Barça-Madrid: la hora de los clásicos para ganar al Real

Apenas tres meses después del inicio de la temporada 2013-14, llega el primer 'momento de la verdad' para Gerardo Martino y Carlo Ancelotti. Barça y Real Madrid se disputan el primer clásico de la Liga. Y aunque el título queda muy lejos de esta décima jornada, sí que parece que el triunfo tendrá mayor premio que los tres puntos. 

JUAN MANUEL DÍAZ

Pese a un inicio de temporada con título (Supercopa de España), récord de triunfos (ocho consecutivos) y liderato incluidos, Gerardo Martino ha visto cómo, desde un sector del entorno y la afición, las dudas sobre su equipo florecen a la mínima.

El Tata vivió una tormenta en torno a su fidelidad al estilo de juego cuando el Barça cedió la posesión al Rayo (51 a 49 %) aunque ganó por 0-4. Y ha vuelto a notar el 'run run' del entorno cuando han encadenado los empates con Osasuna y Milan (0-0 y 1-1). Así que no vencer al Madrid dispararía, nuevamente, los debates.

INCÓGNITAS EN DEFENSA

El Barça del Tata parece tener claro su origen y su final: Valdés y Messi. A partir de ahí las rotaciones, las lesiones y los últimos resultados han hecho que se dispararan las incógnitas sobre el once con el que debe medirse al Madrid.

Alves y y Adriano se ocuparán los laterales, pero el tándem defensivo ha estado en el aire hasta el último minuto. Todo el mundo apuesta por el regreso del capitán Carles Puyol si Piqué no se recuperaba a tiempo. Al final, Gerard se recuperó a tiempo y formará pareja  en el eje junto al argentino, que debe rehacerse anímicamente tras su error en San Siro.

En la zona ancha, las cábalas sobre los mediocampistas que jugarán por delante de Sergio Busquets se han sucedido. Xavi apunta a fijo y a partir de ahí, Cesc e Iniesta se debían repartir la otra plaza, según algunos, incendiando el debate.

También se valoraba la opción de que los cuatro coincidan en el equipo, con Cesc como 'falso 9' y Messi y Neymar situados en las bandas. Esto implicaría sacrificar a Pedro y Alexis, que en cambio tendrían sus opciones si el sacrificado es Andrés o Cesc. 

Martino quiere que el Barça tenga el máximo control del balón frente a un Real Madrid que apuesta por el vértigo y el fútbol directo. Así que pondrá en liza a todos los pequeños con Cesc en esa posición adelantada y con Messi y Neymar en las bandas.

ANCELOTTI RESPIRA

Quizás el recorrido de Carlo Ancelotti haya sido el inverso al de Martino y el italiano ha tomado algo de aire en las últimas semanas con las victorias frente al Málaga (2-0) y la Juventus (2-1). Pero el aterrizaje del técnico italiano en Chamartín ha sido más parecido al de un paracaidista que al de un piloto de avión.

El técnico italiano, que ha desplazado a todos los disponible de su plantilla a Barcelona, se vio obligado a reconocer que su equipo no jugaba nada bien y, en cierta forma, ha traicionado su discurso inicial en el que aseguraba que llegaba dispuesto a vencer practicando buen fútbol.

La venta de Özil, la lesión de Bale o la polémica en torno a Casillas son factores que no le han facilitado las cosas. Pero la realidad es que, después de soportar muchas críticas, afronta el partido de esta tarde a tres puntos del Barça líder.

BALE, SÍ

Todo el mundo da por hecho que Gareth Bale será titular y jugará por la banda derecha del ataque, con Cristiano en el eje del ataque y Di María. El portugués y el argentino han sido fundamentales en este arranque de campaña.

Su velocidad y capacidad goleadora son la principal baza de un Madrid que sigue siendo un equipo muy directo, con más pegada que fútbol.

En la zaga merengue, se hará extraño no ver bajo los palos a Íker Casillas, pero la apuesta por Diego López que realizó José Mourinho es 'el gran legado' del portugués  en el Bernabéu.

En principio, Arbeloa y Marcelo son los encargados de los laterales mientras que Pepe y Sergio Ramos formarán el tándem de centrales. También se especulaba con la opción de que se incorpore Rafael Varane en el eje.

LA OPCIÓN VARANE

En este caso, Ramos se situaría en el lateral para encargarse de Neymar. El sacrificado sería Arbeloa, que sufrió, y mucho, en su duelo con Neymar durante la final de la Copa de las Confederaciones.

Más clara está la disposición del mediocampo, con Illarramendi flanqueado por Khedira y Modric. Isco, que arrancó la temporada con mucha fuerza, parece que ha perdido fuelle. Y Xabi Alonso sigue de baja, ultimando la recuperación de la pubalgia y la fractura en el pie que sufrió. 

Estos son los aspectos más tácticos de un Barça-Madrid que la web de Sport desglosa en su especial sobre el clásico.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil