El césped volverá a ser el peor enemigo

Sport.es

Pasa el tiempo pero todo sigue igual. Un clásico en el Santiago Bernabéu con Mourinho de entrenador blanco significa buscar todas las artimañas para dificultar el juego del Barça. Vale todo.

Como por ejemplo no cortar el césped y dejarlo muy largo para que los blaugrana no circulen el balón con la rapidez habitual. La fotografía captada por el periodista de Barça TV Edgar Fornós a pie de campo así lo revela.

Y no es la primera vez. En el primer clásico de Mourinho en el Bernabéu, el técnico portugués quiso recibir al Barça con una hierba alta y además sin una gota de agua.

El césped seco y largo fue un enemigo para el fútbol fluido y vistoso del Barça que acabó empatando a uno. Sin embargo, 'The Special One' ya lo había hecho cuando entrenaba al Chelsea.

De hecho, Mou ya hizo famoso en su día el 'Stamford Beach' de Londres, al convertir un estadio extraordinario en un campo de patatas contra los blaugrana.

Y tampoco en aquella ocasión le sirvió para ganar. Más bien todo lo contrario. El Barça se impuso 1-2 y el Chelsea quedó eliminado a manos de un conjunto blaugrana que se ha acostumbrado a jugar allí donde le digan sin perder nunca su esencia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil