Sevilla y Salzburgo hacen historia en la Champions

En apenas 40 minutos de partido se lanzaron hasta cuatro penaltis, algo nunca visto en la máxima competición europea

El cuadro austriaco ha lanzado tres penas máximas y solo ha convertido una, mientras que el conjunto sevillano tan solo ha tirado una y la ha anotado

Adeyemi provocó los tres penaltis en el Pizjuán | Movistar

Surrealista e histórico lo que hemos presenciado en la primera parte del Sevilla-Salzburgo. No por el resultado, sino por la gran cantidad de penas máximas que se han señalado en apenas 40 minutos de juego. Hasta cuatro penaltis ha señalado el bielorruso Aleksey Kulbakov entre ambos conjuntos: tres para el cuadro austriaco y uno para el sevillano.

El drama llegó en las filas visitantes. Y es que de las tres penas máximas señaladas tan solo lograron anotar una, la que lanzó Sucic. El mismo mediapunta erró el tercero, mientras que el primero lo falló Adeyemi. No le tembló el pulso a Ivan Rakitic, que en el único penalti que dispuso lo convirtió a la perfección engañando al meta rival.

Con los cuatro penaltis señalados, el Sevilla-Salzburgo se convirtió en el primer partido en toda la historia de la Champions donde se señalan tantas penas máximas en un solo encuentro. Además, es la primera vez que un equipo visitante lanza tres penaltis en esta competición.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil