Ilicic, una sensación que no esperaba nadie

El esloveno, de 32 años, ha explotado con Gasperini después de toda una carrera en el 'semianonimato'

Ante el Valencia se convirtió en el primer jugador de la historia en marcar un póker a domicilio en eliminatorias de Champions

Así ha sido el póker histórico de Ilicic que deja fuera de la Champoions al Valencia | MEDIAPRO

Es uno de los nombres de moda (siempre por detrás del coronavirus, protagonista absoluto del momento por encima de cualquier otro personaje o fenómeno). Josip Ilicic, esloveno de 32 años, se convirtió en una auténtica y absoluta pesadilla para la defensa del Valencia (bueno, él y Diakhaby, que puso mucho de su parte). Póker de goles y una actuación estelar para asegurar un pase a cuartos de final que su Atalanta tenía ya muy encarrilado de la ida en San Siro (donde, por cierto, también anotó nuestro susodicho). La historia del balcánico está llena de baches y para nada ha seguido un camino floral y meteórico hacia la fama. De hecho, esta temporada, en la que acaba de cumplir los 32, está siendo la de su debut en Champions League. Ha tenido que picar mucha piedra para poder alcanzar el súmum de cualquier futbolista. Y vaya si lo está aprovechando.

Inicios con la 'maglia rossa' palermitana

Los más futboleros se acordarán del esloveno durante su etapa en el Palermo. Ahí se dio a conocer a ojos de Europa después de aterrizar procedente del Maribor de su país. No tardó en despuntar en el cuadro siciliano. Ya desde su llegada a inicios de la temporada 2010/2011 con apenas 21 añitos se hizo con un puesto en el once y fue pieza clave de un equipo que vivía los mejores momentos de su historia antes de desaparecer hace escasos meses. 25 tantos y 16 asistencias en tres temporadas en las ‘Águilas’ a pesar de no ser un delantero centro de referencia le sirvieron como contundente carta de presentación en la Serie A.

Apuesta fuerte de la 'Fiore'

La Fiorentina pagó 9 ‘kilos’ a los sicilianos para hacerse con sus servicios y en Florencia siguió con sus buenos números. Más maduro, tuvo más problemas de aclimatación (seis goles y cuatro asistencias en su campaña de debut), pero acabó rindiendo a buen nivel (37 tantos y 18 asistencias en los cuatro cursos que pasó en la ciudad de la Toscana). Con 29 y tras perder algo de protagonismo en el Artemio Franchi, Ilicic firmó por la Atalanta. A priori, un club un peldaño por debajo de los ‘viola’, pero que a la postre le ha abierto las puertas del cielo.

Gasperini le abre las puertas del cielo

 Allí está viviendo el mejor momento de su carrera y mejorando año tras año sus prestaciones y su incidencia en el juego. Y en ello ha tenido mucho que ver (una barbaridad) Gian Piero Gasperini. Amante del fútbol de ataque, del riesgo, de acumular jugadores arriba, el preparador italiano ha apostado fuerte por Josip y este le está devolviendo esa confianza con creces. 15 goles y 10 asistencias el primer año, 13+9 el segund y, de momento, 21+9 en cuando apenas estamos en el mes de marzo.

Actualmente es el máximo goleador de Europa en lo que llevamos de 2020 por delantes de 'monstruos' como Haaland o Cristiano. Lleva a estas alturas la friolera de 14 tantos.

Un drama que casi acaba con todo

Entremedias, un drama que a punto estuvo de llevarse la vida del balcánico hace ahora más de año y medio. Tras una revisión rutinaria, contrajo una infección bacteriana de los ganglios linfáticos del cuello.

Las palabras del jugador para describir cómo fue esa época para él bastan para hacernos una idea: “Fue difícil. Pensaba que no lo superaría. Cada día era peor. Ya me conformaba sólo con poder hacer vida normal, aunque no volviera a jugar al fútbol. Tenía miedo de dormirme por si no despertaba. Por suerte, salí adelante, pero tuve que empezar de cero. Tuve que aprender a andar, a correr, todo como si fuera un niño”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil