Sport.es Menú

Competición fija el Barça-Real Madrid para el 18 de diciembre

Competición ha hecho valer este mediodía el acuerdo entre FC Barcelona y Real Madrid, tal y como solicitó la semana pasada

La Liga tiene previsto recurrir esta fecha ante el CSD y, en caso necesario, ante la justicia ordinaria ajustándose al Real Decreto de Venta Centralizada que le otorga la facultad para fijar la fecha de los partidos

 El Comité de Competición aplaza oficialmente el Barça - Real Madrid | Perform

Este lunes al mediodía el Comité de Competición, reunidos desde las 13:00 horas por vía telemática, han decidido acordar la fecha del 18 de diciembre para la disputa del Clásico previsto inicialmente para este próximo sábado 26 de octubre. Decisión que adoptan una vez que los dos clubes están de acuerdo con esta fecha, tal y como estableció el órgano disciplinario de la RFEF en su decisión del pasado jueves por la noche. En la misma ya determinó la suspensión de la fecha del 26 de octubre como estaba inicialmente previsto.

Ramón Fuentes

Una decisión que no coincide con la propuesta presentada también el pasado viernes por LaLiga quien, una vez que el órgano disciplinario no atendió a su petición original del cambio del estadio, propone el 4 de diciembre. Un miércoles sin competición oficial como sí sucederá el día 18 donde está prevista la disputa de la Copa del Rey. LaLiga, tal como adelantamos este domingo 20 de octubre de SPORT, tiene previsto recurrir esta decisión.

Como ya explicamos en el día de ayer, se trata de una resolución que no permite recurso ante el Comité de Apelación y el TAD. Luego la patronal irá directamente al Consejo Superior de Deportes al entender que se ha vulnerado la normativa actual que le otorga a LaLiga la facultad para fijar los horarios del fútbol profesional. La Liga entiende que esta resolución de este lunes no responde a la propuesta presentada por la Liga donde lo que solicitó entonces era el cambio de estadio dada la situación que se vive en Barcelona. En ningún momento solicitó un cambio de fecha del encuentro. Un cambio de estadio que además no habría provocado trastorno alguno en en calendario dado su carácter asimétrico. En el momento que está en cuestión el cambio de fecha, la Liga argumentará ante el CSD y la justicia ordinaria si llega el caso, que la RFEF no tiene competencia en el fútbol profesional que son exclusivas de la patronal.

La Liga se acogerá al Real Decreto, cuyo artículo 25 les otorga la facultad para fijar las fechas, horarios y sus modificaciones de las competiciones profesionales o al Convenio de Coordinación firmado con la RFEF donde es la patronal quien tiene las competencias a la hora de fijar los horarios de los partidos del fútbol profesional. Es más también tiene previsto tomar como referencia al escrito emitido por el propio CSD ell pasado mes de marzo. A raíz de la intención inicial de la RFEF de fijar unos horarios de verano, la subdirección general del régimen jurídico del propio CSD y firmado por Ramón Barba,  donde exponía claramente que nadie ajeno puede intervenir en la fijación de los horarios porque supone probar a la LaLiga de su facultad exclusiva de comercialización. Pero además hay otros condicionantes de explotación de la competición que también podría argumentar la liga, como explicamos en el día de ayer en el diario SPORT. 

Vulnerar el acuerdo de LaLiga con los operadores

Esta decisión de jugar el día 18 supondría vulnerar el acuerdo que la propia Liga tiene con los operadores de televisión y que establece que el clásico de ida está orientado para el mercado asiático y disputarlo un miércoles por la noche afecta de lleno, dado que a esa hora duermen en Asia . Algo que se evitaría jugándose en la primera fecha alternativa del sábado 7 de diciembre propuesto por la Liga. Ese día se respetaría las 13:00 horas para la celebración del encuentro. Pero además el 18 de diciembre hay Copa del Rey con clubes de Primera división luego chocaría de lleno con sus intereses comerciales y audiovisuales, cuyo concurso todavía está desierto por la RFEF.

A todo esto hay que añadir que el segundo clásico, también por el acuerdo con los operadores, no se puede cambiar  por que ese le corresonde la elección a Telefónica que fija el horario a las  20.45 en fin de semana. Luego esta temporada no habría clásico para el mercado asiático. Pero además cambiar de fecha y situarlo un miércoles obliga a la Liga a suspender mas de 50 actos previstos con los operadores internacionales para promocionar la competición española. Porque jugándose a las 13:00 horas no sólo tiene impacto con China, también Oriente Medio, India, Japón, Indonesia, Australia, Vietnam, Singapur , Thailandia o Malasia En todos estos países no se vera el clásico de ida en el Camp Nou.

> Y jugarse en miércoles afecta también a los patrocinadores de LaLiga de esa zona del mundo. Estaban previstos muchos acuerdos de activación, como por ejemplo, la compañía aérea Iberia participaba en un evento multitudinario en Shangai. Una vez que LaLiga entendió que no se puede jugar en el Camp Nou, por eso intentó buscar el menor daño a toda la competición cambiando el estadio. Lo que está claro es que LaLiga no se va a quedar quieta y recurrirá ante el CSD y llegado el caso ante los tribunales ordinarios para hacer valer lo que entiende son sus competencias. Lo normal es que intente apurar la vía deportiva y, en caso de no tener un respuesta positiva, buscar medidas cautelares en la justicia ordinaria.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil