De Jong impulsa a un Sevilla peleado con el gol

El neerlandés solucionó el duelo ante el Rennes, donde los de Lopetegui evidenciaron que ven la portería muy pequeña

Dos tiros al larguero, más de 20 remates... pero los pocos entre palos los sacó casi todos Gomis. Asignatura pendiente en Nervión

Los de Lopetegui tumbaron al Rennes por la mínima, pero con un sinfín de oportunidades que no lograron transformar | MEDIAPRO

Lo intentó por tierra. Por mar. Por aire. Y no había manera. Difícil generar más en ataque y ser tan poco prolífico. Lleva tiempo el Sevilla acusando la falta de gol y el encuentro contra el Rennes fue el puro reflejo de lo que es el equipo de Lopetegui. Un equipazo en mayúsculas pero con la pólvora mojada. Suerte De De Jong. Para eso se le fichó. Su gol valió su peso en oro para sumar la primera victoria en esta Champions y marcar distancias junto con el Chelsea al frente del grupo E.

FICHA TÉCNICA

Champions League

SEV

1-0

REN

Sevilla

Bon; Navas, Diego Carlos, Koundé, Acuña; Jordán (Gudelj, 89'), Fernando, Óliver (Rakitic, 76'); Ocampos, De Jong (En-Nesyri, 85') y Munir (Mudo Vázquez, 85').

Rennes

Gomis; Traore, Da Silva, Rugani (Aguerd, 17'), Soppy (Dalbert, 77'); Grenier (Del Castillo, 77'), Martin, Bourigeaud (Lea Siliki, 49'); Doku, Guirassy y Terrier.

Gol

1-0 M. 56 De Jong.

Árbitro

Cüneyt Çakir (Turquía). T.A.: Óliver (31'), Acuña (53') / Lea Siliki (58'), Martin (62') y Da Silva (87').

Incidencias

Ramón Sánchez-Pizjuán. A puerta cerrada.

Prácticamente 1.000 días después, el Sánchez-Pizjuán acogía un partido de la mejor competición del mundo. Una lástima verlo con las gradas vacías. Sonaba el himno de la Champions en los prolegómenos. Se motivaba Koundé. El galo, ya libre de coronavirus, fue elegido por Lopetegui para volver a compartir el eje de la zaga con Diego Carlos. Muy sólidos, el binomio no notó las dos semanas sin estar al lado. Un dolor de cabeza menos para el técnico. Porque para fruncir el ceño ya tiene suficiente con resolver los problemas con el gol. Hasta 22 remates hizo el Sevilla esta noche. Pero solo uno terminó en el fondo de las mallas.

Hizo méritos más que suficientes el Sevilla para encarrilar el duelo en la primera mitad. Ocampos, deseoso de volver a ser el de la temporada pasada, avisó con un disparo lejano. Le imitó Navas a renglón seguido pero apareció Gomis en la que fue la primera de las muchas intervenciones que tendría que hacer. Se ganó el sueldo con creces. La tercera en un lapso de tres minutos fue para Munir. Ocampos la puso al segundo palo y la volea del ex del Barça se estrelló contra el larguero, no sin antes pasar por los dedos de Gomis.

Gomis, inconmensurable

Por si fuera poco el tener que achicar agua, el Rennes vio como al cuarto de hora perdía a Rugani por lesión. Unos problemas musculares obligaban a Julien Stéphan a mover el banquillo antes de lo esperado. Pasado el 'momento enfermería', pico y pala el Sevilla siguió buscando esa alegría llamada gol. Lo probó hasta con los centrales. Y ahí Gomis se multiplicó. Sacó un testarazo de Diego Carlos, un remate a casi a bocajarro de Ocampos después de combinar con Acuña, un disparo lejano de Koundé... y la única que se le pasó, la sacó la zaga. Koundé lo superó en un córner pero Bourigeaud despejó bajo palos. Para desesperarse.

El paso por vestuarios no cambió un ápice el guión del partido. De hecho, al Rennes se le seguían acumulando los problemas. A las ausencias ya conocidas antes del partido de Camavinga y N’Zonzi se le sumó Bourigeaud. Segundo lesionado en el partido para Stéphan. Son sus tres titulares en la zona ancha y debía resistir hoy sin ellos. Mucho estaban aguantando los suyos sin encajar y al final, por increíble que pareciera, el Sevilla encontró la felicidad.

Y, por fin, llegó el gol

Acuña, inmenso por la izquierda, puso un centro medido en el corazón del área donde De Jong remató de primeras y en carrera al fondo de la red. Un gol de ‘9’ para el delantero referencia del Sevilla. Su confianza es otra ahora. Terminó muy bien el curso pasado y promete alegrías para el presente. De hecho, pasada la hora de juego, Gomis evitó su doblete con una estirada fantástica. Su remate de cabeza no exigía menos.

Pero no podía y no debía relajarse el Sevilla a pesar de tener el marcador a favor. No lo hizo, aunque el Rennes tuvo un único chance de igualar el duelo con una falta directa de Grenier. Bono la repelió bien, no sin cabrearse con los integrantes de la barrera. De ahí hasta que Çakir señaló el final del encuentro, más ocasiones nervionenses apuntadas en la libretilla.

Ocampos mandó fuera un testarazo tras centro de Navas, Jordán se encontró con el larguero en un zurriagazo desde la corona del área, En-Nesyri chocó contra Gomis… Por suerte, no hubo que lamentar tal cantidad de acercamientos fallados, pero la moneda no siempre saldrá cara.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil