Sport.es Menú

Penalti muy riguroso que adelanta al Liverpool

El Liverpool se adelanta al Tottenham en la final de la Champions con un penalti muy riguroso

Unas supuestas manos de Sissoko dentro del área no fueron revisadas por el VAR

 Sissoko cometió manos en el primer minuto de juego provocando el penalti con el que Salah colocaría el 1-0 | MEDIAPRO

La final de la Champions League 2018-2019 entre el Tottenham y el Liverpool en el Wanda Metropolitano ha empezado con polémica.

SPORT.es

Un penalti muy riguroso a favor del Liverpool en el primer minuto de juego, exactamente a los 26 segundos, da ventaja a los 'reds' frente a los 'spurs' en los compases iniciales de una final inédita, pero segunda de la Champions League entre dos equipos ingleses once años después.

Unas supuestas manos de Sissoko dentro del área tras un disparo de Mané premiaron al Liverpool con una pena máxima que transformó Mohamed Salah, en el minuto 2, y adelantó a su equipo en la final.

El colegiado del encuentro, el esloveno Damir Skominano dudó en señalar los once metros, sin dejarse aconsejar por un VAR que no hizo acto de aparición en una jugada más que discutible, dado que la mano de Sissoko pudo ser involuntaria al dar primero en su cuerpo.

El penalti a favor del Liverpool es el más rápido de la historia de la Champions, mientras que el tanto tempranero en el primer minuto de juego ya se dio en las botas del milanista Maldini en el 2005, precisamente en la final que le ganó el Liverpool al Milan (3-3) en los penaltis (2-3), y en las del madridista Enrique Mateos en 1959, cuando el Real Madrid superó al Stade Reims (2-0).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil