Sport.es Menú

Froome y Wiggins se defienden ante los ciberataques a la AMA

abernaus files this file photo taken on august 2 2012 sh160915195343
| sport

La Agencia Mundial Antidopaje ha sufrido un nuevo asalto cibernético a sus sistemas en menos de 24 ahoras por parte de un grupo de piratas rusos que se hace llamar Tsar Team (APT28). Los datos que han divulgado esta vez pertenecen a 25 deportistas. Entre los nombres figuran los de Chris Froome, el ganador del Tour, y el campeón olímpico y ganador del Tour'2012 Bradley Wiggins, que han tenido que salir al paso para cortar de raíz cualquier acusación de dopaje 

A.B.

La idea de este grupo de hackers es desacreditar a la AMA y hacer que esta pierda credibilidad. Para ello están intentando demostras que el organismo internacional ha ocultado casos de dopaje. Comenzó con las hermanas Williams y la portentosa campeona de gimnasia Simone Biles. Y ahora les ha tocado el turno a Wiggins y Froome, los grandes líderes que ha tenido Sky Team, la formación ciclista más poderosa. 

Los hackers han filtrado que Wiggins se medicó con fármacos prohibidos entre 2008 y 2013 pero siempre contó con una receta médica y la consiguiente exención ya que sufrió episodios periódicos de asma.

En el caso de Froome, los datos han constatado que había tomado prednisona en las temporadas 2013 y 2014, antes de que disputara el Tour. En aquella época, el equipo Sky y el propio corredor trataron abiertamente el uso terapéutico de un corticoide especialmente indicado para reacciones alérgicas graves, la prednisona. Esta información fue confirmada por la Unión Ciclista Internacional. 

"He hablado abiertamente con los medios de comunicación sobre esta medicación. Y no tengo ningún problema en que estos datos sean difundidos", explicó ayer Froome, dando la imagen de no tener nada que ocultar: "En nueve años de carrera profesional solo he pedido en dos ocasiones exenciones médicas" 

La Federación Británico de Ciclismo también ha salido en defensa de sus corredores.Un portavoz de Wiggins se limitó a comentar que los datos no aportaban ningún detalle nuevo ni relevante.

La Agencia Mundial Antidopaje ha pedido a Moscú que intervenga para tratar de frenar estos ataques informáticos y la consiguiente fuga de datos: "Condenamos esta actividad criminal y hemos pedido al gobierno ruso que haga todo lo posible para que cese"m, ha manifestado el director general de la AMA, Olivier Niggli. 

El último ataque ha afectado a 10 deportistas norteamericanos, cinco alemanes, cinco británicos, un checo, un danés, un polaco, un rumano y un ruso. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil