxima expresión esta temporada con Tito Vilanova en el banquillo. Es difícil encontrar otro equipo de máximo nivel mundial que apueste por un perfil tremendamente ofensivo para sus dos jugadores de banda que llegan desde la retaguardia.

Es por ello que el Barça posee, sin dudas, dos laterales poco clásicos que potencian todavía más una idea de fútbol en la que el gol es el gran objetivo. Defenderse atacando. Arrinconar al rival. Asociarse, sorprender, jugar por dentro y por fuera. Tan fácil en la teoría pero tan complicado en la práctica.

LOS CUATRO PUÑALES DEL BARÇA

Alves y Adriano ya se educaron en Brasil en esta filosofía y es por ello que en el Barça se desempeñan como peces en el agua. El primero es quizás el más desbocado de todos y el impacto ofensivo que provoca en los partidos es difícilmente sustituible. Pese a que esta temporada únicamente ha marcado un gol en Champions, en Copa y Liga es el jugador que más centros al área realiza acumulando ya cinco asistencias de gol.

Adriano vive su mejor temporada como azulgrana. Su polivalencia para jugar en ambas bandas le ha permitido lograr su ansiada continuidad lo que se ha traducido en un valor muy preciado en los planes técnicos de cara a la portería rival. Si Alves ha brillado en Champions y Copa, Adriano es el líder de los laterales en Liga: 5 goles -es el sexto máximo goleador del equipo en la competición- en 13 disparos y 1 asistencia.

Quien también encarna a la perfección este espíritu 'carioca' es Jordi Alba. En su primera temporada en el primer equipo, el joven lateral ha demostrado que la banda izquierda no tiene fin. Brilló en el Valencia, se destapó en la Eurocopa, en la que incluso marcó un gol en la final, y en el Barça ha puesto de manifiesto que más allá de ser un 'pulmón' respira fútbol por los cuatro costados. Jamás renuncia a llegar a la línea de fondo rival, a sorprender a la espalda del extremo y a buscar el pase definitivo de gol. De sus botas han nacido 3 goles pero además, tras Iniesta, Cesc, Pedro o Messi -jugadores que hacen del área su hábitat natural-, brilla con 5 asistencias.

Montoya tampoco se queda atrás. Algo más precavido que sus compañeros, en sus minutos con el primer equipo no ha renunciado a incorporarse al ataque. Sus 3 asistencias en Liga dan fe de ello. El jugador es consciente de su proceso de aprendizaje y, por ello, también se suma al carro para ser una de las opciones ofensivas del equipo cuando ocupa la banda. Para el recuerdo quedará su disparo al larguero en el minuto 90 del clásico liguero ante el Real Madrid con 2-2 en el marcador.

UN EJEMPLO ANTAGÓNICO: EL REAL MADRID

Precisamente el eterno rival presenta un perfil de lateral mucho más conservador y clásico. A excepción de Marcelo, muy lejos de su estado de forma, Mourinho confía sus bandas a jugadores como Di María, Özil e incluso Cristiano. Solo Coentrao se anima a incorporarse al ataque desde atrás.

Quien no se prodiga en labores ofensivas es Arbeloa. El lateral internacional apenas crea peligro cuando se incorpora limitando su labor a tareas estrictamente defensivas, de la misma manera que Albiol cuando ha ocupado `accidentalmente¿ el carril derecho. Essien es otra de las apuestas en el lateral pero para aportar más músculo que creatividad en ataque.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil