Sport.es Menú

¡Confirmado!: Messi no ha recaído

Los nervios en el rostro de Leo Messi eran evidentes. Sus gestos y, especialmente, sus uñas, delataban los nervios del argentino por intentar ayudar a sus compañeros. El Barça estuvo irreconocible durante la primera mitad y el argentino lo acusó desde la banda.

SPORT.es

El '10' azulgrana acabó saliendo al rescate en la segunda mitad, al entrar en sustitución de Cesc, y tardó muy pocos minutos en revolucionar el ataque azulgrana. De hecho, de sus botas nació el tanto del empate firmado por Pedro. Messi lanzó un preciso pase interior para Villa, que el 'Guaje' acabó cediendo con éxito para que Pedro enviase el balón al fondo de las mallas.

A partir de ahí, Messi se fue diluyendo progresivamente para dosificar sus esfuerzos, tras su reciente lesión muscular que sufrió en París hace apenas una semana. Con el marcador global de la eliminatoria favorable para los intereses azulgranas, Messi se limitó a participar en ocasiones contadas para dar continuidad al juego de posesión del equipo y apenas arriesgó a la hora de arrancar o desplazar el balón. El objetivo ya estaba conseguido y, por fortuna, Leo no tuvo que forzar más de lo debido para que el Barça volviese a alcanzar las semifinales.

Una vez finalizado el encuentro, trascendió que el argentino sufrió un pinchazo en el muslo después de hacer un esfuerzo. Por fortuna, las pruebas realizadas este jueves confirmaron que la lesión no ha sufrido ningún empeoramiento ni ninguna variación, tal y como informó el club en un comunicado, en el que añade que la evolución del jugador marcará su presencia en los próximos partidos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil