Diez nombres del centenario del Tour

Algunos de los datos más relevantes de la historia del Tour de Francia
Algunos de los datos más relevantes de la historia del Tour de Francia | Fabián Cabrera/Marc Creus

Angels Fàbregas

Nada tiene que ver el Tour de Francia de ahora con el que hace cien años inició lo que sería la carrera ciclista más importante del mundo. Pero la épica sigue. En los años 50 se leía en los periódicos y se escuchaban por la radio las lejendarias rivalidades entre grandes leyendas del ciclismo como Jacques Anquetil y Federico Bahamontes y hoy se puede seguir desde un móvil de última generación el duelo entre Alberto Contador y Andy Schleck. Pero el Tour es el Tour y sus etapas reinas y sus cronometradas permanecen en las retinas de los espectadores verano tras verano. ¡¡Hace ya 100 años!!

1. Maurice Crain

Seguramente este nombre no les suena, pero Maurice Crain pasó a la historia al coronarse como primer ganador de la carrera. Fue en 1903 cuando se planeó la ronda francesa con el objetivo de vender más ejemplares del periódico galo L'Auto. El primer Tour tan solo tuvo seis etapas, pero de ¡400 kilómetros de media cada una!. Fue el inicio de algo grande.

2. Fausto Coppi

Año tras año se celebró el Tour excepto los años en que duraron la I y la II Guerra Mundial -de 1915 a 1918 y de 1940 a 1946-. En los años 40 la carrera francesa estaba ya consolidada, pero el país estaba en plena depresión de postguerra. En las maltrechas carreteras dos italianos, Gino Bartali y Fausto Coppi, irrumpieron con fuerza. Eran los ídolos a finales de los 40 y principios de los 50. Se odiaban y se querían, se necesitaban y dividieron a su país.

3. Jacques Anquetil

Para alegría de los franceses apareció el francés Louison Bobet que ganó el Tour tres años seguidos, 1953, 54 y 55, pero quien realmente hizo vibrar a la multitud de aficionados que invadían los arcenes de las carreteras fue Jacques Anquetil. Este ciclista frío y calculador logró la admiración del ciclismo y se convirtió en mito gracias a sus grandes victorias cosechadas la mayoría en unas contrarrelojes impecables. Fue el primer pentacampeón del Tour.

4. Federico Bahamontes

Jacques Anquetil se conocía de memoria el coulotte de Federico Bahamontes que ganó el Tour en 1959 superando al francés, tercero. El ciclista toledano, hombre extravagante, raro donde los haya y ciclista de pocos amigos, ha sido uno de los mejores escaladores de la historia del ciclismo. Anquetil no podía seguir los hachazos del 'Aguila de Toledo' en los puertos, Bahamontes era superior a todos, pero el francés lo calculaba todo y en los años sesenta el toledano ya no pudo con la dictadura del corredor francés, que recuperaba contra el crono lo que cedía en la montaña.

5. Eddy Merckx

A finales de los sesenta y hasta mediados de los setenta, aparece otra fiera de la bicicleta. El belga Eddy Merckx fue un hombre temido durante años. Le apodaron 'El Caníbal' por su ciclismo feroz, agresivo, sin contemplaciones y arriesgando siempre. Su actitud enciam de la bicicleta le convirtió probablemente en el mejor ciclista de la historia. Ganó cinco Tours, pero su palmarés es infinito. Solamente un hombre, un conquense, logró hacerle sombra. Luis Ocaña no pudo ganarle en 1971 por una inoportuna caída, pero jamás se rindió y en 1973 logró su propósito y subió a lo más alto del podio del Tour.

6. Bernard Hinault

La década que va de 1975 a 1985 se convierte en nueva época gloriosa para el ciclismo francés. Aparece el joven francés Bernard Hinault con ganas de dar guerra en la carretera y alegría en un país harto de la dictadura de Merckx. 'El Caimán', como se le conocía, se convirtió en el tercer ciclista en conseguir cinco Tours. Era un corredor muy completo y podría decirse que el último mito de la vieja escuela. Con la aparición de un compatriota suyo, Laurent Fignon, el ciclismo empieza a entenderse de otra forma. Se atiende más a la tecnología, se estudian las etapas al detalle, se apela a las estrategias... Fignon se interpone dos años al quinto Tour de Hinault, que no consigue su sueño hasta 1985. También estos dos ciclistas dividieron al país. La rivalidad entre ellos se trasladó a los aficionados. O eras de Hinault o eras de Fignon.

7. Pedro Delgado

El estadounidense Greg LeMond es el siguiente ganador del Tour. Estamos ya en 1986. Tras ayudar un año antes a Bernard Hinault a conquistar el quinto Tour, el americano estuvo marcado por la mala suerte los dos años siguientes. El 20 de abril de 1987, LeMond fue disparado accidentalmente en el pecho por su cuñado y no solo se perdería el Tour de aquel año, sino también el del siguiente por más complicaciones que incluyeron una apendicitis y una tendinitis. De ello se aprovechó un Pedro Delgado que tras cambiar el programa respecto a otros años incluyó el Tour y logró el sueño de subirse a lo más alto del podio. No estuvo la victoria exenta de polémica por un presunto positivo que finalmente no se confirmó al no ser considerado ilegal por la UCI el probenecid, aunque sí por el Comité Olímpico Internacional. La victoria fue suya ese año, pero Greg LeMond resurgió los dos siguientes.

8. Miguel Indurain

Indurain fue el siguiente 'dictador' del Tour. Ese hombretón, que rompía con los cánones del típico ciclista escuálido, vistió de amarillo cinco años seguidos. El primero en conseguirlo -y único tras la retirada de los títulos de Lance Armstrong-. Capaz de subir los puertos a ritmo infernal e imbatible en las contrarrelojes, el navarro dejó 'en la cuneta' a ciclistas de la talla de Claudio Chiapucci, Tony Rominger, Marco Pantani, Alex Zülle o Bjarne Riis. Todos ciclistas de gran calado, pero que tuvieron la mala suerte de coincidir con Miguelón.

9. Lance Armstrong

Fue considerado el mejor ciclista de la historia. Jamás otro corredor logró lo que el estadounidense. Siete Tours consecutivos. Lance Armstrong era la auténtica leyenda de la 'Grand Boucle' hasta que confesó haberse dopado durante todos estos años. Cayó el mito de un plumazo cuando, atrapado por las sospechas que cayeron sobre él, se vio obligado a confesar. Automáticamente fue desposeído de todos sus títulos.

10. Alberto Contador

El ciclista de Pinto fue el siguiente en dinamitar el Tour. Su estilo particular encima de una bicicleta que siempre baila le llevó a tres victorias del Tour superando a sus grandes rivales, Cadel Evans primero y Andy Schleck. Sin embargo, tras dar positivo por clembuterol se le desposeyó del tercero (2010) que cayó en manos del luxemburgués. Este año vuelve a la ronda francesa con nuevas ilusiones.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil