Sport.es Menú

Soler, el colombiano que casi muere buscando el Tour

Fue el último cafetero en ganar una etapa de la 'Grande Boucle' antes de la nueva generación de Bernal y compañía

Lo tenía todo para ser una leyenda: Froome fue su gregario en Barloworld y le ayudó a ser campeón de montaña

Soler cantando victoria en la 9ª etapa de 2007
Soler cantando victoria en la 9ª etapa de 2007 | EFE

El fallecimiento de Bjorg Lambrecht en el Tour de Polonia sacudió los más profundos sentimientos de tristeza en la gran carpa ciclística. Andrei Kivilev, Fabio Casarteli, Wouter Weylandt... todos conforman una lista de hombres que han perdido la vida en el asfalto pedaleando por su sueño. El belga, trágicamente, la engrosó el lunes pasado. Un colombiano que antecedió a esta generación dorada de Bernal, Nairo y compañía casi corre con la misma suerte buscando hacerse con un Tour de Francia... pero logró burlar a la hoz mortal.

Sebastián Vargas Rozo

Su nombre de pila es Juan Mauricio Soler Hernández, oriundo de Ramiriquí y con ganas de hacer historia. Así quedó escrito cuando en julio de 2007 el colombiano llegaba al Tour a estrenarse, conformando una prometedora bicefalia en el equipo Barloworld junto a un tal Christopher Froome. Soler le pasó el trapo al keniata y le dio a Colombia un motivo para soñar en medio de un terreno reservado para ídolos que estaba baldío.

EL TOUR DE 2007, SU ESTRENO TRIUNFAL

Por el fútbol poco había para celebrar: la selección no acudió al Mundial de Alemania en 2006, y en ese 2007 iba a ser despachada de la Copa América con goleadas de Paraguay y Argentina. Juan Pablo Montoya, otro héroe patrio, estaba lejos de sus mejores días y a punto de decirle adiós a la Fórmula 1 tras su fiasco en McLaren. El ciclismo apareció entonces, como siempre, para sacar al país del turbulento día a día y encumbrarlo en lo más alto de los Campos Elíseos.

Del 17 al 25 de julio Soler se valió de su talento -y del trabajo de su gregario Froome- para cantar victoria. La etapa conseguida entre Val d'Isere y Briançon, donde también ganó su compatriota Santiago Botero, impulsó al boyacense a ser el líder del Barloworld y a coronar su debut en la ‘Grande Boucle’ con un premio que jamás olvidará: la camiseta de lunares rojos. Mauricio era campeón de la montaña apenas de salida. ¿Qué se podía esperar para después?

2011, EL AÑO EN QUE TODO CAMBIÓ

"Fui el primer boyacense en ser campeón de la montaña de un Tour de Francia. Eso pasó en 2007, pero en 2011 estaba más fuerte, era mi mejor momento", dijo Soler en una entrevista a la revista SoHo. Porque ese 2011 le había llegado el momento de superarse, esta vez con el Movistar que supo encumbrar a Nairo tiempo después. La Vuelta a Suiza le servía como preparación para aspirar a ser el primer colombiano con título de campeón en el Tour.

Pero el destino se atravesó en forma de bache. Era la sexta etapa de la carrera helvética y Soler marchaba segundo en la general. Apenas un roce a 72 kilómetros por hora en una bicicleta puede alcanzar para no echar el cuento. Su cuerpo voló hacia un poste metálico e impactó de lleno. Sufrió un trauma craneoencefálico severo y 21 fracturas en todo su cuerpo, además de lacerarse severamente el riñón izquierdo.

“Yo simplemente no sentía nada, no lo recuerdo, y le pido a la vida que me ayude a no recordarlo”, declaró años más tarde. Logró sobrevivir y volver a montar en bicicleta de forma aficionada, quizá el premio más importante de su vida. Más que cualquier campeonato. Por ello ya no tiene que preocuparse: Bernal tomó su testigo y le dio a Colombia la alegría que todos los escarabajos buscaban. Mauricio, simbólicamente, también es campeón del Tour.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil