Pogacar pone a sus pies la Tirreno-Adriático y asegura el 'Tridente'

Pogacar pone a sus pies la Tirreno-Adriático y asegura el 'Tridente'

Pogacar celebra el triunfo de etapa
Pogacar celebra el triunfo de etapa | AFP

El esloveno atacó a 16 kilómetros de meta y sumó otro triunfo incontestable

Mikel Landa acabó tercero en la etapa, mientras que Enric Mas se cayó

En otra jornada para el recuerdo, el esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates) impartió otra lección en solitario, en modo "canibal", para meterse en el bolsillo la Tirreno Adriático, una victoria en solitario tras un ataque a 17 km de meta de la etapa reina disputada entre Apecchio y Carpegna, de 215 km que incluía el doble ascenso al Monte Carpegna.

En Carpegna ganó Eddy Merckx en 1973, y el belga pasó a la historia como 'El Canibal' por su voracidad ganadora, por su forma de ganar, arrollando en muchas ocasiones. Pues Pogacar (Komenda, 23 años), con 2 Tour de Francia en su palmarés, empieza a mostrar un apetito que permite la comparación, aún lejana, con la leyenda belga.

En una etapa maratón en la que resucitó Mikel Landa, tercero en la etapa y tercero en la general, y se cayó cuando iba directo al podio Enric Mas, el esloveno decidió ofrecer una lección ya habitual en su forma de entender el ciclismo.

Se divirtió atacando a 16 km de meta, a 3 de la cima del segundo paso por el alto de Carpegna, solo, contundente, directo hasta celebrar a su antojo la victoria, definitiva y por segundo año consecutivo en la "Carrera de los dos mares".

Pogacar destrozó la carrera, por si había duda. Llegó tras un paseo triunfal a meta levantando el brazo derecho eufórico, con un tiempo de 5h.28.57. Faena acabada. A 1.04 minutos llegaron el danés Jonas Vingegaard (Jumbo Visma) y Mikel Landa (Bahrain). El español de nuevo en el escenario central, peleando con los mejores, y además con el premio de subirse al podio a falta de una jornada para el final.

EVENEPOEL, DESFONDADO

No aguantó la jornada a nivel esperado el belga Remco Evenepoel (Quick Step), descolgado en el primer ascenso al Carpegna y perdiendo 4 minutos en meta.

Ante la última etapa de trámite en San Benedetto del Tronto, Pogacar mira la vida en color de rosa. Le espera un homenaje. Se llevará el tridente que acredita al vencedor con cifras concluyentes. Vingegaard, segundo en el Tour de Francia tras el esloveno, está a 1.52 minutos, y Landa a 2.33. Pello Bilbao acabará noveno a 3.51.

Día con protagonismo español. Alex Aranburu y Lluis Mas (Movistar) se metieron en la escapada inicial junto al doble campeón mundial Alaphilippe, en un grupo con ciclistas importantes como Honoré, Cosnefroy, Marco Haller, Davide Bais, Konychev y Quinn Simmons.

El grupo se entendió hasta que los km y la carretera empezaron a pasar factura. El doble ascenso al Monte Carpegna, de categoría especial, de 6 km al 9,9 por ciento de media, iba a marcar la suerte de la etapa y las diferencias definitivas en la general.

En el primer paso Simmons era el único superviviente de la aventura, pero claudicó cuando el grupo selecto con Pogačar, Ciccone, Landa, Vingegaard, Bilbao, Mas, Caruso y Hindley se le echaron encima antes de la cima. Sin Evenepoel en concurso, el UAE y los aspirantes al podio aceptaron aprovechar la ocasión.

En el segundo asalto a Carpegna el filtro natural dejó en cabeza a Pogacar, Mas, Landa y Vingegaard. Entonces, a 16 de meta y a 3 de la cima, empezó el monólogo del esloveno vestido de azul. Arrancó la moto y se disparó hasta meta. Como hizo recientemente en la Strade Bianche o para ganar la reciente etapa de Bellante. A su modo.

Pogacar cruzó la cima con 1.30 minutos d ventaja y se lanzó en descenso triunfal por una carretera estrecha, con los bordes nevados, en un paisaje acorde con la belleza de la exhibición ciclista que estaba ofreciendo el doble ganador del Tour de Francia.

En el descenso se cayó Enric Mas. Una desgracia. El balear tenía el podio a su alcance. Esa plaza la ocupó el renacido Mikel Landa, de nuevo en su mejor versión. Fue la lucha por los escalones adyacentes al trono del rey Tadej Pogacar. Si se le empieza a comparar con Merckx es que indicios existen.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil