El Sevilla no remata al Leicester

El equipo hispalense legró un ajustado triunfo... que debió ser más amplio

Schmeichel y la falta de puntería mantienen con vida a los foxes

Sampaoli: Estoy amargado por lo estrecho del resultado | ATLAS

El Sevilla está en camino de volver después de 59 años a unos cuartos de final de Champions League... Pero deberá ganarse el billete definitivo en Inglaterra. Dominó, bailó y ganó al Leicester pero no le remató, conformándose con un 2-1 final que se antojó corto visto lo ofrecido por ambos equipos en el Sánchez Pizjuán.

FICHA TÉCNICA

Champions League

Sevilla

2-1

Leicester

Sevilla

Sergio Rico, Mariano, Rami, Lenglet (Carriço 55'), Escudero, Nzonzi, Sarabia, Nasri, Vitolo, Jovetic y Correa (Iborra 63').

Leicester

Schmeichel, Simpson, Morgan, Huth, Fuchs, Ndidi, Drinkwater, Albrighton (Amartey 88'), Musa (Gray 58'), Mahrez y Vardy.

Goles

1-0 M. 25 Sarabia. 2-0 M. 62 Correa. 2-1 M. 73 Vardy.

Árbitro

Clement Turpin (Francia). Amonestó a Escudero y Carriço.

Campo

Sánchez Pizjuán. 38.834 espectadores.

Corto porque el Sevilla pudo golear y porque el Leicester marcó en el que fue su primer remate entre palos, en una segunda mitad que no supo gestionar el equipo dirigido por Lillo, con Sampaolisancionado, en un palco en lo alto del Pizjuán.

El choque, hasta que Vardy resucitó a los suyos, enseñó la realidad que se disfruta en el Pizjuán y la depresión que se sufre en Filbert Way. El Sevilla es un grupo animoso y decidido. Bien trabajado tácticamente, a la calidad de su centro del campo suma una defensa firme y un ataque tan rápido como valiente. Enfrente... Una historia tan distinta como difícil de comprender.

El campeón de la Premier, al que amenaza muy seriamente el descenso, vive instalado en la fatalidad. De la alegría de la pasada temporada no queda ni rastro y cada partido se convierte en un auténtico drama. Ya sea frente a un equipo de tercera en la FA Cup o en una Champions de la que se mantiene vivo casi de casualidad.

La primera mitad pudo acabar, fácilmente, con un 3-0 para el Sevilla

De hecho, una primera mitad excepcional de Kasper Schmeichel mantuvo en pie a duras penas al Leicester, que como un boxeador groggy se apoyó en su portero para alcanzar el descanso con desventaja mínima, consumada gracias a un imperial remate de cabeza de Sarabia al que no pudo responder el danés, vendido por la descolocación de Huth y Morgan y el poco tino en el marcaje urgente de Fuchs.

El asedio andaluz comenzó muy pronto. Tanto que a los trece minutos disfrutó (y desaprovechó) su primera gran ocasión al atajar Schmeichel un penalti a Correa, cometido sobre él mismo por Morgan, lento hasta la exasperación en el corte. Ese error no rebajó sin embargo el ánimo local, que tras marcar el 1-0 a los 25 minutos siguió su asedio, provocando hasta cuatro grandes intervenciones del meta de los foxes para acabar sobreviviendo al final del primer acto.

El segundo fue distinto. Rebajó la rabia el Sevilla y le dio otro empuje el Lester, que disparó, por primera vez y desviado, apenas comenzar para demostrar que quería algo más... Pero se mantuvo a merced del equipo hispalense, que rozó el 2-0 a los 50 minutos con un disparo de Vitolo al poste y lo consiguió a la hora de partido, con un tanto de Correa tras la jugada excepcional de Jovetic.

Vardy se estrenó en Champions y el Leicester podrá soñar con la remontada

Derrumbado, al Leicester le parecía quedar por delante una auténtica pesadilla pero, extrañamente, los locales rebajaron su ánimo y no buscaron rematar a un rival entregado. Al contrario, le dieron la oportunidad de estirarse y, casi sin querer, el equipo inglés se enganchó a la eliminatoria con un centro raso de Drinkwater al que llegó Vardy para marcar su primer gol en la Champions y devolver la fe a los suyos.

Se enrabietó el Sevilla en busca del 3-1, que rozó... Pero no le alcanzó para más. Y el 2-1, siendo triunfo, se antoja, a pesar del triste presente del Leicester, un botín demasiado escaso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil