Sport.es Menú

El Tour y Froome exigen el mejor Nairo Quintana

El colombiano debutará en Mallorca con la idea de 'solo Tour'

Participar en el Giro de Italia sería renunciar al 'sueño amarillo'

abernaus170101223820
Nairo Quintana necesita ir como una moto en el Tour de Francia | sport

Movistar nunca ha dado luz verde a la participación de Nairo Quintana en el Giro de Italia. Si el objetivo prioritario es conquistar el Tour de Francia que el británico Chris Froome ha dominado en las tres últimas ediciones,tomar la salida en la ronda italiana comportaría un riesgo excesivo y, por ahora, inaceptable.

Agustí Bernaus

Año tras año, Dave Brailsfort, el mánager del equipo Sky, ha ido declinando la invitación de los organizadores del Giro para que Froome esté en la línea de salida. Ya lleva cinco años consecutivos eludiendo cortesmente la propuesta que incluye notables contrapartidas.Froome tiene claro que la exigencia de la ronda francesa le impide desgastarse previamente en una prueba de cuatro semanas. No tiene tanta ventaja física sobre sus más directos rivales como para permitirse lo que hoy, en el ciclismo actual, sería un exceso. Nairo Quintana no es diferente. El líder de Movistar necesita la mejor condición física y mental para intentar romper el monopolio de Froome en el mes de julio.Durante los dos últimos años no lo ha conseguido. En el 2016 terminó en la tercera posición y con la convicción de que su rendimiento físico había sido inferior al del 2015 aunque nadie supo explicarlo claramente.

Recurrir ahora al Giro de Italia como modelo de preparación para el Tour, desde el punto de vista físico sería aparcar todos los conocimientos aprendidos en base a la experiencia de los últimos años. Las dos victorias de Alberto Contador en el Tour, la de Vincenzo Nibali, la de Bradley Wiggins,  Cadel Evans o Carlos Sastre se construyeron sin pasar por la ronda italiana. La participación en el Giro'2017 de escaladores tan 'salvajes' en la montaña como Fabio Aru, Nibali o Mikel Landa combinados con un recorrido especialmente duro y una contrarreloj final el 28 de mayo no proyectan la competición como un escenario ideal para ir preparando la ronda francesa. Aunque entre una y otra prueba exista un margen de cinco semanas. Este tiempo teóricamente sería suficiente para la recuperación física e incluso daría para una preparación en altura, pero mentalmente Nairo Quintana difícilmente podría estar en el mismo plano que su rival, Froome.       

En el entorno de Movistar son muchos los que están convencidos de que correr el Giro sería renunciar a la victoria del Tour para servirle en bandeja una nueva edición a Froome. El sueño amarillo continua como principal objetivo del único equipo español WorldTour. Eusebio Unzué, máximo responsable, cree en Nairo Quintana como ganador de la prueba más importante del mundo. Pero este sueño exige dedicación exclusiva. La idea de ‘solo Tour’ es la que prevalece en las formaciones más ambiciosas.

Quintana debutará en la Challenge Mallorca.Su calendario pasa por la Vuelta a la Comunidad Valenciana, Algarve, Tirreno-Adriático y Volta a Catalunya.Sin excesos, el ‘solo Tour’prevalecerá finales de enero y en cada una de las competiciones que participe.    

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil