Sport.es Menú

Lewandowski hace olvidar a Kovac y mete al Bayern en octavos

El delantero polaco aparcó la crisis institucional del club bávaro con su sexto gol en cuatro jornadas.

Los muniqueses completan el cuatro de cuatro en Champions y solo les falta certificar la primera plaza.

 Los alemanes vencieron 2-0 al Olympiacos | MEDIAPRO

Había más incertidumbre que ganas por contemplar la reacción del Bayern tras el cese fulminante de Niko Kovac. Con el segundo entrenador, Hansi Flick, como ‘bombero’ mayor para el duelo de Champions y el clásico del sábado, de padre y muy señor mío por las circunstancias, ante el Borussia Dortmund, los bávaros querían centrarse única y exclusivamente en alcanzar los 14 partidos consecutivos de Liga de Campeones invictos. No solo no pincharon sino que completaron el póker de victorias en la primera fase, un cuatro de cuatro en el Grupo B que les da el pase a octavosEl verdugo del Olympiakos, equipo que enlaza 11 partidos seguidos sin ganar en Liga de Campeones, no pudo ser otro que ‘Lewangol’El delantero polaco mojó por cuarta jornada seguida, su sexto gol en el campeonato. Perisic, al minuto de salir, sentenció con el 2-0.

Franc Mendiola

FICHA TÉCNICA

Champions League

BAY

2-0

OPK

Bayern

Neuer; Davies, Javi Martínez, Pavard, Alaba; Goretzka (Tolisso, 82'), Kimmich; Müller, Gnabry (Perisic, 88'), Coman (Coutinho, 91'); Lewandowski.

Olympiakos

Jose Sá; Elabdellaoui, Semedo, Meriah, Tsimikas; Guilherme, Bouchalakis (Valbuena, 71'), Camara; Randjelovic (Masouras, 61'), Guerrero y Podence (El Arabi, 79').

Goles

1-0 M. 68 Lewandowski. 2-0 M. 89 Perisic.

Árbitro

Pawel Raczkowski (polaco).

Campo

Allianz Arena. 70.000 espectadores.

Con Flick al mando, el interino mandó armar un Bayern ‘alemanizado’, generando una docena de remates, acumulando gente en el área y dando los pases justos. Sacrificados Thiago y Coutinho, pesó la inercia negativa en lo institucional que ha vivido en los últimos días. Una dinámica ejemplificada en sus relevos, Goretzka y Müller, tratando de reivindicarse después de un inicio de Bundesliga desapercibidos y poco útiles para Kovac, pero faltos de ritmo y de acierto. El Olympiakos, agazapado, le regaló el balón a los bávaros. Atento a las contras, apenas dispusieron los helenos de un acercamiento reseñable. Randjelovic la cruzó en demasía.

'Lewangol' machaca de nuevo

El once germano percutió reiteradamente por las bandas, abusando del recurso. Tácticamente sobrio, pero sin chispa arriba, la constante búsqueda del poderío aéreo de Robert Lewandowski le hizo la tarea más fácil a Semedo y Meriah. El agobio al área griega llegó por tanto a cuentagotas. Müller finalizó suave una acción casi de pachanga, con ocho pases de ocho tipos distintos alrededor y dentro del área. Que el panzer alemán está en horas bajas lo evidenció a segundos de los minutos del refrigerio, cuando Pavard golpeó con la cara un servicio de esquina y estrelló el cuero en la madera. Se salvaron los de Pedro Martins.

La previsibilidad mostrada hasta el momento en el Allianz Arena se revistió de daño. Los del Pireo se aplegaron más, si acaso era posible, y el Bayern tiranizó su área filtrando y bombeando un balón tras otro. Las oportunidades llegaron, escasas pero palpables, al contrario que las soluciones de continuidad en un juego minimalista privado de lujos. La parroquia muniquesa, entre impaciente y expectante.

En esa tesitura, solo el hombre más enrachado de Europa podía desfacer el entuerto. El artillero por antonomasia, Robert Lewandowski, puso el exterior de la bota a centro de Coman en un escorzo tan efectivo como brillante que impuso el 1-0. Desatranques polacos S.A. Perisic, un minuto después de ingresar al campo, puso el lacrado el encuentro con el 2-0 definitivo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil