Morata sella el billete de una Juventus gris

El madrileño entró como revulsivo y marcó el gol del triunfo en el tiempo añadido

La 'Vecchia Signora' sufrió ante un Ferencvaros valiente que abrió el marcador (2-1)

Los goles de Cristiano y Morata valen para tumbar a un Ferencvaros peleón en Champions | MEDIAPRO

Un gol de Álvaro Morata en el último suspiro certificó el pase de la Juve los octavos de la Champions League. El madrileño maquilló la gris puesta en escena del cuadro italiano, que dejó muchas dudas ante el valiente Ferencvaros (2-1).

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

Champions League

JUV

2-1

FER

Juventus

Szczesny; Danilo, De Ligt, Alex Sandro; Cuadrado, Bentancur (Rabiot, 83'), Arthur (Ramsey, 83'), Bernardeschi (Chiesa, 62'); McKennie (Kulusevski, 62'); Dybala (Morata, 62') y Ronaldo.

Ferencvaros

Dibusz; Lovrencsics (Botka, 75'), Blazic, Frimpong, Dvali, Heister; Siger (Laidouni, 75'), Somalia; Zubkov (70'), Uzuni y Nguen (Boli, 70').

Goles

0-1 M. 19 Uzuni. 1-1 M. 35 Ronaldo. 2-1 M. 90+2 Morata.

Árbitro

Daniel Siebert (Alemania). T.A.: Danilo (80'), Chiesa (90+3') / Siger (67').

Pronto se le puso cuesta arriba el partido a una ‘Vecchia Signora’ que transmitió mucha inseguridad atrás. Con poco, el Ferencvaros ponía en jaque a DaniloDe Ligt y Alex Sandro; trío de centrales inédito ante las bajas de BonucciChiellini Demiral. Llegaron todos tarde al 0-1. Balón largo, Danilo resbala, carrera de Nguen y centro para el remate certero de Uzuni.

Hasta entonces, una Juve muy previsible que solo sorprendió en una rápida triangulación que Dibusz sacó a Dybala. Tras el gol, el cuadro ‘bianconero’ hizo recular a su rival a base de amasar el cuero, con Arthur Melo al mando de la nave. Pero peligro, poco. Ante la acumulación de piernas y la falta de ideas, apareció el de siempre, Cristiano, para empatar con un zapatazo raso desde la frontal. 

Se mantuvo el guión tras el asueto. Una Juve con vocación de mando, pero sin vértigo y frágil atrás. Con todo, Bernardeschi chutó al palo en una acción aislada. No mejoraba el cuadro italiano y Pirlo echó mano de Morata, que sigue en estado de gracia. En un pispás, sirvió a Ronaldo un gol que Dibusz le birló de los pies y disparó al palo, antes de decidir con un cabezazo en el añadido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil