Sport.es Menú

Un Clásico con mucha pólvora... y algo de mate

El Barça busca dar un nuevo golpe en el Bernabéu
El Barça busca dar un nuevo golpe en el Bernabéu | sport

A la énesima entrega de una saga vibrante con actores conocidos se une este sábado un nuevo protagonista: Luis Suárez. El delantero uruguayo entra en escena tras su sanción y lo hace con el objetivo de asumir un rol principal, ya sea como titular o revulsivo. "Tendrá minutos seguro", confirmó Luis Enrique en rueda de prensa.

Toni Juanmartí

El choque de trenes en el Bernabéu llega en un buen momento para el Barça. Los 'blaugrana', líderes, todavía no han encajado ningún gol en lo que va de liga y se presentan al duelo con la tranquilidad de saber que, pase lo que pase, seguirán en lo más alto de la clasificación cuando Gil Manzano decrete el final del partido.

A nivel deportivo, Luis Enrique tiene dos grandes decisiones por tomar. La primera, escoger entre PiquéMascherano y Jordi Alba. El central catalán se está mostrando algo irregular en este inicio de temporada, pero su 'status', envergadura y buena salida de balón hacen que su presencia en el once suba enteros. En caso de que el técnico asturiano apostara por la pareja Mascherano-Piqué en defensa, Mathieu ocuparía el lateral izquierdo y relegaría al banquillo a un Alba poco afortunado en sus últimas actuaciones.

La otra gran duda es Rakitic o Luis Suárez. Con Rakitic de titular, Iniesta se colocaría como falso extremo formando un centro del campo de cuatro hombres y Messi y Neymar quedarían liberados arriba. Por contra, si el uruguayo sale de inicio, el dibujo será un nítido 4-3-3 con el charrúa ubicado en la banda derecha.

Dos rompecabezas que preocupan menos ante el pletórico estado de Messi y Neymar. El 'crack' argentino asusta al Bernabéu, el lugar en el que tantas veces se ha exhibido, y amenaza con batir el récord de Zarra. Esta vez, Leo llega a Chamartín formando una sociedad demoledora con un Neymar que definitivamente ha dado un paso al frente.

No lo tendrá fácil el Barça, pues el Real Madrid viene arrasando en sus últimos compromisos. Los blancos son el mayor obstáculo que podría tener Claudio Bravo en su intento de seguir imbatido. Una vez más, Ancelotti parece haber superado las trabas veraniegas de Florentino Pérez y ha reconstruido un equipo que es más bien una máquina de hacer goles: lleva 40 en los 11 encuentros disputados entre Liga y Champions.

BALE, UNA BAJA MUY SENSIBLE

Ante tanta igualdad, la ausencia por lesión de Gareth Bale puede valer su peso en oro. La baja del galés 'obliga' a Carlo Ancelotti a alinear un centro del campo con cuatro 'peloteros': ModricKroosJames e Isco. Arriba, CR7 y Benzema serán los encargados de ejecutar los diabólicos contragolpes que nacerán en las botas de unos centrocampistas, igual que los del Barça, poco acostumbrados a correr detrás del balón.

El Clásico lleva días jugándose. Sobre todo en Madrid, desde donde se ha tratado de desestabilizar al Barça con el 'no cambio' de Messi ante el Eibar y con un intento a la desesperada para que Suárez se perdiera el duelo, quejas por el calendario aparte. Cuando Gil Manzano de comienzo al envite, no habrán entornos ni favoritos, sólo 22 jugadores dispuestos a darlo todo por sus colores. Y es que como dijo Luis Enrique, los Clásicos "tienen que ser calientes". Como el mate que tomaba Luis Suárez antes de viajar a la meseta....

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil