Sport.es Menú

Helenio Herrera: "Juanito se marca solo"

Helenio Herrera, el Mago, fue el gran protagonista del clásico del Camp Nou en noviembre de 1980
Helenio Herrera, el Mago, fue el gran protagonista del clásico del Camp Nou en noviembre de 1980 | sport

El clásico del curso 1980-81 en el Camp Nou, a diferencia de otros Barcelona-Madrid, ha pasado a la historia por las sorprendentes declaraciones de Helenio Herrera antes y después del partido. El entrenador del FC Barcelona, en una clara estrategia de quitar presión a su equipo, se regaló como diana al madridismo 24 horas antes del duelo de la máxima en el Camp Nou. Nada nuevo para quienes conocían la trayectoria del Mago, pero chocante por la verticalidad e intencionalidad de sus comentarios.

D. SALINAS

En la víspera, después del entrenamiento, al Mago le preguntaron qué jugador se encargaría de marcar a la estrella del Real Madrid Laurie Cunningham. Helenio, un entrenador-psicólogo con mucho fútbol sobre sus espaldas, se contuvo y tiró de manual:

–Lo tengo decidido, pero comprenderán ustedes que no adelante esta información.

La prensa, viendo que H.H. no soltaba prenda, volvió a la carga:

–¿Y a Juanito, quién lo marcará?

Fue entonces cuando los oídos de los representantes de los medios de comunicación no dieron crédito a lo que oyeron:

–Juanito se marca solo.

La respuesta de H.H. cogió a todo el mundo por sorpresa y causó tanta sorpresa como carcajadas. Pero el técnico tenía otro conejo en la chistera, como siempre. Estaba lanzado:

–¿Tiene alguna sorpresa preparada para recibir al Madrid? –le preguntaron.

–Artola (el guardameta) jugará de delantero centro.

Todavía más carcajadas. Y es que H.H., en su primer paso por el banquillo del FC Barcelona (1958-59 y 1959-60) había acuñado frases tan célebres como “ganaremos sin bajar del autocar” o “se juega mejor con diez que con once”.

A las 17 horas del domingo 30 de noviembre de 1980, el Camp Nou recibió a ambos equipos con el aforo completamente abarrotado. Schuster abrió el marcador a los 16 minutos (1-0). Sin embargo, en el minuto 23, empató Juanito. Y, claro, después de las palabras que le había dedicado H.H. en la víspera, el extremo del Real Madrid, corrió raudo al banquillo del FC Barcelona para celebrar el gol delante del técnico barcelonista. Luego llegaría el gol ganador de Quini.

¿Qué le dijo Juanito a Herrera? El jugador del Real Madrid no tuvo problema alguno en desvelarlo una vez finalizado el partido:

–Le dije que se fuera a un asilo. Tenía que decírselo. Lo que me dijo fue intolerable para un profesional del fútbol. Este hombre debería hablar  menos.

El Mago, por su parte, eufórico, estaba en su salsa cuando dio la rueda de prensa posterior al choque. “Ha venido y me ha saludado. No sé qué quería, pero ya me llamará por teléfono". Agregó que "no comprendo su alegría porque yo de él me avergonzaría de haber marcado un gol tan birrioso”. Y cuando le comentaron que Juanito lo había mandado al asilo, sacó otra de sus frases ingeniosas que tanto gustaban a la afición barcelonista y tanto crispaban a la del equipo rival: “¡Pues que me lo pague!”.

El FC Barcelona acabó ganando el clásico gracias a un segundo gol, obra de Quini en el minuto 65. Helenio, que en la temporada anterior había clasificado al equipo para la Copa de la UEFA después de sustituir a Joaquim Rifé en marzo de 1980, volvía a ser talismán. Cogió nuevamente al equipo a principios de noviembre de 1980 en lugar de Ladislao Kubala y, desde su llegada, el FC Barcelona se había impuesto al Atlético (4-2), Salamanca (3-0), Lleida (1-2) en la Copa del Rey y Zaragoza (1-2). Y con el triunfo ante el Real Madrid (2-1), cinco victorias en cinco partidos.

El cuadro catalán, que cuando lo cogió H.H. ya estaba fuera de la Copa de la UEFA, no ganó la Liga, pero sí la Copa del Rey. Cantó el alirón el 18 de junio de 1981 después de derrotar al Sporting por 3-1 con dos goles de Quini y otro de Esteban.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil