Luis Figo, mano de santo para su Madrid y para el Atlético

Si entre la delegación blaugrana las caras eran de resignación al haber quedado emparejados con el Manchester City, en el Real Madrid y el Atlético no podían considerar otra cosa que Luis Figo había sido 'mano de santo'.

J.M. DÍAZ

El ex madridista, embajador de la final del 24 de 2014 en Lisboa, emparejó a su antiguo club con un más que asequible Schalke 04, y de propina le dejó al Atlético un Milan en horas bajas, como bien sabe el Barça que se midió a los italianos en la Liguilla.

ASÍ ES EL SCHALKE...

Tras acabar segundo en el grupo E de la Champions detrás del Chelsea, el Schalke ha quedado emparejado con el Madrid en el sorteo de octavos de final de la Champions League.

Equipo de corte conservador y pragmático, no debería poner en demasiados apuros al Madrid. No es un rival tan temible como en temporadas anteriores como se ha podido ver en este inicio de campaña, tanto en Europa como en la Bundesliga. Además, fuera de casa suele bajar notablemente sus prestaciones.

Las lesiones de Huntelaar y Papadopoulos les han restado poderío tanto en ataque como en defensa, aunque eso ha servido para dar más minutos a jugadores como el joven Max Meyer, una de las sensaciones de la temporada. Su gran estrella es el mediapunta Julian Draxler, que ha sostenido a un equipo que vive de los goles del incombustible Farfán y los fichajes Kevin Prince Boateng y Adam Szalai.

... Y ASÍ ES EL MILAN

El Milan que se encontrará el Atlético de Madrid es el mismo que se ha medido al Barça. La columna vertebral del equipo sigue siendo casi la misma. En defensa destaca una incorporación del central Cristian Zapata, fichado por 6 millones de euros después de jugar cedido la pasada campaña en San Siro. En el centro del campo, la llegada de Andrea Poli (Sampdoria) y el prometedor Saponara (Empoli) pueden dar más variantes al juego del equipo, mientras que en la delantera destaca la incorporación de Alessandro Matri, que, junto a Kaká, es uno de los pocos refuerzos que se perfilan como titulares indiscutibles.

Los pesos pesados del cuadro 'rossonero' apenas han variado: Abbiati se mantiene intocable en la portería; hombres como Mexès y Abate, en la defensa; De Jong o Muntari, en la media. Y, cómo no, el potencial en punta que supone el trío formado por los rápidos y peligrosos El Shaarawy, Robinho y Balotelli. Una combinación de juventud y veteranía que no ha acabado de cuajar, ni de devolver al siete veces campeón de Europa al lugar que, por palmarés, teóricamente le corresponde. La única baja importante es la de Kevin Prince Boateng, fichado por el Schalke en el último día del mercado de fichajes.

Un solo dato basta para ilustrarlo: el Milan no ha pasado de semifinales en la Champions League desde 2007, año en que conquistó por última vez el título. 

UN PALMARÉS ESTELAR

El Milan actual, dirigido por Massimiliano Allegri por cuarta temporada consecutiva, sigue por tanto lejos de sus tiempos de esplendor, aquellos que le llevaron a ser una auténtica máquina de ganar títulos. Entre ellos, siete Champions (1963, 1969, 1989, 1990, 1994, 2003 y 2007), dos Recopas (1968 y 1973), cinco Supercopas continentales (1989, 1990, 1994, 2003 y 2007)... y 18 Ligas italianas, la última de ellas en 2011.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil