Salah-Firmino-Mané, el mejor tridente de la Champions

El trio atacante del Liverpool es el más goleador de la competición con 21 goles

Promedian un tanto cada 38,6 minutos y anoche derrumbaron al City de Guardiola

Liderado por Salah, el Liverpool goleó al Manchester City y dejó a los de Pep Guardiola contra las cuerdas | BEINSPORTS

En Liverpool prácticamente nadie echa de menos a Coutinho, y menos tras noches como la del miércoles. Los grandes culpables de todo esto son los tres sospechosos habituales de Anfield: Sadio Mané, Roberto Firmino y Mohamed Salah. Tres delanteros que, por méritos propios, se han convertido en uno de los ataques más temibles de Europa.

Pol Ballús

Anoche lo pudo comprobar el City de Guardiola. La electricidad del Liverpool ya les había castigado en la Premier, en el primer partido que perdieron los celestes en la competición. Pero ni la experiencia previa impide que el tridente ‘red’ haga de las suyas. Por números, hay a día de hoy pocas líneas ofensivas más influyentes que la que forman Mané-Firmino-Salah.

10 de los últimos 11 goles del Liverpool en todas las competiciones llevan su sello. El segundo tanto de anoche que marcó Oxlade es el único que se sale de la norma. Son el trio más goleador de la Champions League con un total de 21 goles, 7 cada uno de ellos. Con los nueve partidos de competición europea que se han disputado, los tres tenores del Mersey promedian un gol cada 38,6 minutos.

Firmino y Mané, los primeros en llegar

‘Bobby’ Firmino fue el primero de ellos en llegar. Aterrizó a Inglaterra en 2015, aunque con un cartel muy distinto al que ha acabado teniendo. Firmino era un mediapunta en el Hoffenheim, que Klopp transformó definitivamente en el falso nueve perfecto para su equipo. Sin ser una referencia al uso, su capacidad para bajar a asociarse y su constante sacrificio le han hecho perfecto para el Liverpool. Más allá de llevar 23 goles en todas las competiciones, ha repartido 14 asistencias. Un delantero moderno, un socio de lujo para los extremos. Infravalorado en Brasil (hace poco que es internacional), irá al Mundial como suplente de Gabriel Jesus.

El siguiente en comprobarlo fue Sadio Mané. El senegalés llegó el verano siguiente desde Southampton. Fue uno de los primeros fichajes veraniegos de Jürgen Klopp, y visto el rendimiento en los últimos dos años se puede entender el interés del técnico alemán. Ha sabido combinar su explosividad a las exigencias de un club del máximo nivel. Su habilidad principal es el desequilibrio, la capacidad de desordenar toda defensa por velocidad. A nivel goleador, es el que ostenta cifras más discretas. Los 16 goles totales que acumula esta temporada son su mejor marca hasta ahora.

El faraón Salah, la explosión definitiva

“No importa que marche Coutinho. Ahora tenemos a Salah que es mejor”, relataron varios fans del Liverpool a Sport cuando el brasileño preparaba sus maletas hacia Barcelona. Son dos jugadores incomparables, pero el impacto de Mohamed Salah en Liverpool no se veía desde Luis Suárez. E incluso puede ser mayor: Está a tres goles de superar el récord del uruguayo (31) en una temporada de Premier.

El egipcio ha pulido uno de los grandes defectos de su carrera: su falta de definición. Siendo un extremo diestro, suma 38 tantos en lo que va de temporada. Lidera la tabla de la bota de oro. Evidentemente, también es el máximo goleador de la Premier. Nadie en la ciudad de los Beatles esperaba tal impacto cuando Klopp desembolsó 42 millones de libras por el faraón. Ahora, Anfield solo puede frotarse los ojos y preguntarse si ese jugar es real.

Anoche, sin tener un partido despampanante, Salah marcó un tanto y dio otro. Este es el nivel de influencia del futbolista, que ya no necesita brillar para decidir. Su llegada ha sido el punto de inflexión para que el Liverpool pueda aspirar a volver entre los más grandes. Y por esto, un estadio como Anfield siempre es agradecido.

La canción más cantada en el partido de anoche fue la versión de ‘Sit down’, de la banda James, que han dedicado a su nuevo ídolo: “Mo Salah, running down the wing, the Egypcian King”. Así es Salah, el rey egipcio que ha conquistado uno de los templos del fútbol inglés.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil