Una obra maestra de Giroud castiga la racanería del Atlético

El galo, de chilena, consiguió derribar el muro de unos colchoneros que priorizaron el orden defensivo y renunciaron al ataque

Al cuadro de Simeone no le queda otra que variar el plan para la vuelta, donde el Chelsea no tendrá a Mount ni Jorginho

Giroud deja tocado al Atlético de Madrid con esta impresionante chilena | MEDIAPRO

Roger Payró

El ‘cholismo’ más puro volvió de la peor forma posible. A pesar de tener los argumentos ofensivos, el técnico del Atleti optó por blindarse ante la reciente pérdida de solidez atrás y renunciar así al ataque. Conceder tanto balón al Chelsea, repleto de talento individual, puede explotarte en la cara y los peores presagios se consumaron. Una chilena de Giroud hundió el plan de un Atlético que ya no pudo reaccionar. Otro equipo español que se queda contra las cuerdas. Dos derrotas seguidas para los madrileños, que enlazan su tercer tropiezo.

FICHA TÉCNICA

Champions League

ATM

0-1

CHE

Atlético de Madrid

Oblak; Llorente, Savic, Felipe, Hermoso (Vitolo, 84'); Correa (Dembelé, 82'), Koke, Saúl (Renan Lodi, 82'), Lemar; Joao Félix (Torreira, 82') y Suárez

Chelsea

Mendy, Azpilicueta, Christensen, Rüdiger; Hudson-Odoi (James, 79'), Kovacic (Ziyech, 74') Jorginho, Alonso; Mount (Kanté, 74'); Giroud (Havertz, 86') y Werner (Pulisic, 86')

Gol

0-1 M. 68 Giroud.

Árbitro

Brych (Alemania).TA. Llorente (63'), Lemar (93')/Mount (1'), Jorginho (64')

Estadio

Arena Nationala (Bucarest). Puerta cerrada.

La consigna era clara para Simeone; defender, defender y volver a defender. Fiel a sus tres torres, esta noche Savic, Felipe y Hermoso estuvieron más custodiadas que nunca. Llorente en la derecha y Lemar en la izquierda cerraban filas y en fase defensiva Correa se sumaba como sexto hombre también por la derecha, el costado más lastrado del equipo. Aceptó el reto el Chelsea, que se hartó de balón acercándose al 70% de su dominio aunque le costó encontrar situaciones de peligro. Tampoco consiguió generarlas el Atlético. No al menos de forma asidua.

Joao Félix forzó en el primer minuto la amarilla de Mount, que se perderá la vuelta, y una presión asfixiante estuvo a punto de meter en un embrollo a Mendy, hoy bastante nervioso. A Saúl le faltaron décimas de segundo para robarle el cuero a escasos centímetros de la línea de gol, los mismos que a Lemar en la más clara de la primera mitad para los colchoneros. Suárez ganó la batalla a Alonso y Rüdiger y su envío al segundo palo no pudo penalizarlo el francés.

La réplica ‘blue’ fue inmediata. Hudson-Odoi y Mount cocinaron la jugada por la derecha, por donde más insistió el cuadro de Tuchel, y el centro lo peinó con la bota Werner, sin poder dirigirlo entre los tres palos. Desde entonces, sólo una jugada individual de Werner que tapó bien Oblak se pudo catalogar de ocasión. Y es que nadie estaba dispuesto a salirse del guión. Largas posesiones londinenses mientras los rojiblancos esperaban cortar alguna para salir de la madriguera. Una auténtica partida de ajedrez que tampoco varió en la reanudación.

El plan de partido no favorecía que el Atleti brillara en ataque. No en cuanto a creación elaborada. Lemar y Correa estaban condenados a pegarse en la zaga y Joao Félix apenas tocaba bola. Pero como en la primera parte, un esprint del luso forzó el derribo de Jorginho, otro de los apercibidos y que tampoco estará en Stamford Bridge. Es de lo poco que pudo aportar el ‘menino de ouro’. Lo probó de chilena en la única que tuvo en el área. No le salió, todo lo contrario que a Giroud.

Giroud decide

En un partido donde no había manera de reventar el cerrojo colchonero, el Chelsea lo consiguió de la forma menos esperada pero la más bella posible. En una acción donde los ‘blues’ pillaron algo desguarnecida a la zaga rojiblanca, Giroud se encontró con un balón suelto y no dudó en embocarlo de chilena. Es el hombre de los goles plásticos. Lo anuló el colegiado por situación clara de fuera de juego. Y lo hubiera sido si el balón llegara de Mount y no de Hermoso. El VAR avisó al árbitro que había que revisarlo y una de las tomas terminó por demostrar que el balón lo tocó el ex del Espanyol. Nada que protestar entonces.

Con el 0-1 Tuchel movió ficha. A sabiendas que el Cholo también agitaría el banquillo en busca de una reacción, el alemán dio entrada a Kanté en la medular y a Ziyech para ser más vertical con los espacios. No consiguió acercarse al 0-2 pero lo más importante para él es que menos lo hizo el Atleti al 1-1. Cuatro cambios en dos minutos en el tramo final tampoco cambió el decorado para los de Simeone, que seguramente recapacitará sobre si hizo bien o no con este plan de encuentro tan rácano. No queda otra que ganar en Stamford Bridge para seguir en Europa.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil